Descripción general

El hiperparatiroidismo se produce cuando las glándulas paratiroides segregan demasiadas hormonas paratiroideas que van al torrente sanguíneo. Estas glándulas, que están ubicadas detrás de la tiroides en la parte inferior del cuello, tienen el tamaño de un grano de arroz.

Las glándulas paratiroides segregan la hormona paratiroidea. Esta hormona permite mantener el equilibrio adecuado de calcio en el torrente sanguíneo y en los tejidos que dependen del calcio para cumplir sus funciones.

Existen dos tipos de hiperparatiroidismo. En el hiperparatiroidismo primario, el agrandamiento de una o más de las glándulas paratiroides provoca una superproducción de la hormona. Esto eleva los niveles de calcio en la sangre, lo cual, a su vez, puede originar diversos problemas de salud. El tratamiento más común para combatir el hiperparatiroidismo es la cirugía.

El hiperparatiroidismo secundario se produce debido a otra enfermedad que, primero, disminuye los niveles de calcio en el organismo. Con el tiempo, se produce un aumento de los niveles de la hormona paratiroidea.

Síntomas

Por lo general, el hiperparatiroidismo se diagnostica antes de que los signos o síntomas del trastorno sean evidentes. Cuando se manifiestan los síntomas, estos son el resultado de daño o disfunción en otros órganos o tejidos debido a altos niveles de calcio que circulan en la sangre y la orina o muy poco calcio en los huesos.

Los síntomas pueden ser tan leves e inespecíficos que no parezcan relacionados con la función paratiroidea en absoluto o pueden ser graves. El rango de signos y síntomas comprende:

  • Osteoporosis
  • Cálculos renales
  • Orina excesiva
  • Dolor abdominal
  • Cansarse fácilmente o debilidad
  • Depresión o falta de memoria
  • Dolor en los huesos y las articulaciones
  • Quejas frecuentes de enfermedad sin causa aparente
  • Náuseas, vómitos o pérdida de apetito

Cuándo debes consultar a un médico

Visita al médico si tienes algún signo o síntoma de hiperparatiroidismo. Diversos trastornos pueden ocasionar estos síntomas, algunos con complicaciones graves. Es importante obtener un diagnóstico rápido y preciso así como un tratamiento adecuado.

Causas

La causa del hiperparatiroidismo son diversos factores que incrementan la producción de la hormona paratiroidea.

Las glándulas paratiroideas mantienen niveles adecuados de calcio y fósforo en el cuerpo mediante la activación y desactivación de la secreción de la hormona paratiroidea, similar al modo en el que un termostato controla un sistema de calefacción para mantener una temperatura de aire constante. La vitamina D también ayuda a regular la cantidad de calcio en la sangre.

Normalmente, este mecanismo de equilibrio funciona bien. Cuando los niveles de calcio en sangre bajan demasiado, las glándulas paratiroides segregan suficiente hormona paratiroidea para restablecer el equilibrio. La hormona paratiroidea eleva los niveles de calcio mediante la liberación de calcio de los huesos y el aumento de la cantidad de calcio que absorbe el intestino delgado.

Cuando los niveles de calcio en sangre son demasiado altos, las glándulas paratiroides producen menos hormona paratiroidea. Pero a veces una o más de estas glándulas producen demasiadas hormonas. Esto provoca niveles anormalmente altos de calcio y bajos niveles de fósforo en sangre.

El calcio es más conocido por su papel en colaborar para mantener la salud de los dientes y los huesos. Pero el calcio también ayuda en la transmisión de señales entre las células nerviosas, y está involucrado en la contracción muscular. El fósforo, otro mineral, trabaja junto con el calcio en estas áreas.

El hiperparatiroidismo puede ocurrir debido a un problema con las glándulas paratiroides (hiperparatiroidismo primario) o debido a otra enfermedad que afecta la función de las glándulas (hiperparatiroidismo secundario).

Hiperparatiroidismo primario

El hiperparatiroidismo primario ocurre a causa de algún problema con una o más de las cuatro glándulas paratiroides:

  • Un crecimiento no canceroso (adenoma) en una glándula es la causa más frecuente.
  • El agrandamiento (hiperplasia) de dos o más glándulas paratiroides representa la mayoría de los casos.
  • Un tumor canceroso es una causa poco frecuente de hiperparatiroidismo primario.

El hiperparatiroidismo primario generalmente ocurre al azar, pero algunas personas heredan un gen que causa el trastorno.

Hiperparatiroidismo secundario

El hiperparatiroidismo secundario es el resultado de otra afección que disminuye los niveles de calcio. Esto hace que las glándulas paratiroides trabajen demasiado para compensar la pérdida de calcio. Los factores que pueden contribuir al hiperparatiroidismo secundario incluyen:

  • Deficiencia grave de calcio. Es posible que el cuerpo no obtenga la cantidad de calcio suficiente de tu dieta, a menudo porque el sistema digestivo no absorbe el calcio de esta.
  • Deficiencia grave de vitamina D. La vitamina D ayuda a mantener los niveles adecuados de calcio en la sangre. También ayuda al sistema digestivo a absorber el calcio de los alimentos.

