Llagas en la boca provocadas por el tratamiento oncológico: cómo afrontarlas

Aprende a controlar los efectos secundarios del tratamiento del cáncer, como las llagas en la boca, de esta manera sentirás que tienes más control de la situación a medida que atravieses el tratamiento oncológico.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si estás a punto de comenzar un tratamiento para el cáncer, debes saber que determinados tratamientos pueden provocar aftas. El término que los proveedores de atención médica usan para las aftas es mucositis oral.

Las aftas pueden doler y molestar. Pueden ser desde un problema menor hasta una complicación grave. Podrían provocar que debas suspender el tratamiento para el cáncer. Estas aftas pueden hacer que te resulte difícil beber y podrían hacerte perder peso porque no puedes comer lo suficiente.

¿Qué son las llagas en la boca asociadas con el cáncer?

Las llagas en la boca relacionadas con el cáncer se forman en la parte interna de la boca o en los labios. Las llagas en la boca parecen quemaduras y pueden causar dolor. Las llagas en la boca pueden hacer que comer, hablar, tragar y respirar resulte difícil.

Las llagas en la boca pueden aparecer en cualquiera de los tejidos blandos de los labios o de la boca. Las llagas en la boca pueden aparecer en las encías, el interior de las mejillas, la lengua y el paladar o la base de la boca. Las llagas en la boca también pueden aparecer en el tubo que permite el paso de la comida que tragas al estómago. Este tubo se llama esófago.

¿Qué tratamientos oncológicos causan llagas en la boca?

Por lo general, los tratamientos oncológicos que causan llagas en la boca son los siguientes:

  • Quimioterapia
  • Radioterapia de cabeza y cuello
  • Trasplante de médula ósea, también conocido como trasplante de células madre
  • Terapia dirigida
  • Inmunoterapia

La posibilidad de que el tratamiento oncológico te cause llagas en la boca depende del tratamiento y las dosis que recibas. Consulta con el proveedor de atención médica para saber si el medicamento o el tratamiento específico que recibes puede causar llagas en la boca.

¿Qué puedo hacer para evitar las llagas en la boca?

Si bien no hay una forma segura de prevenir las llagas en la boca, puedes disminuir el riesgo de tenerlas. Habla con el proveedor de atención médica sobre el riesgo de tener llagas en la boca y lo que puedes hacer.

El proveedor de atención médica puede recomendarte lo siguiente:

  • Hazte un control odontológico. Acude al dentista antes de iniciar el tratamiento oncológico. Asegúrate de tratar cualquier problema que tengas en la boca. Estos pueden incluir una enfermedad de las encías, caries o dientes que haya que sacar. Cualquier dolor o infección en la boca va a empeorar después de empezar el tratamiento. Continúa con las revisiones periódicas durante el tratamiento, en particular si tienes llagas en la boca.
  • Infórmale al proveedor de atención médica si tienes antecedentes de llagas en la boca. Si ya has tenido llagas en la boca antes, díselo al proveedor de atención médica. Por ejemplo, dile al proveedor de atención médica si has tenido llagas en la boca debidas al virus del herpes simple. Es posible que el proveedor de atención médica te recomiende medicamentos para prevenir la aparición de las llagas en la boca durante el tratamiento oncológico.
  • Cuídate los dientes. Cepíllate los dientes y enjuágate la boca varias veces al día. Lee las etiquetas de los enjuagues bucales y no uses los que sean a base de alcohol.

    Pásate el hilo dental todos los días, sobre todo después de comer. Prepara una rutina para cuidar tu boca ahora. Te será más fácil seguirla durante el tratamiento.

  • Deja de fumar. Si fumas, deja de hacerlo. Si fumas durante el tratamiento, la cicatrización es más difícil para tu boca.
  • Sigue una dieta con muchas frutas y verduras. Elige una dieta con muchas frutas y verduras. Necesitarás las vitaminas y los nutrientes que aportan para que tu organismo pueda combatir las infecciones durante el tratamiento.

El proveedor de atención médica puede recomendarte otras maneras de reducir el riesgo de llagas en la boca, por ejemplo:

  • Usa hielo o agua para mantener la boca fría. Durante algunos tipos de tratamiento de quimioterapia, a veces resulta útil hacer enjuagues bucales con hielo picado o agua fría. El frío limita la cantidad de medicamento del tratamiento que llega a la boca. Esto reduce el riesgo de llagas en la boca.
  • Medicamentos. Los medicamentos para reducir el riesgo de llagas en la boca pueden ser una opción para personas con determinados tratamientos oncológicos. Estos medicamentos pueden ayudar a las personas que han recibido un trasplante de médula ósea o que reciben determinados tratamientos de terapia dirigida.

