Descripción general

La celiaquía (enteropatía sensible al gluten), a veces llamada enfermedad celíaca o esprúe celíaco, es una reacción inmunitaria al gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, en la cebada y en el centeno.

Si tienes celiaquía, comer gluten desencadena una respuesta inmunitaria en el intestino delgado. Con el tiempo, esta reacción daña el revestimiento del intestino delgado e impide la absorción de algunos nutrientes (absorción insuficiente). El daño intestinal con frecuencia provoca diarrea, fatiga, pérdida de peso, hinchazón y anemia, y puede producir complicaciones graves.

En niños, la absorción insuficiente puede afectar el crecimiento y el desarrollo, además de los síntomas observados en adultos.

No existe ninguna cura para la celiaquía. Para la mayoría de las personas, seguir una dieta libre de gluten puede ayudar a controlar los síntomas y estimular la cicatrización intestinal.

Síntomas

Los signos y síntomas de la celiaquía pueden variar mucho, y son distintos en adultos y en niños. Los signos más frecuentes en los adultos son: diarrea, fatiga y pérdida de peso. Los adultos también pueden tener hinchazón y gases, dolor abdominal, náuseas, estreñimiento y vómitos.

Sin embargo, más de la mitad de los adultos con celiaquía presentan signos y síntomas que no están relacionados con el aparato digestivo, como los siguientes:

  • Anemia, generalmente por carencia de hierro
  • Pérdida de densidad ósea (osteoporosis) o reblandecimiento de los huesos (osteomalacia)
  • Erupción cutánea con picazón y ampollas (dermatitis herpetiforme)
  • Deterioro del esmalte dental
  • Úlceras bucales
  • Dolores de cabeza y fatiga
  • Lesiones en el sistema nervioso, con hormigueo y entumecimiento en los pies y las manos, posible pérdida de equilibrio y deterioro cognitivo
  • Dolor articular
  • Deterioro de la función del bazo (hipoesplenismo)
  • Reflujo ácido y ardor de estómago

Niños

En niños menores de dos años, los signos y síntomas típicos de la celiaquía son los siguientes:

  • Vómitos
  • Diarrea crónica
  • Distensión abdominal
  • Retraso del desarrollo
  • Falta de apetito
  • Atrofia muscular progresiva

A partir de los dos años de edad, los niños pueden presentar:

  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Pérdida de peso
  • Irritabilidad
  • Baja estatura
  • Pubertad tardía
  • Síntomas neurológicos, como el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), dificultades de aprendizaje, dolor de cabeza, falta de coordinación muscular y convulsiones

Dermatitis herpetiforme

La dermatitis herpetiforme es una enfermedad de la piel que produce picazón y ampollas, y que se origina en la intolerancia intestinal al gluten. La erupción cutánea suele aparecer en los codos, las rodillas, el torso, el cuero cabelludo y las nalgas.

Por lo general, la dermatitis herpetiforme está vinculada con cambios idénticos a los de la celiaquía en las paredes del intestino delgado, pero esta dermatitis no siempre produce síntomas digestivos evidentes.

Para tratar la dermatitis herpetiforme y controlar la erupción cutánea, los médicos indican una alimentación sin gluten, medicamentos o ambos.

Cuándo consultar con el médico

Consulta con el médico si tienes diarrea o molestias digestivas durante más de dos semanas. Consulta con el pediatra si tu hijo si está pálido o irritable, tiene un retraso del desarrollo o un abdomen prominente, y las heces son fétidas y voluminosas.

No olvides consultar al médico antes de probar con una dieta sin gluten. Si dejas de consumir gluten o incluso reduces la cantidad de gluten que consumes antes de realizarte la prueba de la celiaquía, puedes alterar los resultados de la prueba.

La celiaquía suele ser hereditaria. Si algún miembro de tu familia tiene esta afección, pregúntale a tu médico si deberías realizarte la prueba. También deberías preguntarle a tu médico sobre la posibilidad de realizar la prueba si tú o alguien de tu familia tienen algún factor de riesgo de celiaquía, como la diabetes de tipo 1.

Causas

La celiaquía es el resultado de una interacción entre genes, la ingestión de alimentos con gluten y otros factores ambientales, pero se desconoce la causa exacta. Las prácticas de alimentación de lactantes, las infecciones gastrointestinales y las bacterias presentes en los intestinos podrían contribuir a la aparición de la celiaquía.

