He oído que los remedios naturales para el tratamiento de la depresión, tales como la hierba de San Juan, pueden funcionar tan bien como los antidepresivos. ¿Es cierto?

Respuesta de Daniel K. Hall-Flavin, M.D.

Los llamados remedios naturales para la depresión no son un reemplazo para el diagnóstico y el tratamiento médicos. Y recuerda que natural no siempre significa seguro. Sin embargo, para algunas personas, ciertos suplementos herbales y dietéticos parecen funcionar bien, pero se necesitan más estudios para determinar cuáles son más probables de ayudar y qué efectos secundarios podrían causar.

Aquí están algunos suplementos cuyos comercializadores promocionan que ayudan con la depresión:

  • Hierba de San Juan. Este suplemento herbario no está aprobado por la Food and Drug Administration (FDA, Administración de Alimentos y Medicamentos) para tratar la depresión en los Estados Unidos, pero está disponible. Aunque puede ser útil para la depresión leve o moderada, úsalo con precaución. La hierba de San Juan puede interferir con muchos medicamentos, incluidos medicamentos anticoagulantes, píldoras anticonceptivas, quimioterapia, medicamentos para el VIH/SIDA y medicamentos para prevenir el rechazo de órganos después de un trasplante. Además, evita tomar hierba de San Juan mientras estés tomando antidepresivos; la combinación puede causar efectos secundarios graves.
  • SAMe. Este suplemento dietético es una forma sintética de una sustancia química que se encuentra de forma natural en el cuerpo. SAMe es la abreviatura de S-adenosilmetionina. La SAMe no está aprobada por la FDA para tratar la depresión en los Estados Unidos, aunque está disponible. Se necesita más investigación para determinar si la SAMe es útil para la depresión. En dosis más altas, la SAMe puede causar náuseas y estreñimiento. No usa SAMe si estás tomando un antidepresivo recetado, ya que la combinación puede provocar efectos secundarios graves. La SAMe podría ocasionar manía en personas con trastorno bipolar.
  • Ácidos grasos omega 3. Estas grasas se encuentran en el pescado de agua fría, la linaza, el aceite de linaza, las nueces y algunos otros alimentos. Los suplementos de omega 3 están siendo estudiados como un posible tratamiento para la depresión y para los síntomas depresivos en personas con trastorno bipolar. Aunque se considera generalmente seguro, el suplemento puede tener un sabor a pescado y, en dosis altas, puede interactuar con otros medicamentos. Aunque comer alimentos con ácidos grasos omega 3 parece tener beneficios para la salud del corazón, se necesita más investigación para determinar si tiene un efecto en la prevención o mejora de la depresión.
  • Azafrán. El extracto de azafrán puede reducir los síntomas de la depresión, pero se necesitan más estudios. Las dosis altas pueden causar efectos secundarios significativos.
  • 5-HTP. El suplemento llamado 5-hidroxitriptófano, también conocido como 5-HTP, puede jugar un papel en mejorar los niveles de serotonina, un químico que afecta el estado de ánimo. Pero las pruebas son solo preliminares y se necesita más investigación. Existe una preocupación de seguridad de que el uso del 5-HTP pueda causar una afección neurológica severa, pero el vínculo no está claro. Otra preocupación de seguridad es que el 5-HTP podría aumentar el riesgo de síndrome de serotonina, un efecto secundario grave, si se toma con ciertos antidepresivos recetados.
  • DHEA. La dehidroepiandrosterona, también llamada DHEA, es una hormona que genera el cuerpo. Los cambios en los niveles de DHEA se han relacionado con la depresión. Varios estudios preliminares muestran una disminución en los síntomas de depresión cuando se toma DHEA como suplemento dietético, pero se necesita más investigación. Aunque por lo general se tolera bien, la DHEA tiene efectos secundarios potencialmente graves, en particular si se usa en dosis altas o a largo plazo. La DHEA elaborada a partir de soya o ñame silvestre no es eficaz.

Los suplementos nutricionales y dietéticos no son monitoreados por la FDA de la misma manera que los medicamentos. No siempre puede haber certezas sobre lo que estás tomando y si es seguro. Es mejor investigar un poco antes de comenzar a usar cualquier suplemento dietético. Asegúrate de comprar suplementos de una compañía de buena reputación y averigua exactamente lo que contienen.

También habla con tu profesional de salud antes de tomar cualquier suplemento porque algunos suplementos herbarios y dietéticos pueden interferir con medicamentos de venta con receta o provocar interacciones peligrosas.

Jan. 24, 2019 See more Expert Answers