Salud mental: cómo superar el estigma de las enfermedades mentales

Las creencias falsas sobre las enfermedades mentales pueden provocar problemas importantes. Aprende qué puedes hacer con los estigmas.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Un estigma sucede cuando alguien te ve de manera negativa por alguna característica distintiva o por un rasgo personal que se considera, o de verdad es, una desventaja (un estereotipo negativo). Lamentablemente, las creencias y las actitudes negativas hacia las personas que tienen alguna afección de la salud mental son frecuentes.

El estigma puede dar lugar a la discriminación. La discriminación puede ser evidente y directa, por ejemplo, si alguien hace un comentario negativo sobre la enfermedad mental o sobre el tratamiento. O también puede ser no intencional o sutil, como cuando alguien te evita porque asume que podrías ser inestable, violento o peligroso a causa de tu enfermedad mental. Es posible que hasta te juzgues a ti mismo.

Algunos de los efectos nocivos del estigma comprenden:

  • Resistencia a buscar ayuda o tratamiento
  • Falta de comprensión por parte de familiares, amigos, compañeros de trabajo u otras personas
  • Menos oportunidades laborales, o para participar en actividades escolares o sociales, o problemas para encontrar una vivienda
  • Hostigamiento, violencia física o acoso
  • Un seguro médico que no cubre adecuadamente el tratamiento de la enfermedad mental
  • La creencia de que nunca superarás ciertos desafíos o de que tu situación no mejorará

Pasos para enfrentar el estigma

Estas son algunas formas de enfrentar el estigma:

  • Obtén tratamiento. Puedes estar reacio a admitir que necesitas un tratamiento. No permitas que el miedo a ser etiquetado con una enfermedad mental te impida buscar ayuda. El tratamiento puede brindar alivio al identificar lo que está mal y reducir los síntomas que interfieren con tu trabajo y tu vida personal.
  • No dejes que el estigma te haga dudar de ti mismo y te cause vergüenza. El estigma no proviene solo de los demás. Es posible que creas erróneamente que tu afección es un signo de debilidad personal o que deberías poder controlarla sin ayuda. Buscar asesoramiento, informarte sobre tu afección y conectarte con otras personas que padecen una enfermedad mental puede ayudarte a ganar autoestima y superar el juicio destructivo sobre ti mismo.
  • No te aísles. Si tienes una enfermedad mental, es posible que no quieras decírselo a nadie. Tu familia, amigos, miembros del clero o de tu comunidad pueden ofrecerte apoyo si saben sobre tu enfermedad mental. Comunícate con personas en las que confíes para obtener la compasión, el apoyo y la comprensión que necesitas.
  • No te identifiques con tu enfermedad. No eres una enfermedad. En lugar de decir "soy bipolar", di "tengo trastorno bipolar". En lugar de llamarte "esquizofrénico", di "tengo esquizofrenia".
  • Únete a un grupo de apoyo. Algunos grupos locales y nacionales, como la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (NAMI, por sus siglas en inglés), ofrecen programas locales y recursos de Internet que ayudan a reducir el estigma al educar a las personas que padecen enfermedades mentales, sus familias y el público en general. Algunas agencias y programas estatales y federales, como los que se centran en la rehabilitación vocacional y el Departamento de Asuntos de Veteranos (VA, por sus siglas en inglés), ofrecen apoyo a las personas con enfermedades mentales.
  • Busca ayuda en la escuela. Si tú o tu hijo tienen una enfermedad mental que afecta el aprendizaje, averigua qué planes y programas podrían ayudar. La discriminación contra los estudiantes debido a una enfermedad mental es ilegal, y los educadores en los niveles primario, secundario y universitario deben adaptarse a los estudiantes lo mejor que puedan. Habla con maestros, profesores o administradores sobre el mejor enfoque y los recursos. Si un maestro no sabe sobre la discapacidad de un estudiante, esto puede provocar discriminación, barreras de aprendizaje y malas calificaciones.
  • Habla sin reparos contra el estigma. Considera expresar tus opiniones en eventos, en cartas al editor o en Internet. Puede ayudar a infundir valor en otras personas que enfrentan desafíos similares y educar al público sobre las enfermedades mentales.

