En la mayoría de los casos, la dificultad para respirar se atribuye a enfermedades del corazón o de los pulmones. El corazón y los pulmones participan en el transporte de oxígeno hacia los tejidos y en la eliminación de dióxido de carbono, y los problemas relacionados con cualquiera de estos dos procedimientos afectan la respiración.

La dificultad para respirar que aparece en forma repentina (denominada «aguda») presenta una cantidad limitada de causas, entre ellas:

  1. Asma (broncoespasmo)
  2. Intoxicación con monóxido de carbono
  3. Taponamiento cardíaco (exceso de líquido alrededor del corazón)
  4. Ataque cardíaco
  5. Insuficiencia cardíaca
  6. Presión arterial baja (hipotensión)
  7. Neumonía (y otras infecciones pulmonares)
  8. Neumotórax (pulmón colapsado)
  9. Embolia pulmonar (coágulo sanguíneo en una arteria de los pulmones)
  10. Pérdida de sangre repentina
  11. Obstrucción de las vías respiratorias superiores (obstrucción en el conducto respiratorio)

Si la dificultad para respirar dura semanas o más (cuando se denomina «crónica»), en general, la afección se debe a lo siguiente:

  1. Asma
  2. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) (enfermedad pulmonar obstructiva crónica)
  3. Pérdida de la condición física
  4. Disfunción cardíaca
  5. Enfermedad pulmonar intersticial
  6. Obesidad

Hay muchas otras afecciones que pueden provocar que resulte difícil obtener aire suficiente. Estos comprenden:

Problemas pulmonares

  1. Difteria (en especial, en los niños pequeños)
  2. Cáncer de pulmón
  3. Pleuresía (inflamación de la membrana que rodea los pulmones)
  4. Edema pulmonar (exceso de líquido en los pulmones)
  5. Fibrosis pulmonar (cicatrices y lesiones en los pulmones)
  6. Hipertensión pulmonar (presión arterial alta en los vasos sanguíneos de los pulmones)
  7. Sarcoidosis (acumulaciones de células inflamatorias en el organismo)
  8. Tuberculosis

Problemas cardíacos

  1. Miocardiopatía (problema con el músculo cardíaco)
  2. Arritmias cardíacas (problemas del ritmo cardíaco)
  3. Insuficiencia cardíaca
  4. Pericarditis (inflamación del tejido que rodea el corazón)

Otros problemas

  1. Anemia
  2. Fracturas de costilla
  3. Ahogamiento: primeros auxilios
  4. Epiglotitis (inflamación de la «tapa» de la tráquea)
  5. Inhalación de objetos extraños: Primeros auxilios
  6. Trastorno de ansiedad generalizada
  7. Síndrome de Guillain-Barré
  8. Miastenia grave (afección que provoca debilidad muscular)

Las causas que aquí se muestran se asocian comúnmente con este síntoma. Trabaja con tu médico u otro profesional de atención médica para obtener un diagnóstico preciso.

Jan. 26, 2018