Descripción general

La anemia es un problema que se produce cuando no tienes suficientes glóbulos rojos sanos o hemoglobina para transportar oxígeno a los tejidos del cuerpo. La hemoglobina es una proteína que se encuentra en los glóbulos rojos y transporta el oxígeno desde los pulmones a los demás órganos del cuerpo. Tener anemia puede provocar cansancio, debilidad y falta de aire.

Hay muchas formas de anemia. Cada una tiene su propia causa. La anemia puede ser de corta o larga duración. Puede variar de leve a grave. La anemia puede ser una señal de advertencia de una enfermedad grave.

Los tratamientos para la anemia implican tomar suplementos o someterse a procedimientos médicos. Llevar una alimentación sana puede evitar algunos tipos de anemia.

Tipos

Síntomas

Los síntomas de la anemia dependen de la causa y de su gravedad. La anemia puede ser tan leve que no muestre síntomas al principio. No obstante, los síntomas acaban apareciendo y empeoran a medida que lo hace la anemia.

Si la causa de la anemia es otra enfermedad, esta puede enmascarar los síntomas de la anemia. Un examen de otra afección puede encontrar la anemia. Determinados tipos de anemia tienen síntomas que apuntan a la causa.

Los posibles síntomas de la anemia son:

  • Cansancio.
  • Debilidad.
  • Falta de aire.
  • Piel pálida o amarillenta, que será más obvia en una piel blanca que en una piel negra u oscura.
  • Latidos irregulares.
  • Mareos o aturdimiento.
  • Dolor en el pecho.
  • Manos y pies fríos.
  • Dolores de cabeza.

Cuándo debes consultar con un médico

Consulta al proveedor de atención médica si estás cansado o te falta el aire y no sabes por qué.

Un nivel bajo de la proteína de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno, llamada hemoglobina, es el principal signo de anemia. Algunas personas se enteran de que tienen un nivel bajo de hemoglobina al donar sangre. Si te dicen que no puedes donar sangre porque tienes un nivel de hemoglobina bajo, pide una cita con el médico.

Causas

La anemia se produce cuando la sangre no tiene suficientes glóbulos rojos o hemoglobina.

Esto puede suceder si:

  • El cuerpo no produce suficientes glóbulos rojos o hemoglobina.
  • Los sangrados provocan una pérdida de glóbulos rojos y hemoglobina más rápida de lo que pueden reemplazarse.
  • El cuerpo destruye los glóbulos rojos y la hemoglobina que contiene.

Qué hacen los glóbulos rojos

El cuerpo fabrica tres tipos de células sanguíneas. Los glóbulos blancos combaten las infecciones, las plaquetas ayudan a que la sangre se coagule y los glóbulos rojos transportan el oxígeno por el cuerpo.

Los glóbulos rojos contienen una proteína rica en hierro que le da a la sangre el color rojo y que se llama hemoglobina. La hemoglobina permite que los glóbulos rojos transporten oxígeno desde los pulmones a todo el cuerpo. También permite que los glóbulos rojos transporten dióxido de carbono desde otras partes del cuerpo a los pulmones para espirarlo.

La materia esponjosa que tienen dentro muchos de los huesos grandes, denominada médula ósea, produce glóbulos rojos y hemoglobina. Para fabricarlos, el cuerpo necesita hierro, vitamina B 12, folato y otros nutrientes de los alimentos.

Causas de la anemia

Los diferentes tipos de anemia tienen causas diversas. Entre estos, se incluyen los siguientes:

  • Anemia por deficiencia de hierro. La escasez de hierro en el organismo provoca este tipo de anemia, que es la más frecuente. La médula ósea necesita hierro para producir hemoglobina. Sin el hierro suficiente, el cuerpo no puede producir suficiente hemoglobina para los glóbulos rojos.

    Las mujeres embarazadas pueden sufrir este tipo de anemia si no toman suplementos de hierro. La pérdida de sangre también puede provocarla. La pérdida de sangre puede deberse a un sangrado menstrual abundante, una úlcera, cáncer o el uso regular de algunos analgésicos, especialmente la aspirina.

