Estadios del alzhéimer: cómo avanza la enfermedad

La enfermedad de Alzheimer puede durar más de una década. Observa qué tipos de comportamientos son frecuentes en cada uno de los estadios a medida que la enfermedad progresa.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La enfermedad de Alzheimer suele aparecer de manera lenta y empeora progresivamente a lo largo de varios años. Finalmente, la enfermedad de Alzheimer afecta la mayoría de las zonas del cerebro. La memoria, el razonamiento, la capacidad de juicio, el lenguaje, la capacidad para resolver problemas, la personalidad y el movimiento pueden verse afectados por la enfermedad.

Hay cinco estadios asociados a la enfermedad de Alzheimer: enfermedad de Alzheimer presintomática, deterioro cognitivo leve, demencia leve, demencia moderada y demencia grave causados por la enfermedad de Alzheimer. El término «demencia» se utiliza para describir un grupo de síntomas que afectan las capacidades intelectuales y el desenvolvimiento social de un modo tan grave que interfiere en la vida diaria.

Los cinco estadios de la enfermedad de Alzheimer pueden ayudarte a comprender qué podría suceder, aunque es importante saber que estos estadios solo son generalizaciones aproximadas. La enfermedad es un proceso continuo. Tu experiencia con la enfermedad de Alzheimer, los síntomas y cuándo se manifiestan pueden variar.

Enfermedad de Alzheimer presintomática

La enfermedad de Alzheimer comienza mucho antes de que se manifiesten síntomas. Este estadio se denomina «enfermedad de Alzheimer presintomática». Durante este estadio, ni tú ni tus seres queridos notarán síntomas.

Este estadio de la enfermedad de Alzheimer puede durar años, incluso décadas. Aunque no notarás ningún cambio, las nuevas tecnologías de diagnóstico por imágenes ahora pueden identificar depósitos de una proteína llamada «beta amiloide» que es una característica específica de la enfermedad de Alzheimer. La capacidad de identificar estos depósitos iniciales puede ser especialmente importante en el futuro, a medida que se desarrollen nuevos tratamientos para la enfermedad de Alzheimer.

Se han identificado biomarcadores adicionales de la enfermedad de Alzheimer (mediciones que pueden indicar un mayor riesgo de padecer la enfermedad). Estos biomarcadores pueden usarse para confirmar el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer, por lo general, después de que los síntomas se han manifestado.

También hay pruebas genéticas que pueden indicar si tienes mayor riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer; en especial, la enfermedad de Alzheimer de aparición temprana. Al igual que con las técnicas de diagnóstico por imágenes más recientes, los biomarcadores y las pruebas genéticas serán cada vez más importantes a medida que aparecen nuevos tratamientos para la enfermedad de Alzheimer.

Deterioro cognitivo leve debido a la enfermedad de Alzheimer

Las personas con deterioro cognitivo leve tienen cambios leves en la memoria y en la capacidad para pensar. Estos cambios no son lo suficientemente significativos como para afectar el trabajo o las relaciones. Las personas con deterioro cognitivo leve pueden tener lagunas mentales cuando se trata de información que, por lo general, se recuerda con facilidad, como conversaciones, sucesos recientes o citas médicas.

Las personas con deterioro cognitivo leve también pueden tener problemas para estimar la cantidad de tiempo que necesitan para hacer una tarea, o pueden presentar dificultades para determinar de forma correcta el número o la secuencia de pasos necesarios para completar una tarea. La capacidad para tomar decisiones acertadas puede llegar a ser más compleja en las personas que padecen deterioro cognitivo leve.

No todas las personas con deterioro cognitivo leve tienen la enfermedad de Alzheimer. Los mismos procedimientos utilizados para identificar la enfermedad de Alzheimer presintomática pueden ayudar a establecer si el deterioro cognitivo leve se debe a la enfermedad de Alzheimer o a algo más.

Demencia leve a causa de la enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer en general se diagnostica en el estadio de demencia leve, cuando se vuelve evidente para la familia y el médico que una persona tiene problemas importantes de memoria y pensamiento que impactan en el funcionamiento diario.

