Depresión resistente al tratamiento

Hay veces en que la depresión no mejora, incluso con tratamiento. Infórmate sobre lo que puedes hacer al respecto.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Si te trataron por depresión, pero los síntomas no mejoraron, puedes tener una depresión resistente al tratamiento. Tomar antidepresivos o asistir a terapia psicológica (psicoterapia) alivia los síntomas de la depresión para la mayoría de personas, pero con la depresión resistente al tratamiento, los tratamientos estándares no son suficientes. Puede que no ayuden mucho o nada o puede que los síntomas mejoren, pero se repitan.

Si tu doctor de asistencia primaria te recetó antidepresivos y los síntomas de la depresión continúan a pesar del tratamiento, pregúntale si puede recomendarte a un especialista en diagnóstico y tratamiento de enfermedades de salud mental (psiquiatra).

El psiquiatra revisará tu historial médico y quizás:

  • Te preguntará por situaciones de la vida que pueden estar contribuyendo a tu depresión
  • Considere tu respuesta al tratamiento,, incluyendo la medicación, la psicoterapia u otros tratamientos que ya probaste
  • Revise todos los medicamentos que estés tomando,incluso aquellos sin receta y los suplementos herbales
  • Se asegure de que estás tomando la medicación tal como se prescribió y que sigues otros pasos del tratamiento
  • Considere un diagnóstico de otra enfermedad mental, , tal como un trastorno bipolar, que puede causar o empeorar la depresión y requiere de un tratamiento diferente. La distimia es otra forma leve, pero crónica de depresión o un trastorno de personalidad que contribuya a que la depresión no mejore
  • Considere enfermedades físicasque a veces pueden causar o empeorar la depresión, como los trastornos de tiroides, el dolor crónico o los problemas de corazón

Los síntomas de la depresión resistente al tratamiento pueden variar de leves a severos y requerir de una serie de enfoques para identificar qué ayuda.

Estrategias de medicación

Si ya probaste con antidepresivos y no te funcionó, no pierdas la esperanza. Simplemente puede ser que tu doctor y tú no han encontrado la dosis adecuada, la medicación o la combinación de medicamentos que te funcione. Te damos algunas opciones en cuanto a medicamentos que tu doctor puede discutir contigo:

  • Dar más tiempo a tus medicamentos actuales. Los antidepresivos y otros medicamentos para la depresión normalmente necesitan de cuatro a ocho semanas para ser completamente efectivos y para que los efectos secundarios se reduzcan. A algunas personas les lleva más tiempo.
  • Aumentar la dosis. Puesto que la gente responde de manera distinta a la medicación, podrías beneficiarte de una dosis más elevada del medicamento en cuestión respecto a lo que normalmente se prescribe. Pregúntale a tu doctor si ésta es una opción en tu caso — no cambies la dosis sin su aprobación.
  • Cambiar de antidepresivos. A mucha gente no le funciona el primer antidepresivo. Puede que necesites probar varios antes de encontrar el que mejor te funcione.
  • Añadir otro tipo de antidepresivo. El médico puede prescribirte dos clases distintas de antidepresivos a la vez. De esta forma afectarán a un rango más amplio de químicos cerebrales vinculados con el humor. Estos químicos son neurotransmisores que incluyen la dopamina, la serotonina y la norepinefrina.
  • Añadir un medicamento generalmente utilizado para otra enfermedad. El doctor puede prescribir una medicación que generalmente se usa para otro trastorno mental o físico, junto con un antidepresivo. Este enfoque, conocido como aumentación, puede incluir antipsicóticos, estabilizadores del ánimo (litio o medicamentos anticonvulsivos), medicamentos para la ansiedad, para la hormona tiroides, betabloqueadores, estimulantes u otros.
  • Considerar la prueba del genotipo del citocromo P450 (CYP450). Esta prueba identifica genes específicos que indican lo bien que el cuerpo puede procesar (metabolizar) la medicación. Puesto que hay rasgos heredados (genéticos) que causan las variaciones en ciertas enzimas P450, la medicación puede afectar a de manera distinta a cada persona. No obstante, las pruebas de CYP450 no son una forma segura de determinar qué antidepresivo funcionará. Puede que el hospital local no proporcione pruebas genéticas, pero pueden estar disponibles a través de laboratorios nacionales. Pero estas pruebas no siempre están cubiertas pro el seguro médico.

La terapia psicológica (psicoterapia) con un psiquiatra, psicólogo u otro profesional de la salud mental puede ser muy efectiva. Para mucha gente, la psicoterapia combinada con la medicación funciona mejor. Puede ayudar a identificar las preocupaciones ocultas que pueden estar sumándose a la depresión. Por ejemplo, la psicoterapia puede ayudarte a:

  • Encontrar mejores formas de lidiar con los retos de la vida
  • Lidiar con traumas emocionales del pasado
  • Gestionar las relaciones de una manera más sana
  • Aprender cómo reducir los efectos del estrés en tu vida
  • Enfrentar problemas de mal uso de substancias

Si la terapia no te parece útil, habla con el psicoterapeuta sobre probar con un enfoque distinto. O considera tratarte con otra persona. Al igual que con la medicación, puede que te cueste varios intentos encontrar un tratamiento que te funcione. La psicoterapia para la depresión puede incluir:

  • Terapia cognitivo-conductual. Este tipo común de terapia alinea pensamientos, sentimientos y comportamientos que afectan tu estado de ánimo. Te ayuda a identificar y cambiar los patrones de pensamientos negativos o distorsionados y te enseña habilidades para responder a los retos de la vida de una manera positiva.
  • Terapia de aceptación y compromiso. Una forma de terapia cognitivo-conductual, la terapia de aceptación y compromiso te ayuda a dedicarte a comportamientos positivos, aunque tengas pensamientos y emociones negativos. Está diseñada para enfermedades resistentes al tratamiento.
  • Psicoterapia interpersonal.La psicoterapia interpersonal se centra en resolver problemas en las relaciones que pueden contribuir a la depresión
  • Terapia familiar o de pareja. Este tipo de terapia involucra a los miembros de la familia o a tu pareja. Resolver el estrés en las relaciones puede ayudar con la depresión.
  • Psicoterapia de grupo. Este tipo de terapia involucra a un grupo de gente que lidia con la depresión y trabaja en conjunto con un psicoterapeuta.
  • Tratamiento psicodinámico. El objetivo del enfoque de esta terapia es ayudarte a resolver los problemas ocultos vinculados con la depresión al explorar en profundidad tus sentimientos y creencias.
  • Terapia dialéctica conductual. Este tipo de terapia te ayuda a construir estrategias de aceptación y habilidades para resolver problemas. Es útil para pensamientos suicidas crónicos o comportamientos de autolesión, que en ocasiones acompañan a la depresión resistente al tratamiento.
July 24, 2014 See more In-depth