Cómo hace frente al estrés de padecer hidradenitis supurativa

Las exacerbaciones de hidradenitis supurativa pueden ser impredecibles y pueden hacerte sentir que tienes poco control sobre tu afección. Dado que los bultos que caracterizan la afección suelen aparecer en las zonas íntimas del cuerpo, como en la ingle y entre los glúteos, también es frecuente sentirse avergonzado de su apariencia. Esto puede causar enojo, tristeza, ansiedad o vergüenza. También podrías tener depresión.

Si estás deprimido o tienes emociones negativas a raíz de la hidradenitis supurativa, considera estos consejos de afrontamiento:

  • Habla sobre tus frustraciones y tus sentimientos. Hazlo en un entorno seguro, como con un consejero especializado, un amigo comprensivo o un grupo de apoyo para personas con hidradenitis supurativa.
  • Controla el estrés. Meditar con regularidad o escribir tus pensamientos y sentimientos en un diario puede ayudarte a aliviar el estrés que puede causar la hidradenitis supurativa.
  • Infórmate e informa a tus seres queridos. La hidradenitis supurativa puede hacer que te alejes de tus amigos y familiares. También puede afectar tu vida sexual, particularmente si tienes heridas abiertas o cicatrices. También puede darte vergüenza el olor que emanan las heridas supurativas. Explícales a tus seres queridos que la hidradenitis supurativa no es contagiosa y no se origina a causa de una higiene inadecuada. Aprender más acerca de tu afección y compartir información con otros puede reforzar tu autoestima.
  • Controla el dolor. Los bultos y las lesiones pueden provocar dolor físico y emocional. Pídele consejos a tu médico sobre cómo puedes limitar el dolor, por ejemplo, al tomar analgésicos y vendar y cuidar tus heridas adecuadamente. Si estás deprimido, habla con el médico acerca de las opciones de tratamiento de la depresión.
Feb. 23, 2016 See more In-depth