Pastillas para dormir de venta con receta: ¿Qué es lo correcto para ti?

Las pastillas para dormir pueden servirte cuando el estrés, los viajes u otras interrupciones te mantienen despierto. Para el insomnio prolongado, el mejor tratamiento suele ser aprender cambios de comportamiento en el marco de una terapia conductual.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si regularmente tienes problemas para dormir o para permanecer dormido (insomnio), pide una cita médica con el médico. El tratamiento dependerá de lo que esté causando el insomnio. En ocasiones, se puede detectar y tratar una causa oculta, como una enfermedad o un trastorno del sueño; este enfoque es mucho más eficaz que simplemente tratar el síntoma del insomnio en sí.

Los cambios en el comportamiento aprendidos a través de la terapia cognitivo-conductual generalmente son el mejor tratamiento para el insomnio persistente. Tener un horario de sueño regular, hacer ejercicio habitualmente, evitar la cafeína y las siestas durante el día, y mantener el estrés controlado también puede ser de ayuda. Pero hay ocasiones en las que agregar pastillas para dormir recetadas puede ayudarte a tener el descanso que tanto necesitas.

Todas las pastillas para dormir recetadas presentan riesgos, especialmente para las personas con determinadas enfermedades, como enfermedad renal o hepática. Habla siempre con el médico antes de probar un nuevo tratamiento para el insomnio.

A continuación, encontrarás información sobre algunos de los tipos de pastillas para dormir recetadas más comunes que se usan actualmente.

Tipos de pastillas para dormir con receta médica

Las pastillas para dormir con receta médica pueden ayudarte a dormir con más facilidad, durante más tiempo o ambas. Los riesgos y los beneficios de las diversas pastillas para dormir con receta médica son diferentes. Para buscar el medicamento con receta médica adecuado para poder dormir, el médico generalmente hace lo siguiente:

  • Hace preguntas para conocer mejor tus patrones de sueño
  • Solicita pruebas para descartar cualquier afección subyacente que pueda provocar dificultades para dormir
  • Analiza las opciones respecto de cómo tomar los medicamentos para dormir con receta médica, entre ellas, la frecuencia, el momento para tomarlos y la presentación, como por ejemplo, pastillas, un atomizador bucal o tabletas para disolver
  • Te receta una pastilla para dormir durante un tiempo limitado para determinar los beneficios y los efectos secundarios que te produce
  • Prueba otra pastilla para dormir con receta médica si, después de terminar los comprimidos recetados, observa que el primer medicamento no funcionó
  • Te ayuda a determinar si hay una versión genérica, que generalmente es menos costosa que los medicamentos de marca

Las empresas de seguro pueden tener restricciones en la cobertura de las pastillas para dormir, y es posible que primero debas probar otros enfoques para tratar el insomnio.

Algunas opciones de medicamentos para dormir con receta médica son las siguientes.

Medicamentos para dormir Te ayudan a dormir Te ayudan a permanecer dormido Pueden provocar dependencia
Doxepina (Silenor)
Estazolam
Eszopiclona (Lunesta)
Ramelteon (Rozerem)
Temazepam (Restoril)
Triazolam (Halcion)
Zaleplon (Sonata)
Zolpidem (Ambien, Edluar, Intermezzo, Zolpimist)
Zolpidem de liberación prolongada (Ambien CR)
Suvorexant (Belsomra)

Efectos secundarios de las pastillas para dormir de venta con receta

Siempre pregúntale a su médico acerca de los posibles efectos secundarios antes de decidir qué pastillas para dormir considerar tomar. Según el tipo, las pastillas para dormir recetadas pueden causar efectos secundarios como:

  • Mareos o aturdimiento, que pueden causar caídas
  • Dolor de cabeza
  • Problemas gastrointestinales, como diarrea y náuseas
  • Somnolencia prolongada, más aún con medicamentos que lo ayudan a permanecer dormido
  • Reacción alérgica grave
  • Comportamientos relacionados con el sueño, como conducir o comer cuando no estás completamente despierto
  • Problemas de memoria y rendimiento durante el día

Antidepresivos con efecto sedante

A veces, los medicamentos con receta médica que se usan principalmente para tratar la depresión pueden aliviar el insomnio cuando se toman en dosis más bajas. Aunque su uso es extendido, no están aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos para el insomnio. Cuando el insomnio es una consecuencia de la depresión o ansiedad, los antidepresivos pueden aliviar ambas afecciones al mismo tiempo.