¿Cómo se tratan las llagas en la boca?

Aunque intentes prevenir las llagas en la boca, es posible que aparezcan. El tratamiento para las llagas en la boca puede ayudar a controlar el dolor mientras esperas que las células de la boca se curen.

Informa al proveedor de atención médica si sientes sensibilidad en la boca o si notas que han aparecido llagas en la boca. El proveedor de atención médica puede recomendarte tratamientos, por ejemplo:

  • Agentes de recubrimiento. Estos medicamentos recubren el interior de la boca. Forman una película que protege las llagas en la boca y minimiza el dolor que sentirías al comer o beber. Es posible que el proveedor de atención médica te indique que te enjuagues con el medicamento y luego lo escupas.
  • Analgésicos tópicos. Estos medicamentos en forma de gel se pueden colocar directamente sobre las llagas en la boca. Puedes sentir entumecimiento en la boca cuando uses analgésicos. Ten cuidado al comer o cepillarte los dientes porque no te darás cuenta si te estás lastimando la boca aún más.

Hay otras medidas simples que puedes tomar para aliviar el dolor que producen las llagas en la boca. Podrías hacer lo siguiente:

  • Evita los alimentos que te causan dolor. Evita alimentos ácidos y picantes. Estos podrían empeorar la sensación en la boca. No comas alimentos cortantes y crujientes. Estos incluyen las papas fritas, las galletas saladas y los prétzels. En cambio, elige alimentos blandos y córtalos en trozos pequeños.

    El alcohol también puede causar dolor en una boca que ya está dolorida. Evita las bebidas alcohólicas y los enjuagues bucales a base de alcohol. Lee atentamente las etiquetas.

    Consume alimentos a temperatura ambiente o levemente tibios. La comida caliente o fría puede causar dolor.

  • Consume porciones pequeñas con más frecuencia. Corta los alimentos en trozos pequeños y come lentamente.
  • Usa un sorbete. Usa un sorbete para mantener el líquido lejos de las partes de la boca con llagas.
  • Sigue lavando la boca. Es posible que te duela mucho para usar un cepillo de dientes. Consulta con el equipo de atención médica o el dentista sobre hisopos especiales de espuma. Puede que sean más suaves para las encías.

    Enjuágate la boca varias veces al día. Evita los enjuagues bucales que contengan alcohol.

    Mezcla agua con un poco de sal para enjuagarte. También puedes probar con una mezcla de bicarbonato de soda y agua tibia.

¿Qué ocurre si las llagas en la boca se vuelven graves?

Si las aftas empeoran, pueden volverse graves y causar otros problemas. A veces, estos problemas se complican tanto que debes suspender tu tratamiento para el cáncer durante un tiempo.

Entre las complicaciones, se incluyen las siguientes:

  • Infección. Las aftas son una manera fácil de que los gérmenes ingresen al cuerpo. El tratamiento para el cáncer puede debilitar el sistema inmunitario y se pueden producir infecciones graves. Sigue higienizándote los dientes y la boca durante y después del tratamiento para disminuir el riesgo de infección.
  • Sangrado. La quimioterapia reduce la capacidad del cuerpo de detener el sangrado en caso de que se produzca. El sangrado leve de la boca podría causar un pequeño manchado cuando te cepillas los dientes. A veces, el sangrado es intenso y detenerlo puede resultar difícil.

    Cuando te sangren las aftas, sigue higienizándote la boca lo mejor que puedas. Eso puede significar simplemente enjuagarte con agua.

  • Dificultad para comer y tragar. Las aftas dolorosas pueden hacer que comer y beber resulte difícil. Si estás perdiendo peso rápidamente, es posible que el proveedor de atención médica te recomiende una sonda de alimentación para que puedas recibir los nutrientes que necesitas.

Reciba nuestro boletín informativo gratuito en español

El boletín informativo de Mayo Clinic en español es gratuito y se envía semanalmente por correo electrónico con consejos de salud, recetas deliciosas, descubrimientos médicos y más. Vea un ejemplo del correo electrónico e inscríbase a continuación.

Con el fin de proporcionarle la información más relevante y útil, y de entender qué información es beneficiosa, posiblemente combinemos tanto su correo electrónico como la información sobre el uso del sitio web con otro tipo de datos que tenemos acerca de usted. Si usted es un paciente de Mayo Clinic, esto puede incluir información confidencial de salud. Si se combinan esos datos con su información médica confidencial, toda esta información se tratará como información médica confidencial y solo se usará o revelará según lo descrito en nuestro aviso sobre políticas de privacidad. En cualquier momento, puede optar por no recibir las comunicaciones de correo electrónico si presiona en el mensaje el enlace para anular la suscripción.

