Genes de la enfermedad de Alzheimer: ¿estás en riesgo?

Hay varios genes asociados con la enfermedad de Alzheimer, pero se necesitan más investigaciones.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Ciertos genes aumentan la probabilidad de sufrir la enfermedad de Alzheimer.

Los genes controlan la función de cada célula del cuerpo. Algunos genes determinan las características básicas, como el color de los ojos y del cabello. Otros tipos de genes pueden aumentar la probabilidad de que sufras ciertas enfermedades, entre ellas la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores identificaron una serie de genes relacionados con esta enfermedad. No obstante, los factores de riesgo genéticos son solo uno de los factores involucrados en padecer la enfermedad de Alzheimer.

Gen más frecuente de la enfermedad de Alzheimer de aparición tardía

El tipo de enfermedad de Alzheimer más frecuente suele presentarse después de los 65 años (enfermedad de Alzheimer de aparición tardía). El gen más frecuente asociado con la enfermedad de Alzheimer de aparición tardía se llama «apolipoproteína E» (APOE).

El gen APOE tiene tres formas frecuentes:

  • APOE e2: es la forma menos frecuente y parece reducir el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer.
  • APOE e4: es una forma un poco más frecuente y parece aumentar el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer.
  • APOE e3: es la forma más frecuente y parece no afectar el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer.

Los genes no son el único factor

Tienes dos copias del gen APOE: uno que heredas de tu madre y otro de tu padre. El hecho de tener al menos un gen APOE e4 aumenta el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer. Si tienes dos genes APOE e4, el riesgo es incluso mayor.

Sin embargo, no todas las personas con un gen APOE e4, o incluso dos, padecerán la enfermedad de Alzheimer. Además, la enfermedad se presenta en muchas personas que ni siquiera tienen el gen APOE e4, hecho que sugiere que este gen afecta el riesgo, pero no es la causa. Es probable que otros factores genéticos y medioambientales incidan en la aparición de la enfermedad de Alzheimer.

Otros genes de aparición tardía

A medida que las investigaciones sobre la genética de la enfermedad de Alzheimer avanzan, los investigadores descubren vínculos entre la enfermedad de Alzheimer de aparición tardía y muchos otros genes. Algunos ejemplos:

  • ABCA7. Si bien no se sabe con certeza qué función desempeña exactamente el ABCA7, parece estar vinculado con un riesgo más elevado de tener la enfermedad de Alzheimer. De acuerdo con los investigadores, esto puede estar relacionado con la función que desempeña el gen en el modo en que el cuerpo emplea el colesterol.
  • CLU. Este gen ayuda a regular la eliminación de beta amiloide del cerebro. Las investigaciones respaldan la teoría de que un desequilibrio en la producción y eliminación de beta amiloide es fundamental para la aparición de la enfermedad de Alzheimer.
  • CR1. Una carencia de la proteína que este gen produce puede contribuir a la inflamación crónica del cerebro. La inflamación es otro factor posible que puede contribuir a la aparición de la enfermedad de Alzheimer.
  • PICALM. Este gen está vinculado con el proceso por el cual las neuronas se comunican entre sí. La comunicación neuronal fluida es importante para que la función neuronal y la formación de la memoria sean correctas.
  • PLD3. Los científicos no saben qué función desempeña el gen PLD3 en el cerebro. Sin embargo, se lo ha vinculado recientemente con un riesgo considerablemente mayor de aparición de la enfermedad de Alzheimer.
  • TREM2. Este gen participa en la regulación de la respuesta del cerebro a la inflamación. Existen variantes poco frecuentes del gen que están asociadas con un mayor riesgo de aparición de la enfermedad de Alzheimer.
  • SORL1. Aparentemente, algunas variantes del gen SORL1 en el cromosoma 11 están asociadas con la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores continúan recopilando información sobre los mecanismos básicos de la enfermedad de Alzheimer, información que posiblemente permita encontrar nuevas maneras de tratar y prevenir la enfermedad.

Al igual que sucede con la apolipoproteína E, estos genes constituyen factores de riesgo, pero no causas directas. Dicho de otro modo: tener una variante de alguno de estos genes puede aumentar el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, no todas las personas con una variante tendrán la enfermedad de Alzheimer.