  • Anemia por deficiencia de vitaminas. Además del hierro, el cuerpo necesita folato y vitamina B 12 para producir suficientes glóbulos rojos sanos. Una alimentación que no aporte la cantidad suficiente de estos y otros nutrientes esenciales puede provocar que el organismo no produzca suficientes glóbulos rojos.

    Además, algunas personas no absorben la vitamina B 12. Esto puede derivar en una anemia por deficiencia de vitaminas, también denominada anemia perniciosa.

  • Anemia por inflamación. Las enfermedades que causan una inflamación continuada pueden impedir que el organismo produzca suficientes glóbulos rojos. Algunos ejemplos son el cáncer, el SIDA o virus de la inmunodeficiencia humana, la artritis reumatoide, las enfermedades renales y la enfermedad de Crohn.
  • Anemia aplásica. Esta anemia poco frecuente y potencialmente mortal ocurre cuando el cuerpo no produce suficientes células sanguíneas nuevas. Las causas de la anemia aplásica incluyen infecciones, ciertos medicamentos, enfermedades autoinmunes y el contacto con sustancias químicas tóxicas.
  • Anemias relacionadas con la enfermedad de la médula ósea. Enfermedades como la leucemia y la mielofibrosis pueden afectar al proceso de producción de sangre de la médula ósea. Los efectos de este tipo de enfermedades van de leves a potencialmente mortales.
  • Anemias hemolíticas. Este grupo de anemias se debe a que los glóbulos rojos se destruyen más rápido de lo que la médula ósea puede reemplazarlos. Ciertas enfermedades de la sangre hacen que los glóbulos rojos se destruyan más rápidamente. Algunos tipos de anemia hemolítica pueden ser hereditarias, es decir, que se transmiten de padres a hijos.
  • Anemia de células falciformes. Esta afección hereditaria y algunas veces grave es un tipo de anemia hemolítica. Un nivel de hemoglobina inusual fuerza a los glóbulos rojos a adoptar una peculiar forma de media luna que se conoce como falciforme. Estas células sanguíneas irregulares mueren muy pronto. Esto provoca una escasez continuada de glóbulos rojos.

Factores de riesgo

Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de anemia:

  • Una dieta pobre en vitaminas y minerales. No consumir suficiente hierro, vitamina B 12 y folato aumenta el riesgo de anemia.
  • Problemas con el intestino delgado. Tener una enfermedad que afecte al modo en que el intestino delgado absorbe los nutrientes aumenta el riesgo de anemia. Algunos ejemplos son la enfermedad de Crohn y la enfermedad celíaca.
  • Períodos menstruales. En general, tener menstruaciones abundantes puede aumentar el riesgo de anemia. La menstruación causa la pérdida de glóbulos rojos.
  • Embarazo. Las embarazadas que no toman un multivitamínico con ácido fólico y hierro tienen un mayor riesgo de anemia.
  • Enfermedades persistentes, llamadas crónicas. Tener cáncer, insuficiencia renal, diabetes u otra enfermedad crónica aumenta el riesgo de anemia por enfermedad crónica. Estas afecciones pueden derivar en una escasez de glóbulos rojos.

    La pérdida lenta y crónica de sangre por una úlcera u otra fuente dentro del cuerpo puede agotar la reserva de hierro del cuerpo y provocar anemia por deficiencia de hierro.

  • Antecedentes familiares. Tener un familiar con un tipo de anemia que se transmite de padres a hijos, denominada hereditaria, puede aumentar el riesgo de sufrir anemias hereditarias, como la anemia de células falciformes.
  • Otros factores. Los antecedentes de ciertas infecciones, enfermedades de la sangre y trastornos autoinmunes aumentan el riesgo de padecer anemia. Beber mucho alcohol, estar en contacto con sustancias químicas tóxicas y tomar ciertos medicamentos pueden afectar a la producción de glóbulos rojos y derivar en anemia.
  • Edad. Las personas de más de 65 años tienen un mayor riesgo de anemia.

