Me preocupan los efectos secundarios sexuales de los antidepresivos. ¿Qué se puede hacer para prevenir o reducir esos efectos secundarios?

Respuesta de Daniel K. Hall-Flavin, M.D.

Los efectos secundarios sexuales son frecuentes tanto en los hombres como en las mujeres que toman antidepresivos, así que su inquietud es entendible. Los efectos en la función sexual pueden incluir los siguientes:

  • Alteración del deseo sexual
  • Problemas de erección
  • Problemas de orgasmo
  • Problemas con la excitación, la comodidad y la satisfacción

La gravedad de los efectos secundarios sexuales dependen de la persona, y del tipo y la dosis específicos del antidepresivo. Para algunas personas, los efectos secundarios sexuales son leves o pueden aliviarse a medida que sus cuerpos se adaptan al medicamento. Para otras personas, los efectos secundarios sexuales siguen siendo un problema.

Los antidepresivos que tienen el índice más bajo de efectos secundarios sexuales incluyen los siguientes:

  • Bupropión (Wellbutrin XL, Wellbutrin SR, Aplenzin, Forfivo XL)
  • Mirtazapina (Remeron)
  • Vilazodona (Viibryd)
  • Vortioxetina (Trintellix)

Los antidepresivos que tienen más probabilidades de provocar efectos secundarios sexuales incluyen los siguientes:

  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), que incluyen citalopram (Celexa), escitalopram (Lexapro), fluoxetina (Prozac), paroxetina (Paxil, Paxil CR, Pexeva) y sertralina (Zoloft).
  • Inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN), que incluyen venlafaxina (Effexor XR), desvenlafaxina (Pristiq, Khedezla) y duloxetina (Cymbalta).
  • Antidepresivos tricíclicos y tetracíclicos, como amitriptilina, nortriptilina (Pamelor) y clomipramina (Anafranil).
  • Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO), como isocarboxazida (Marplan), fenelzina (Nardil) y tranilcipromina (Parnate). Sin embargo, la selegilina (Emsam), un inhibidor de la monoaminooxidasa más reciente que se pega en la piel como un parche, tiene un riesgo bajo de provocar efectos secundarios sexuales.

Si estás tomando un antidepresivo que provoca efectos secundarios sexuales, el médico puede recomendarte una o más de las siguientes estrategias:

  • Esperar varias semanas para ver si mejoran los efectos secundarios sexuales.
  • Ajustar la dosis del antidepresivo para reducir el riesgo de efectos secundarios sexuales. Sin embargo, siempre consulta al médico antes de cambiar la dosis.
  • Cambiar a otro antidepresivo que tenga menos probabilidades de causar efectos secundarios sexuales.
  • Agregar un segundo antidepresivo u otro tipo de medicamento para contrarrestar los efectos secundarios sexuales. Por ejemplo, agregar el antidepresivo bupropión puede aliviar los efectos secundarios sexuales provocados por otro antidepresivo.
  • Agregar un medicamento para mejorar la función sexual, como sildenafilo (Viagra), tadalafilo (Cialis) o vardenafilo (Levitra, Staxyn). La Administración de Alimentos y Medicamentos aprobó estos medicamentos específicamente para tratar los problemas sexuales en los hombres. Algunas pocas investigaciones sugieren que el sildenafilo puede mejorar los problemas sexuales que provocan los antidepresivos en algunas mujeres, pero se necesita más información sobre su eficacia y seguridad en las mujeres.

Suspender la toma de los medicamentos debido a los efectos secundarios sexuales es un problema frecuente y, para la mayoría de las personas, esto significa que la depresión vuelve. Trabaja con el médico para encontrar un antidepresivo eficaz o una combinación de medicamentos que reduzcan los efectos secundarios sexuales y mantengan la depresión bajo control. Si estás embarazada o intentando quedar embarazada, habla con el médico, ya que esto puede cambiar el tipo de antidepresivo que es adecuado para ti.

Sé paciente. Todas las personas reaccionan de manera diferente a los antidepresivos; por lo tanto, puede que sea necesario un poco de prueba y error a fin de identificar qué tratamiento funciona mejor para ti.

June 13, 2018 See more Expert Answers