A veces la celiaquía se manifiesta, o se vuelve activa por primera vez, después de una cirugía, un embarazo, un parto, una infección viral o estrés emocional intenso.

Cuando el sistema inmunitario del cuerpo reacciona de manera excesiva al gluten en los alimentos, esa reacción daña las proyecciones diminutas similares a cabellos (vellosidades) que revisten el intestino delgado. Las vellosidades absorben vitaminas, minerales y otros nutrientes de los alimentos que comes. Si tienes las vellosidades dañadas, no puedes obtener una cantidad suficiente de nutrientes, sin importar cuánto comas.

Algunas variaciones genéticas parecen aumentar el riesgo de padecer la enfermedad. Pero ser portador de esas variantes genéticas no significa que tendrás celiaquía, lo que sugiere que otros factores deben estar presentes.

Se calcula que la tasa de celiaquía en los países occidentales es de aproximadamente un 1 % de la población. La celiaquía es más frecuente en personas de raza caucásica. Sin embargo, en la actualidad, se diagnostica entre muchos grupos étnicos y se encuentran casos en todo el mundo.

Factores de riesgo

Cualquiera puede tener celiaquía. Sin embargo, suele ser más frecuente en las personas que tienen:

  • Un familiar con celiaquía o dermatitis herpetiforme
  • Diabetes tipo 1
  • Síndrome de Down o síndrome de Turner
  • Enfermedad tiroidea autoinmunitaria
  • Colitis microscópica (colitis linfocítica o colagenosa)
  • Enfermedad de Addison
  • Artritis reumatoide

Complicaciones

La celiaquía no tratada puede causar lo siguiente:

  • Desnutrición. El daño en el intestino delgado significa que no puede absorber nutrientes suficientes. La desnutrición puede provocar anemia y pérdida de peso. En los niños, la desnutrición puede causar un crecimiento lento y estatura baja.
  • Pérdida de calcio y densidad ósea. La malabsorción del calcio y de la vitamina D puede producir el ablandamiento de un hueso (osteomalacia o raquitismo) en los niños y la pérdida de densidad ósea (osteoporosis) en los adultos.
  • Infertilidad y aborto. La malabsorción del calcio y de la vitamina D puede contribuir a tener problemas reproductivos.
  • Intolerancia a la lactosa El daño en el intestino delgado puede provocar que sientas dolor abdominal y diarrea después de comer productos lácteos que contengan lactosa, incluso si no contienen gluten. Una vez que el intestino se haya curado, es posible que puedas volver a tolerar los productos lácteos. Sin embargo, algunas personas continúan experimentando intolerancia a la lactosa a pesar del manejo correcto de la celiaquía.
  • Cáncer. Las personas con celiaquía que no siguen una dieta libre de gluten tienen un mayor riesgo de desarrollar varias formas de cáncer, como el linfoma intestinal y el cáncer de intestino delgado.
  • Problemas neurológicos. Algunas personas con celiaquía pueden desarrollar problemas neurológicos, como convulsiones o neuropatía periférica (enfermedad de los nervios que llega a las manos y los pies).

En los niños, la celiaquía también puede producir un mal desarrollo, pubertad tardía, pérdida de peso, irritabilidad y defectos en el esmalte dental, anemia, artritis y epilepsia.

Celiaquía que no responde al tratamiento

Es posible que un porcentaje equivalente al 30 % de las personas con celiaquía no tenga, o no pueda mantener, una buena respuesta a la dieta libre de gluten. Esta afección, conocida como celiaquía que no responde al tratamiento, se debe a menudo a la contaminación de la dieta con gluten. Por lo tanto, es importante consultar a un dietista.

Las personas con celiaquía que no responde al tratamiento pueden tener otras afecciones, como bacterias en el intestino delgado (sobrecrecimiento bacteriano), colitis microscópica, mal funcionamiento del páncreas, síndrome de colon irritable o intolerancia a los disacáridos (lactosa y fructosa). O bien, pueden tener celiaquía refractaria.