    Tu cuerpo produce vitamina D cuando tu piel se expone a la luz del sol. También consumes algo de vitamina D en la comida. Si no obtienes demasiada vitamina D, es posible que los niveles de calcio desciendan.

  • Insuficiencia renal crónica. Los riñones convierten la vitamina D en una forma que el cuerpo puede utilizar. Si los riñones no funcionan bien, la vitamina D utilizable puede disminuir y los niveles de calcio bajan, lo que hace que los niveles de la hormona paratiroidea suban. La insuficiencia renal crónica es la causa más frecuente de hiperparatiroidismo secundario. Algunos tratamientos médicos, como la vitamina D, los bifosfonatos y el cinacalcet, disminuirán los niveles de la hormona paratiroidea.

    En algunas personas con enfermedad renal en etapa terminal a largo plazo, las glándulas paratiroides se agrandan y empiezan a liberar hormona paratiroidea por sí mismas, y la hormona paratiroidea no baja con el tratamiento médico. Esto se denomina hiperparatiroidismo terciario y es posible que a las personas con esta afección se les deba realizar una cirugía para extraer el tejido paratiroideo.

Factores de riesgo

Puedes tener más riesgo de hiperparatiroidismo primario si se cumple alguna de estas condiciones:

  • Eres mujer y has atravesado la menopausia
  • Has tenido una insuficiencia grave y prolongada de calcio o vitamina D
  • Tienes un trastorno heredado y poco común, como la neoplasia endócrina múltiple tipo I, que suele afectar a múltiples glándulas
  • Has recibido un tratamiento para el cáncer con el cuello expuesto a la radiación
  • Has tomado litio, un medicamento que se usa con mayor frecuencia para tratar el trastorno bipolar

Complicaciones

Las complicaciones del hiperparatiroidismo están relacionadas principalmente con el efecto a largo plazo de la falta de calcio en los huesos y su exceso en el torrente sanguíneo. Estas son algunas de las complicaciones frecuentes:

  • Osteoporosis. La pérdida de calcio a menudo resulta en huesos débiles y quebradizos que se fracturan fácilmente (osteoporosis).
  • Cálculos renales. El exceso de calcio en la sangre puede provocar un exceso de calcio en la orina, lo que puede hacer que se formen pequeños depósitos duros de calcio y otras sustancias en los riñones. Un cálculo renal suele causar un gran dolor cuando pasa por las vías urinarias.
  • Enfermedad cardiovascular. Aunque no está clara la relación exacta entre causa y efecto, los altos niveles de calcio se asocian con afecciones cardiovasculares, como la hipertensión arterial y ciertos tipos de enfermedades cardíacas.
  • Hipoparatiroidismo neonatal. El hiperparatiroidismo grave y no tratado en mujeres embarazadas puede ocasionar niveles peligrosamente bajos de calcio en los recién nacidos.

June 18, 2020
  1. Primary hyperparathyroidism. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/endocrine-diseases/primary-hyperparathyroidism. Accessed Jan. 16, 2020.
  2. El-Hajj Fuleihan G, et al. Pathogenesis and etiology of primary hyperparathyroidism. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 16, 2020.
  3. El-Hajj Fuleihan G, et al. Primary hyperparathyroidism: Diagnosis, differential diagnosis, and evaluation. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 16, 2020.
  4. Ferri FF. Hyperparathyroidism. In: Ferri's Clinical Advisor 2020. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 16, 2020.
  5. Kliegman RM, et al. Hyperparathyroidism. In: Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 16, 2020.
  6. Silverberg SJ, et al. Primary hyperparathyroidism: Management. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 16, 2020.
  7. Hormone replacement therapy. IBM Micromedex. https://www.micromedexsolutions.com. Accessed Jan. 16, 2020.
  8. Smoking and bone health. National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases. https://www.bones.nih.gov/health-info/bone/osteoporosis/conditions-behaviors/bone-smoking. Accessed Jan. 16, 2020.
  9. Cinacalcet hydrochloride. IBM Micromedex. https://www.micromedexsolutions.com. Accessed Jan. 16, 2020.
  10. 2015-2020 Dietary Guidelines for Americans. U.S. Department of Health and Human Services and U.S. Department of Agriculture. https://health.gov/dietaryguidelines/2015/guidelines. Accessed Jan. 20, 2020.
  11. Nippoldt TN (expert opinion). Mayo Clinic. Feb. 2, 2020.
  12. Qunibi WY. Overview of chronic kidney disease-mineral and bone disorder (CKD-MBD). https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed June 15, 2020.