Aug. 30, 2022 See more In-depth

Ver también

  1. Terapia coadyuvante contra el cáncer
  2. Tratamientos alternativos para el cáncer: 11 opciones que pueden considerarse
  3. Células atípicas: ¿son cáncer?
  4. Terapia biológica para el tratamiento del cáncer
  5. Procedimientos de biopsia
  6. Conceptos básicos de la sangre
  7. Trasplante de médula ósea
  8. Gammagrafía ósea
  9. Cáncer
  10. Cancer
  11. Análisis de sangre oncológicos
  12. Mitos sobre las causas del cáncer
  13. Infographic: Cancer Clinical Trials Offer Many Benefits
  14. Diagnóstico de cáncer: 11 consejos para afrontarlo
  15. Fatiga relacionada con el cáncer
  16. Dolor a causa del cáncer: el alivio es posible
  17. Estrategias para la prevención del cáncer
  18. Riesgo de cáncer: qué significan los números
  19. Cirugía contra el cáncer
  20. Tasa de supervivencia del cáncer
  21. Supervivientes de cáncer: Cuida tu cuerpo después del tratamiento
  22. Sobrevivientes del cáncer: efectos tardíos del tratamiento oncológico
  23. Sobrevivientes del cáncer: Control de las emociones después del tratamiento oncológico
  24. Programa para sobrevivientes de cáncer
  25. Tratamiento oncológico
  26. Mitos sobre los tratamientos oncológicos
  27. Fatiga relacionada con el cáncer
  28. Dolor relacionado con el cáncer.
  29. Debilidad relacionada con el cáncer
  30. Objetivos de la quimioterapia
  31. Quimioembolización
  32. Quimioterapia
  33. Quimioterapia y caída del cabello: qué esperar durante el tratamiento
  34. La quimioterapia y el sexo: ¿está bien tener relaciones sexuales durante el tratamiento?
  35. Náuseas y vómitos durante la quimioterapia: la prevención es la mejor defensa
  36. Efectos secundarios de la quimioterapia: ¿puede causar una enfermedad cardíaca?
  37. Hemograma completo
  38. Tos
  39. Exploración por tomografía computarizada
  40. Curcumina: ¿puede disminuir el desarrollo del cáncer?
  41. Diarrea relacionada con el cáncer
  42. Comer durante el tratamiento oncológico: consejos para hacer que las comidas tengan mejor sabor
  43. Cansancio
  44. Preservación de la fecundidad
  45. Cáncer de corazón: ¿existe?
  46. Vitamina C en dosis altas: ¿mata las células cancerosas?
  47. Miel: ¿es eficaz para la tos?
  48. Infographic: CAR-T Cell Therapy
  49. Radioterapia de intensidad modulada
  50. Quimioterapia intratecal
  51. Dolor articular
  52. Recuento bajo de células sanguíneas
  53. Enjuague bucal mágico
  54. Marihuana medicinal
  55. Ablación por microondas para tratar el cáncer
  56. Ejercicios de conciencia plena
  57. Cirugía oncológica mínimamente invasiva
  58. Medicamentos de anticuerpo monoclonal
  59. Mort Crim y el cáncer
  60. Resonancia magnética
  61. Dolor muscular
  62. Biopsia con aguja
  63. Sudoraciones nocturnas
  64. ¿Falta de apetito? Cómo obtener nutrición durante el tratamiento oncológico
  65. Cuidados paliativos
  66. PALS (Pets Are Loving Support, "las mascotas son un apoyo cariñoso")
  67. Exenteración pélvica
  68. Tomografía por emisión de positrones y resonancia magnética
  69. Precision medicine for cancer
  70. Radioterapia
  71. Una mirada al interior del corazón con la resonancia magnética
  72. La imagen de uno mismo durante el cáncer
  73. Mapeo de los ganglios linfáticos centinela
  74. Trasplante de médula ósea de hermanas
  75. Consejos para dormir
  76. Cáncer de células pequeñas, cáncer de células grandes: qué significa esto
  77. Células madre 101
  78. Células madre: qué son y qué hacen
  79. Biopsia quirúrgica
  80. Tumor en comparación con quiste: ¿Cuál es la diferencia?
  81. Inyección de TVEC (Talimogene laherparepvec)
  82. Ecografía
  83. Pérdida de peso sin causa aparente
  84. Trasplante de células madre
  85. cómo se disemina el cáncer
  86. Resonancia magnética
  87. Colocación de catéter central de inserción periférica (PICC)
  88. Cuando el cáncer regresa: cómo afrontar la recurrencia del cáncer
  89. Escisión local amplia de piel
  90. Radiografía