Por ejemplo:

  • Amitriptilina
  • Mirtazapina (Remeron)
  • Trazodona

Efectos secundarios de los antidepresivos con efectos sedantes

Los antidepresivos que tienen un efecto sedante pueden producir estos efectos secundarios:

  • Mareos y aturdimiento
  • Dolor de cabeza
  • Somnolencia prolongada
  • Sequedad en la boca
  • Náuseas
  • Ritmo cardiaco irregular
  • Aumento de peso
  • Problemas de memoria y rendimiento durante el día
  • Estreñimiento

Consideraciones de seguridad

Si estás embarazada, amamantando o eres un adulto mayor, es posible que algunas pastillas para dormir de venta con receta (e incluso algunas de venta libre), así como algunos antidepresivos, no sean seguros para ti. El uso de pastillas para dormir puede aumentar el riesgo de caídas y lesiones nocturnas en adultos mayores. Si eres un adulto mayor, el médico puede recetarte una dosis más baja del medicamento para reducir el riesgo de tener algún problema.

Algunas enfermedades —por ejemplo, enfermedad renal, presión arterial baja, problemas del ritmo cardíaco (arritmias) o antecedentes de convulsiones— pueden limitar tus opciones. Además, las pastillas para dormir de venta con receta y de venta libre pueden interactuar con otros medicamentos. Tomar ciertas pastillas para dormir de venta con receta puede causar abuso de drogas o drogodependencia, por lo que es importante que sigas las indicaciones del médico.

Tomar pastillas para dormir

Si tus mejores intentos de dormir bien han fracasado, las pastillas para dormir recetadas pueden ser una opción. Los siguientes son consejos para tomarlas de manera segura.

  • Solicita una evaluación médica. Antes de tomar pastillas para dormir, programa una cita con el médico para que te haga un examen completo. El médico podría detectar causas específicas del insomnio. Si vas a tomar pastillas para dormir durante más de unas semanas, coordina con el médico un seguimiento adecuado para controlar el medicamento.
  • Lee la guía del medicamento. Lee la guía para pacientes del medicamento para entender cómo y cuándo tomar los medicamentos y cuáles son los posibles efectos secundarios más importantes. Si tienes dudas, consulta al farmacéutico o al médico.
  • Siempre toma las pastillas para dormir justo antes de ir a la cama. Las pastillas para dormir pueden reducir tu nivel de conciencia de lo que estás haciendo, y eso aumenta el riesgo de situaciones peligrosas. Toma la pastilla para dormir una vez que hayas finalizado todas tus actividades nocturnas, inmediatamente antes de irte a dormir.
  • Toma las pastillas para dormir cuando puedas dormir toda la noche. Solo debes tomarlas cuando sepas que puedes dormir toda la noche o, al menos, siete u ocho horas. Unas pocas pastillas para dormir de acción corta están previstas para cuando te despiertas en medio de la noche, para que puedas tomarlas cuando tengas al menos cuatro horas para dormir.
  • Controla los efectos secundarios. Si te sientes somnoliento o mareado durante el día o si presentas cualquier otro efecto secundario importante, habla con tu médico sobre cambiar la dosis o dejar las pastillas. No tomes una pastilla para dormir nueva la noche anterior a un compromiso o una actividad importantes porque no sabes cómo reaccionarás.
  • Evita el alcohol. No mezcles las pastillas para dormir con alcohol. El alcohol aumenta los efectos sedantes de las pastillas. Incluso una pequeña cantidad de alcohol combinada con las pastillas para dormir puede provocar mareos, confusión o desmayos. La combinación de alcohol con ciertas pastillas para dormir puede provocar una reducción peligrosa del ritmo de la respiración o falta de reacción. De hecho, el alcohol puede causar insomnio.
  • Toma las pastillas para dormir estrictamente como te lo haya indicado el médico. Algunas pastillas para dormir recetadas se pueden tomar solo en tratamientos a corto plazo. Comunícate con tu médico para que te asesore. No tomes dosis mayores a las que te hayan recetado. Si la dosis inicial no produce el efecto deseado, no tomes más pastillas sin antes hablar con el médico.
  • Déjalas con cuidado. Cuando estés preparado para dejar de tomar las pastillas para dormir, sigue las instrucciones del médico o del farmacéutico, o las indicaciones del prospecto. Algunos medicamentos deben suspenderse de forma gradual. Ten en cuenta que, cuando abandones las pastillas, puedes presentar algunos episodios de insomnio a corto plazo por efecto rebote durante unos días.

Si sigues teniendo problemas para dormir, pídele ayuda adicional a tu médico.