Enfermedad de Alzheimer de aparición temprana

Un pequeño porcentaje de personas con enfermedad de Alzheimer padecen el tipo de enfermedad de aparición temprana. Los signos y síntomas suelen aparecer entre los 30 y 60 años. Este tipo de enfermedad de Alzheimer está fuertemente asociado con los genes.

Los científicos identificaron tres genes cuyas mutaciones causan la enfermedad de Alzheimer de aparición temprana. Si heredas uno de estos genes con la mutación de cualquiera de tus padres, probablemente tengas síntomas de Alzheimer antes de los 65 años. Los genes involucrados son:

  • Proteína precursora de amiloide (APP)
  • Presenilina 1 (PSEN1)
  • Presenilina 2 (PSEN2)

Las mutaciones de estos genes causan la producción de cantidades excesivas de un fragmento proteico tóxico llamado «péptido beta-amiloide». Este péptido se puede acumular en el cerebro y formar placas de amiloide, que son propias de la enfermedad de Alzheimer. La acumulación de péptido beta-amiloide y de placas de amiloide puede provocar la muerte de neuronas y los signos y síntomas progresivos de este trastorno.

A medida que se acumulan las placas de amiloide en el cerebro, las proteínas tau comienzan a funcionar mal y a pegarse entre sí, formando «ovillos» neurofibrilares. Estos ovillos están relacionados con la función anormal del cerebro que se puede observar en la enfermedad de Alzheimer.

Sin embargo, algunas personas con enfermedad de Alzheimer de aparición temprana no tienen mutaciones en estos tres genes. Esto sugiere que algunas enfermedades de Alzheimer de comienzo temprano están relacionadas con otras mutaciones genéticas u otros factores que aún no se han identificado.

Análisis genéticos

La mayoría de los expertos no recomienda los análisis genéticos para la enfermedad de Alzheimer de aparición tardía. Sin embargo, en algunas instancias de la enfermedad de Alzheimer de aparición temprana, los análisis genéticos pueden ser adecuados.

En el caso de la apolipoproteína E, tener la variante e4 no significa que tendrás la enfermedad de Alzheimer. Aunque muchas personas con apolipoproteína E e4 presentan la enfermedad de Alzheimer, otras tantas no la padecen. Por el contrario, algunas personas que no tienen los genes de apolipoproteína E e4 padecen la enfermedad de Alzheimer.

La mayoría de los profesionales clínicos de salud desaconsejan el análisis para detectar el genotipo de apolipoproteína E porque los resultados son difíciles de interpretar. Y los médicos generalmente pueden diagnosticar la enfermedad de Alzheimer sin el uso de análisis genéticos.

Los análisis para detectar los genes mutantes que se han asociado a la enfermedad de Alzheimer de aparición temprana (APP, PSEN1 y PSEN2) pueden brindar resultados más certeros si presentas los primeros síntomas o si tienes antecedentes familiares de enfermedad de aparición temprana. Los análisis genéticos para detectar la enfermedad de Alzheimer de aparición temprana también pueden tener consecuencias en los ensayos de medicamentos terapéuticos actuales y futuros.

Antes de realizarte el análisis, es importante evaluar las consecuencias emocionales de contar con esa información. Los resultados pueden afectar tu elegibilidad para ciertas formas de seguro médico, tales como discapacidad, atención médica a largo plazo y seguro de vida.

Investigadores y genes

Los investigadores sospechan que hay muchos más genes que aún no se han identificado que afectan el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer. Esta información puede resultar fundamental para el desarrollo de nuevas formas de tratar, o incluso prevenir, la enfermedad de Alzheimer en el futuro.

El Estudio genético de la enfermedad de Alzheimer, patrocinado por el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento (National Institute on Aging), está analizando la información genética de familias que tienen al menos dos miembros que han manifestado la enfermedad de Alzheimer después de los 65 años. Si tu familia está interesada en participar en este estudio, visita el sitio web del National Cell Repository for Alzheimer's Disease (Repositorio Nacional de Células para la Enfermedad de Alzheimer).

Hay otros estudios que están evaluando la información genética de las personas que padecen la enfermedad de Alzheimer y de los miembros de su familia. Para obtener más información sobre estos estudios, y saber si están reclutando voluntarios, visita el sitio web del Centro de Educación y Referencia sobre la Enfermedad de Alzheimer (Alzheimer's Disease Education and Referral Center) del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, o pregúntale a tu médico qué ensayos hay disponibles.

Jan. 26, 2016 See more In-depth