Celiaquía refractaria

En casos raros, la lesión intestinal de la celiaquía persiste y provoca malabsorción de sustancias, aunque hayas seguido una estricta dieta libre de gluten. Esta combinación se conoce como celiaquía refractaria.

Si sigues experimentando signos y síntomas a pesar de seguir una dieta libre de gluten durante seis meses hasta un año, tu médico puede recomendarte otras pruebas y buscar otras explicaciones para los síntomas. Tu médico puede recomendarte un tratamiento con un esteroide para reducir la inflamación intestinal o un medicamento que suprima el sistema inmunitario. Se debe hacer un seguimiento a todos los pacientes con celiaquía para monitorear la respuesta de la enfermedad al tratamiento.

Celiaquía care at Mayo Clinic

Aug. 17, 2016
References
  1. Ludvigsson JF, et al. The Oslo definitions for coeliac disease and related terms. Gut. (Los criterios de Oslo para la definición de la celiaquía y términos relacionados. Revista Gut). 2013;62:43.
  2. Ludvigsson JF, et al. Diagnosis and management of adult coeliac disease: Guidelines from the British Society of Gastroenterology. Gut. (Diagnóstico y tratamiento de la celiaquía en adultos: pautas de la Sociedad Británica de Gastroenterología. Revista Gut). 2014;63:1210.
  3. Celiac disease. National Digestive Diseases Information Clearinghouse (Celiaquía. Centro Coordinador Nacional de Información sobre Enfermedades Digestivas). http://www.niddk.nih.gov/health-information/health-topics/digestive-diseases/celiac-disease/Pages/facts.aspx. Último acceso: 5 de febrero de 2016.
  4. Ferri FF. Celiac disease (Celiaquía). En: Ferri’s Clinical Advisor 2016 (Consejos clínicos de Ferri 2016). Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 4 de febrero de 2016.
  5. Kliegman RM, et al. Disorders of malabsorption. (Trastornos de la absorción deficiente). En: Nelson Textbook of Pediatrics (Manual de pediatría de Nelson). 20.ª ed. Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 4 de febrero de 2016.
  6. Green PHR, et al. Celiac disease (Celiaquía). Journal of Allergy and Clinical Immunology (Revista de alergia e inmunología clínica). 2015;35:1099.
  7. Feldman M, et al. Celiac disease (Celiaquía). En: Sleisenger and Fordtran’s Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology, Diagnosis, Management (Enfermedades gastrointestinales y hepáticas de Sleisenger y Fordtran: fisiopatología, diagnóstico y tratamiento). 10.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 4 de febrero de 2016.
  8. Catassi C, et al. World Perspective and Celiac Disease Epidemiology. Digestive Diseases (Perspectiva mundial y epidemiología de la celiaquía. Enfermedades del aparato digestivo). 2015;33:141.
  9. Snyder MR, et al. Celiac disease: Advances in diagnosis. Expert Review of Clinical Immunology (Celiaquía: avances en los métodos de diagnóstico. Revisión de expertos en Inmunología Clínica). 2016;12:449.
  10. Cook AJ. Allscripts EPSi. Rochester, Minn. 8 de febrero de 2016.
  11. McCarville JL, et al. Pharmacological approaches in celiac disease. Current Opinion in Pharmacology (Enfoques farmacológicos de la celiaquía. Opinión actual en Farmacología). 2015;25:7.
  12. Mejores hospitales de 2015-2016 de U.S. News. U.S. News & World Report. http://health.usnews.com/best-hospitals/rankings/gastroenterology-and-gi-surgery. Último acceso: 6 de abril de 2016.
  13. Barbara Woodward Lips Patient Education Center (Centro de educación para el paciente Barbara Woodward Lips). Celiac disease (Celiaquía). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2007.
  14. Celiac disease (Celiaquía). Natural Medicines (Medicamentos naturales). https://naturalmedicines.therapeuticresearch.com/. Último acceso: 7 de abril de 2016.
  15. Rishi AR, et al. Refractory celiac disease. Expert Review of Gastroenterology and Hepatology (Celiaquía refractaria. Revisión de expertos en Gastroenterología y Hepatología). 2016;10:537.
  16. AskMayoExpert. Human Leukocyte Antigen Testing (Adult) (Análisis de antígenos leucocitarios humanos en adultos). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2016.
  17. Murray JA (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 21 de abril de 2016.