Jan. 30, 2018 See more In-depth

Ver también

  1. Ambien: ¿debería preocuparme por la dependencia?
  2. Anorexia nerviosa
  3. Abstinencia de los antidepresivos: ¿existe algo así?
  4. Antidepresivos y alcohol: ¿Cuál es el problema?
  5. Los antidepresivos y el aumento de peso: ¿cuál es su causa?
  6. Antidepresivos: ¿pueden dejar de funcionar?
  7. Antidepresivos para niños y adolescentes
  8. Antidepresivos: Efectos secundarios
  9. Antidepresivos: Elección del adecuado para ti
  10. Antidepresivos: ¿cuáles causan la menor cantidad de efectos secundarios sexuales?
  11. Antidepresivos atípicos
  12. Rutinas para la hora de dormir: no son solo para los bebés
  13. Biorretroalimentación
  14. ¿No puedes dormir? Prueba con hacer ejercicio durante el día
  15. Apnea central del sueño
  16. Ahuyenta la depresión de invierno
  17. Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob
  18. Depresión clínica: ¿Qué significa?
  19. ¿Café después de cenar? Que sea sin cafeína
  20. Terapia cognitivo conductual
  21. Máquinas de presión positiva continua sobre las vías respiratorias: consejos para evitar 10 problemas comunes
  22. Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob
  23. Depresión y ansiedad: ¿puedo tener ambas?
  24. Depresión, ansiedad y ejercicio
  25. Depresión: el diagnóstico es clave
  26. Depresión en las mujeres: comprensión de la brecha de género
  27. Depresión (trastorno depresivo mayor)
  28. Depresión: Ofrece apoyo y aliento
  29. Depresión: apoyar a un familiar o a un amigo
  30. Drogadicción (trastorno de consumo de sustancias)
  31. La artritis psoriásica y el sueño
  32. Cansancio
  33. Dolores de cabeza y estrés
  34. Pautas sobre el sueño
  35. Cómo se produce la adicción a los opioides
  36. Cómo saber si un ser querido abusa de los opioides
  37. Enfermedad de Huntington
  38. Insomnio
  39. Insomnio: ¿Cómo hago para permanecer dormido?
  40. Tratamiento del insomnio: terapia cognitiva conductual en vez de pastillas para dormir
  41. Trastorno del jet lag
  42. Kratom para la suspensión de opioides
  43. Falta de sueño: ¿puede enfermarte?
  44. Depresión masculina: comprender los problemas
  45. Inhibidores de la monoaminooxidasa y alimentación: ¿es necesario restringir la tiramina?
  46. Marihuana y depresión
  47. Mayo Clinic Minute: Síndrome de las piernas inquietas en niños
  48. Mayo Clinic Minute: Lo que debes saber sobre los murciélagos y la rabia
  49. Efectos secundarios de la melatonina
  50. Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO)
  51. Lo que se debe hacer y lo que no se debe hacer en las siestas
  52. Remedios naturales para la depresión: ¿son eficaces?
  53. Crisis nerviosa: ¿qué significa?
  54. Dependencia de la nicotina
  55. ¿No estás cansado? No te vayas a la cama
  56. Apnea obstructiva del sueño
  57. Apnea obstructiva del sueño
  58. Dolor y depresión: ¿existe alguna relación?
  59. Síntomas persistentes posteriores a una conmoción cerebral (síndrome posconmocional)
  60. Infección por parásitos intestinales
  61. Polisomnografía nocturna (estudio del sueño)
  62. Porfiria
  63. Depresión posparto
  64. Trastorno disfórico premenstrual
  65. Síndrome premenstrual (SPM)
  66. Abuso de drogas recetadas
  67. Edema pulmonar
  68. Rabia
  69. Síndrome de las piernas inquietas
  70. Trastorno afectivo estacional
  71. Tratamiento para el trastorno afectivo estacional: Escoger una caja de luz
  72. Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)
  73. Inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN)
  74. No bebas alcohol para dormir mejor
  75. Antihistamínicos para el insomnio
  76. Somníferos de venta libre
  77. Apnea del sueño
  78. La apnea del sueño y la cafeína: ¿alguna relación?
  79. Consejos para dormir
  80. Máscaras CPAP
  81. Síntomas de estrés
  82. Toma el control del alivio del dolor de cabeza
  83. Reducción progresiva del uso de opioides: cuándo y cómo hacerlo
  84. Depresión en adolescentes
  85. Dolor de cabeza tensional
  86. Cómo aliviar los dolores de cabeza de tipo tensional
  87. Depresión resistente al tratamiento
  88. Antidepresivos tricíclicos y antidepresivos tetracíclicos
  89. La valeriana: ¿es un somnífero natural seguro y eficaz?
  90. CPAP: cómo funciona
  91. Apnea obstructiva del sueño: ¿qué ocurre?
  92. Vitamina B-12 y depresión
  93. ¿Qué son los opioides y por qué son peligrosos?
  94. ¿Qué es la reflexología?