Tratamiento para el trastorno afectivo estacional: elegir una caja de fototerapia

Las cajas de fototerapia pueden ofrecer un tratamiento eficaz para el trastorno afectivo estacional. Algunas características, como la intensidad de la luz, la seguridad, el costo y el estilo, son consideraciones importantes.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

El trastorno afectivo estacional es un tipo de depresión que generalmente se presenta todos los años en otoño e invierno. Usar la caja de luz de terapia lumínica puede proporcionar alivio. Pero para algunas personas, la terapia lumínica puede ser más eficaz si se la combina con otro tratamiento para el trastorno afectivo estacional, como un antidepresivo o la terapia psicológica (psicoterapia).

Las cajas de luz de la terapia lumínica para el tratamiento del trastorno afectivo estacional también se conocen como «cajas de luz», «cajas de luminoterapia» y «cajas de fototerapia». Todas las cajas de terapia lumínica para el tratamiento del trastorno afectivo estacional están diseñadas para cumplir la misma función, pero es posible que una te sirva más que otra.

Primero consulta con tu médico

Se recomienda hablar con el proveedor de atención médica sobre cómo elegir y usar una lámpara de fototerapia. Si padeces trastorno afectivo estacional y trastorno bipolar, tu médico debe analizar detenidamente la conveniencia y el momento respecto del uso de una lámpara de fototerapia. Aumentar la exposición muy rápido o usar la lámpara de fototerapia por demasiado tiempo cada vez puede desencadenar síntomas de manía si padeces trastorno bipolar.

Si tienes problemas oculares pasados o actuales, como glaucoma, cataratas o daño en los ojos debido a la diabetes, consulta con tu oculista antes de comenzar con la fototerapia.

Comprender qué es una caja de luz

Una caja de fototerapia imita la luz natural exterior. Los investigadores creen que este tipo de luz provoca un cambio químico en el cerebro que mejora el ánimo y alivia otros síntomas del trastorno afectivo estacional.

Por lo general, la caja de luz debe:

  • Generar una exposición a una luz de 10.000 lux
  • Emitir la menor cantidad posible de luz UV

Las recomendaciones habituales de uso de la caja de luz son las siguientes:

  • Dentro de la primera hora después de despertarse por la mañana
  • Durante 20 a 30 minutos
  • A una distancia de unas 16 a 24 pulgadas (41 a 61 cm) de la cara
  • Con los ojos abiertos, pero sin mirar directamente a la luz

Las lámparas de fototerapia están diseñadas para ser seguras y eficaces, pero no están aprobadas ni reguladas por la Administración de Alimentos y Medicamentos para el tratamiento del trastorno afectivo estacional. Por eso, es importante que comprendas tus opciones.

No se necesita receta médica para comprar una lámpara de fototerapia. Tu médico puede recomendarte una lámpara de fototerapia específica, pero la mayoría de los planes de seguro médico no cubren el costo.

Qué debes tener en cuenta

A continuación, te brindamos algunas preguntas para tener en cuenta cuando compres una caja de luz para tratar el trastorno afectivo estacional:

  • ¿Está hecha para tratar específicamente el trastorno afectivo estacional? Si no lo está, es posible que no sea de ayuda para tu depresión. Algunas lámparas de luminoterapia están diseñadas para tratar trastornos de la piel, no para el trastorno afectivo estacional. Las lámparas que se utilizan para los trastornos de la piel emiten principalmente luz ultravioleta (UV) y puede dañarte los ojos si las usas de manera incorrecta. Las cajas de luz que se utilizan para el trastorno afectivo estacional deben filtrar la mayor parte de la luz UV o la totalidad de esta.
  • ¿Cuán luminosas son? Las cajas de luz producen distintas intensidades de luz. Las cajas más luminosas requerirán menos tiempo de uso diario, en comparación con las cajas más tenues, para logar el mismo efecto. La intensidad de luz que se suele recomendar es de 10 000 lm.
  • ¿Cuánta luz UV emite? Las cajas de luz para el trastorno afectivo estacional deben estar diseñadas para filtrar la mayor parte de la luz UV o la totalidad de esta. Comunícate con el fabricante si tienes alguna pregunta sobre la información de seguridad.
  • ¿Puede causar daño en los ojos? Algunas cajas de luz incluyen características diseñadas para proteger los ojos. Asegúrate de que la caja de luz filtre la mayor parte de la luz UV o la totalidad de esta para evitar que te dañe los ojos. Si tienes problemas en los ojos, como glaucoma, cataratas o daño en los ojos debido a la diabetes, pídale al oftalmólogo que te aconseje sobre cómo elegir una caja de luz.
  • ¿Es el estilo que necesitas? Las cajas de luz vienen en distintas formas y tamaños, con características variadas. Algunas parecen lámparas verticales, mientras que otras son pequeñas y rectangulares. La eficacia de una caja de luz depende del uso diario; por lo tanto, compra una que sea adecuada para ti.
  • ¿Puedes ponerla en la ubicación correcta? Piensa dónde quieres colocar la caja de luz y qué puedes hacer mientras la usas, por ejemplo, leer. Revisa las instrucciones del fabricante para recibir la cantidad correcta de luz a la distancia adecuada.

Habla con el profesional de cuidado de la salud sobre las opciones y las recomendaciones de las cajas de luz para que puedas obtener una que se adapte a tus necesidades.

June 13, 2018 See more In-depth