Complicaciones

Si no se la trata, la anemia puede causar muchos problemas de salud, tales como:

  • Cansancio extremo. Anemia grave que puede imposibilitar la realización de las tareas cotidianas.
  • Complicaciones en el embarazo. Las personas embarazadas que tienen anemia por deficiencia de folato pueden tener más probabilidades de sufrir complicaciones, como un parto prematuro.
  • Problemas cardíacos. La anemia puede derivar en latidos del corazón irregulares o acelerados, lo que se denomina arritmia. En caso de anemia, el corazón debe bombear más para compensar la escasez de oxígeno en la sangre. Esto puede derivar en un corazón dilatado o insuficiencia cardíaca.
  • Muerte. Algunas anemias hereditarias, como la anemia de células falciformes, pueden derivar en varias complicaciones que ponen en riesgo la vida. Perder mucha sangre rápidamente provoca una anemia grave y puede ser mortal.

Prevención

Muchos tipos de anemia no se pueden prevenir. No obstante, llevar una alimentación sana puede prevenir las anemias por deficiencia de hierro y por deficiencia de vitaminas. Una alimentación sana incluye lo siguiente:

  • Hierro. Los alimentos ricos en hierro incluyen ternera y otras carnes, frijoles, lentejas, cereales enriquecidos con hierro, verduras de hoja verde oscuro y frutas deshidratadas.
  • Folato. Este nutriente y su forma natural de ácido fólico se pueden encontrar en frutas y jugos de frutas, verduras de hojas verdes oscuras, guisantes o arvejas verdes, frijoles rojos, cacahuetes y productos de grano enriquecidos tales como pan, cereales, pasta y arroz.
  • Vitamina B 12. Los alimentos ricos en vitamina B 12 incluyen la carne, los productos lácteos y los productos enriquecidos a base de cereales y soja.
  • Vitamina C. Los alimentos ricos en vitamina C incluyen frutas y jugos cítricos, pimientos, brócoli, tomates, melones y fresas. Estos también ayudan al cuerpo a asimilar el hierro.

Si te preocupa obtener suficientes vitaminas y minerales de los alimentos, pregúntale al proveedor de atención médica si te recomienda tomar un multivitamínico.

Reciba nuestro boletín informativo gratuito en español

El boletín informativo de Mayo Clinic en español es gratuito y se envía semanalmente por correo electrónico con consejos de salud, recetas deliciosas, descubrimientos médicos y más. Vea un ejemplo del correo electrónico e inscríbase a continuación.

Con el fin de proporcionarle la información más relevante y útil, y de entender qué información es beneficiosa, posiblemente combinemos tanto su correo electrónico como la información sobre el uso del sitio web con otro tipo de datos que tenemos acerca de usted. Si usted es un paciente de Mayo Clinic, esto puede incluir información confidencial de salud. Si se combinan esos datos con su información médica confidencial, toda esta información se tratará como información médica confidencial y solo se usará o revelará según lo descrito en nuestro aviso sobre políticas de privacidad. En cualquier momento, puede optar por no recibir las comunicaciones de correo electrónico si presiona en el mensaje el enlace para anular la suscripción.

Anemia - atención en Mayo Clinic

Aug. 02, 2023

Living with anemia?

Connect with others like you for support and answers to your questions in the Blood Cancers & Disorders support group on Mayo Clinic Connect, a patient community.

Blood Cancers & Disorders Discussions

rockitman
Low Platelets: Diagnosis to be confirmed

85 Replies Sun, May 19, 2024

angelasmom
Livedoid vasculopathy

248 Replies Fri, May 17, 2024

suzie71
I've had CML for 20 years and want to encourage others

27 Replies Fri, May 17, 2024

See more discussions
  1. Your guide to anemia. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/resources/your-guide-anemia. Accessed March 3, 2023.
  2. Anemia. Hematology.org. https://www.hematology.org/education/patients/anemia. Accessed March 3, 2023.
  3. Means RT, et al. Diagnostic approach to anemia in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. March 3, 2023.
  4. Gado K, et al. Anemia of geriatric patients. Physiology International. 2022; doi:10.1556/2060.2022.00218.
  5. Hematocrit blood test. Testing.com. https://www.testing.com/tests/hematocrit/. Accessed March 3, 2023.
  6. Hemoglobin blood test. Testing.com. https://www.testing.com/tests/hemoglobin/. Accessed March 3, 2023.
  7. Anemia and pregnancy. Hematology.org. https://www.hematology.org/education/patients/anemia/pregnancy. Accessed March 6, 2023.
  8. Morrow ES Jr. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. July 22, 2023.

Relacionado

Procedimientos asociados