Los juicios de los demás casi siempre provienen de una falta de comprensión más que de información basada en hechos. Aprender a aceptar tu afección y reconocer lo que debes hacer para tratarla, buscar apoyo y ayudar a educar a otros puede marcar una gran diferencia.

May 24, 2017 See more In-depth

Ver también

  1. Dolor abdominal
  2. Trastorno por consumo de alcohol
  3. Abstinencia de los antidepresivos: ¿existe algo así?
  4. Antidepresivos y alcohol: ¿Cuál es el problema?
  5. Los antidepresivos y el aumento de peso: ¿cuál es su causa?
  6. Antidepresivos: ¿pueden dejar de funcionar?
  7. Antidepresivos: Efectos secundarios
  8. Antidepresivos: Elección del adecuado para ti
  9. Antidepresivos: ¿cuáles causan la menor cantidad de efectos secundarios sexuales?
  10. ¿Piensas en el suicidio? Cómo mantenerte seguro y encontrar tratamiento
  11. Antidepresivos atípicos
  12. Dolor de espalda
  13. Depresión clínica: ¿Qué significa?
  14. Estimulación profunda del cerebro para el tratamiento de los temblores
  15. Estimulación cerebral profunda
  16. Depresión y ansiedad: ¿puedo tener ambas?
  17. Depresión, ansiedad y ejercicio
  18. Depresión: el diagnóstico es clave
  19. Depresión en las mujeres: comprensión de la brecha de género
  20. Depresión (trastorno depresivo mayor)
  21. Depresión: Ofrece apoyo y aliento
  22. Depresión: apoyar a un familiar o a un amigo
  23. Terapia electroconvulsiva
  24. Cansancio
  25. Dolor de cabeza
  26. Cómo se produce la adicción a los opioides
  27. Cómo saber si un ser querido abusa de los opioides
  28. Intervención: Ayuda a un ser querido a superar una adicción
  29. Kratom para la suspensión de opioides
  30. Depresión masculina: comprender los problemas
  31. Inhibidores de la monoaminooxidasa y alimentación: ¿es necesario restringir la tiramina?
  32. Marihuana y depresión
  33. Proveedores de atención de la salud mental: consejos para encontrar uno
  34. Salud mental
  35. Enfermedad mental
  36. Enfermedad mental en los niños: Infórmate sobre los signos
  37. Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO)
  38. Remedios naturales para la depresión: ¿son eficaces?
  39. Crisis nerviosa: ¿qué significa?
  40. Dolor y depresión: ¿existe alguna relación?
  41. Comportamiento pasivo-agresivo
  42. Abuso de drogas recetadas
  43. Psicoterapia
  44. Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)
  45. Inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN)
  46. Suicidio: qué hacer si alguien tiene tendencias suicidas
  47. Suicidio y pensamientos suicidas
  48. Reducción progresiva del uso de opioides: cuándo y cómo hacerlo
  49. Enfoques integrales para el tratamiento del dolor
  50. Nutrición y dolor
  51. Rehabilitación del dolor
  52. Enfoques de tratamiento del dolor mediante el autocuidado
  53. Gammagrafía tiroidea
  54. Estimulación magnética transcraneal
  55. Depresión resistente al tratamiento
  56. Antidepresivos tricíclicos y antidepresivos tetracíclicos
  57. Estimulación del nervio vago
  58. Video: La estimulación del nervio vago
  59. Violinist Still Making Music After DBS Surgery
  60. Vitamina B-12 y depresión
  61. ¿Qué son los opioides y por qué son peligrosos?
  62. El neurocirujano de Mayo Clinic, Kendall H. Lee, M.D., Ph.D., describe las investigaciones sobre la estimulación cerebral profunda