En el estadio de alzhéimer leve, las personas podrían sufrir:

  • Pérdida de memoria de acontecimientos recientes. Podría ser especialmente difícil recordar información obtenida recientemente y quizás hagan la misma pregunta una y otra vez.
  • Dificultad para resolver problemas, hacer tareas complejas y tener un buen criterio. Planificar un evento familiar o llevar el saldo de la chequera podría volverse abrumador. Muchas personas tienen falta de criterio, por ejemplo, al tomar decisiones financieras.
  • Cambios en la personalidad. Es posible que las personas estén tristes o retraídas, en especial en situaciones sociales polémicas, o que muestren irritabilidad o ira repentinas. También es frecuente tener menos motivación para hacer tareas.
  • Dificultad para organizar y expresar ideas. Hallar las palabras correctas para describir objetos o expresar ideas con claridad se vuelve extremadamente complicado.
  • Perderse o poner las pertenencias en lugares equivocados. Las personas tienen más dificultad para orientarse, incluso en lugares conocidos. También es frecuente perder o colocar cosas en lugares incorrectos, incluso artículos valiosos.

Demencia moderada a causa de la enfermedad de Alzheimer

Las personas con enfermedad de Alzheimer en estadio moderado sufren más confusión, se vuelven más olvidadizas y comienzan a necesitar más ayuda con las actividades cotidianas y el cuidado personal.

Las personas con enfermedad de Alzheimer en estadio moderado pueden tener lo siguiente:

  • Menos sentido común y más confusión. Las personas pierden el registro de dónde están, qué día es o en qué estación están. Pueden confundir a familiares y amigos cercanos con otras personas, o bien confundir a extraños con familiares.

    Pueden deambular, posiblemente en busca de un entorno que les resulte más familiar. Por estas dificultades, no es seguro dejar solas a las personas con enfermedad de Alzheimer en estadio moderado.

  • Pérdida de la memoria incluso mayor. Las personas pueden olvidar detalles de su propia historia personal, como la dirección de su casa, su número de teléfono o la escuela a la que asistieron. Repiten sus historias favoritas o inventan historias para llenar los vacíos en la memoria.
  • Necesidad de ayuda con algunas actividades cotidianas. Es posible que necesiten recibir asistencia para elegir ropa adecuada para la ocasión o las condiciones del tiempo, así como para bañarse, asearse, ir al baño y hacer otras tareas de cuidado personal. Algunas personas, en ocasiones, pierden el control de las evacuaciones intestinales y de la vejiga.
  • Cambios significativos en la personalidad y en la conducta. No es raro que las personas con enfermedad de Alzheimer en estadio moderado empiecen a tener desconfianza sin motivo; por ejemplo, están convencidas de que sus amigos, familiares o cuidadores les roban, o de que su cónyuge tiene una aventura. Otras personas pueden ver o escuchar cosas que no son reales.

    Suelen ponerse inquietas o ansiosas, especialmente al final del día. Algunas personas pueden tener ataques de agresividad física.

Demencia grave a causa de la enfermedad de Alzheimer

Cuando la enfermedad de Alzheimer se encuentra en estadio grave (avanzado), el deterioro de la función mental continúa progresando y la enfermedad tiene un efecto cada vez mayor en las capacidades motrices y físicas.

En términos generales, las personas con enfermedad de Alzheimer en estadio grave tienen:

  • Pérdida de la capacidad para mantener comunicaciones con sentido. Una persona con esta enfermedad ya no puede conversar o hablar con sentido, aunque de vez en cuando puede emitir palabras o frases.
  • Necesidad de asistencia diaria con el cuidado personal. Esto comprende asistencia total a la hora de comer, vestirse, ir al baño y hacer todas las demás tareas de cuidado personal cotidianas.
  • Deterioro de las capacidades físicas. Es posible que una persona con esta enfermedad ya no pueda caminar sin recibir asistencia y que luego no pueda sentarse o mantener la cabeza erguida sin recibir ayuda. También puede tener rigidez en los músculos y reflejos anormales. Con el tiempo, la persona pierde la capacidad para tragar y para controlar las funciones del intestino y la vejiga.

Índice de progresión durante las etapas de la enfermedad de Alzheimer

El índice de progresión de la enfermedad de Alzheimer varía ampliamente. En promedio, las personas con enfermedad de Alzheimer viven de 8 a 10 años después del diagnóstico, pero algunas sobreviven 20 años o más.

La neumonía es una causa frecuente de muerte porque la alteración de la deglución permite que los alimentos o las bebidas ingresen a los pulmones, donde pueden provocar una infección. Otras causas frecuentes de muerte son la deshidratación, la desnutrición y otras infecciones.

June 13, 2018 See more In-depth