¿Existe alguna relación entre el dolor y la depresión? ¿Puede la depresión causar dolor físico?

Answers from Daniel K. Hall-Flavin, M. D.

El dolor y la depresión están sumamente relacionados. La depresión puede causar dolor y el dolor puede causar depresión. A veces, el dolor y la depresión generan un círculo vicioso en el que el dolor empeora los síntomas de la depresión y, luego, esa depresión empeora la sensación de dolor.

En muchas personas, la depresión provoca síntomas físicos sin explicación, como dolores de cabeza o de espalda. Este tipo de dolor puede ser el primer o el único signo de depresión.

El dolor y los problemas que este conlleva pueden desgastarte con el tiempo y afectarte el humor. El dolor crónico genera varios problemas que pueden desencadenar depresión, como problemas para dormir y estrés. El dolor incapacitante puede disminuir la autoestima debido a problemas laborales, legales o financieros.

La depresión no se manifiesta solamente con el dolor provocado por una lesión. También es frecuente en las personas que sienten dolor debido a una afección, como diabetes o alguna enfermedad cardíaca.

Para mantener los síntomas de dolor y depresión bajo control, posiblemente necesites tratamientos diferentes para cada enfermedad. Sin embargo, algunos tratamientos pueden ayudarte con ambos cuadros:

  • Los antidepresivos pueden aliviar el dolor y la depresión ya que envían mensajeros químicos compartidos al cerebro.
  • La terapia conversacional, también llamada «asesoramiento psicológico» (psicoterapia), puede ser eficaz para tratar ambas afecciones.
  • Las técnicas para reducir el estrés, la actividad física, el ejercicio, la meditación, llevar un diario, aprender a enfrentar desafíos o situaciones y otras estrategias también pueden resultar útiles.
  • Los programas de rehabilitación del dolor, como el Comprehensive Pain Rehabilitation Center (Centro Integral de Rehabilitación del Dolor) de Mayo Clinic, generalmente ofrecen un enfoque en equipo para el tratamiento, que incluye aspectos médicos y psiquiátricos.

Tratar de manera simultánea el dolor y la depresión puede ser más eficaz cuando implica una combinación de tratamientos.

Si tienes dolor y depresión, busca ayuda antes de que los síntomas empeoren. No debes sentirte desdichado. Recibir el tratamiento correcto puede permitirte volver a disfrutar de la vida.

March 11, 2016 See more Expert Answers