Resumen

La perimenopausia significa "alrededor de la menopausia" y se refiere al tiempo durante el cual el cuerpo produce la natural transición a la menopausia marca el final de los años reproductivos. La perimenopausia también se llama la transición menopáusica.

Las mujeres desde la perimenopausia diferentes edades. Usted puede notar signos de progresión hacia la menopausia, tales como irregularidad menstrual, en algún momento en su 40s. Pero algunas mujeres notan cambios tan pronto como mediados de los años 30.

El nivel de estrógeno, la hormona femenina principal — en su cuerpo sube y baja irregularmente durante la perimenopausia. Sus ciclos menstruales pueden alargar o acortar, y podrás empezar a tener ciclos menstruales, en el que los ovarios no liberan un huevo (ovulo). También puede experimentar síntomas parecidos a la menopausia, como sofocos, problemas de sueño y sequedad vaginal. Existen tratamientos ayudar a aliviar estos síntomas.

Una vez que has pasado por 12 meses consecutivos sin un período menstrual, oficialmente ha llegado a la menopausia, y el período de la perimenopausia.

Síntomas

Durante toda la transición a la menopausia se producen en tu cuerpo algunos cambios sutiles e, incluso, otros no tan sutiles. Podrías tener lo siguiente:

  • Períodos menstruales irregulares Dado que la ovulación se vuelve más impredecible, el tiempo que transcurra entre un período y otro podría ser más largo o más corto. Además, el flujo puede ser liviano o abundante, y es posible que algunas veces no tengas el período menstrual. Si se presenta un cambio persistente de siete o más días en la duración de tu ciclo menstrual, es posible que estés comenzando la perimenopausia. Si transcurren 60 días o más entre un período y otro, es probable que estés terminando la perimenopausia.
  • Sofocos y problemas para dormir. Los sofocos son comunes durante la perimenopausia. Su intensidad, duración y frecuencia suelen variar. Los problemas para dormir a menudo se deben a los sofocos o las sudoraciones nocturnas, pero en ocasiones el sueño se vuelve impredecible, aun sin ellos.
  • Cambios de humor Durante la perimenopausia puedes experimentar cambios en el estado de ánimo, irritabilidad o mayor riesgo de depresión. La causa de estos síntomas podría radicar en las alteraciones asociadas con los sofocos. Los cambios de humor también pueden ser el resultado de factores no relacionados con los cambios hormonales de la perimenopausia.
  • Problemas vaginales y de la vejiga. Cuando los niveles de estrógenos disminuyen, los tejidos vaginales pueden perder lubricación y elasticidad, lo cual hace que las relaciones sexuales resulten dolorosas. El bajo nivel de estrógenos también puede hacerte más vulnerable a las infecciones vaginales. La pérdida de tono tisular (de los tejidos) puede contribuir a la incontinencia urinaria.
  • Disminución de la fecundidad. A medida que la ovulación se vuelve irregular, disminuye tu capacidad para concebir. Sin embargo, en tanto y en cuanto tengas períodos menstruales, aún es posible concebir. Si deseas evitar un embarazo, usa métodos anticonceptivos hasta que no hayas menstruado durante 12 meses.
  • Cambios en la función sexual. Durante la perimenopausia, el impulso y el deseo sexual pueden cambiar. Sin embargo, si tu intimidad sexual había sido satisfactoria antes de la menopausia, lo más probable es que continúe siéndolo durante y después de la perimenopausia.
  • Pérdida ósea. Con la disminución de los niveles de estrógenos, comienzas a perder hueso con mayor rapidez de la que lo reemplazas, lo que aumenta el riesgo de sufrir osteoporosis (una enfermedad que hace que los huesos se tornen frágiles).
  • Cambios en los niveles de colesterol. La disminución de los niveles de estrógenos puede generar cambios desfavorables en los niveles de colesterol en sangre. Uno de estos cambios puede ser el aumento del colesterol en lipoproteínas de baja densidad (LDL, el colesterol «malo»), que contribuye a aumentar el riesgo de desarrollar una enfermedad del corazón. Al mismo tiempo, el colesterol en las lipoproteínas de alta densidad (HDL, colesterol «bueno») disminuye en muchas mujeres a medida que envejecen, lo que también aumenta el riesgo de padecer una enfermedad del corazón.

Cuándo consultar con el médico

Algunas mujeres buscan atención médica para sus síntomas perimenopáusicos. No obstante, otras toleran los cambios o, sencillamente, no tienen síntomas que sean lo suficientemente intensos como para requerir atención. Dado que los síntomas pueden ser sutiles y aparecen en forma gradual, es posible que no te des cuenta al principio que todos están conectados con lo mismo: el aumento y la disminución de los niveles de estrógeno y progesterona, otra hormona femenina clave.

Si tienes síntomas que interfieren con tu vida o bienestar (como sofocos, cambios de humor o cambios en la función sexual) que te preocupan, consulta con tu médico.

Causas

Como vas a través de la transición menopáusica, la producción de su cuerpo de estrógeno y progesterona aumenta y disminuye. Muchos de los cambios que experimenta durante la perimenopausia son consecuencia de la disminución de estrógeno.

Factores de riesgo

La menopausia es una etapa normal en la vida. Pero puede ocurrir en algunas mujeres que en otros. Aunque no siempre concluyentes, algunas evidencias indican que ciertos factores pueden hacer más probable que comience la perimenopausia a una edad más temprana, incluyendo:

  • Fumar. El inicio de la menopausia se produce uno o dos años antes en las mujeres que fuman que en las mujeres que no fuman.
  • Historia de la familia. Las mujeres con antecedentes familiares de menopausia temprana pueden experimentar la menopausia temprana ellos mismos.
  • Tratamiento del cáncer. Tratamiento para el cáncer con quimioterapia o radioterapia pélvica se ha relacionado con la menopausia precoz.
  • Histerectomía. Una histerectomía que elimina el útero, pero no los ovarios, generalmente no causa la menopausia. Aunque ya no tiene períodos, sus ovarios todavía producen estrógeno. Pero dicha cirugía puede causar menopausia ocurrir antes que el promedio. También, si tienes un ovario quitado, el ovario restante puede dejar de funcionar antes de lo esperado.

Complicaciones

Los períodos irregulares son un sello de la perimenopausia. Mayoría de las veces esto es normal y nada debe preocuparle. Sin embargo, consulte a su médico si:

  • El sangrado es muy pesado — usted cambiar tampones o almohadillas cada hora o dos por dos o más horas
  • Sangrado dura más de siete días
  • Se presenta un sangrado entre los períodos
  • Períodos regularmente ocurren menos de 21 días de diferencia

Signos como estos pueden significar que hay un problema con tu sistema reproductivo que requiere diagnóstico y tratamiento.

Oct. 21, 2016
References
  1. Lentz GM, et al. Menopause and care of the mature women (Menopausia y atención de mujeres maduras). En: Comprehensive Gynecology (Ginecología integral). 6.ª ed. Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2012. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 18 de agosto de 2016.
  2. Casper RF. Clinical manifestations and diagnosis of menopause (Manifestaciones clínicas y diagnóstico de la menopausia). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 18 de agosto de 2016.
  3. McNamara M, et al. In the Clinic. Perimenopause (En la clínica. Perimenopausia). Annals of Internal Medicine (Anales de Medicina Interna). 2015;162:ITC1.
  4. AskMayoExpert. Menopausal hormone therapy (Terapia hormonal para la menopausia). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2016.
  5. North American Menopause Society. The Menopause Guidebook (Sociedad Norteamericana de Menopausia. Guía sobre la menopausia). 8.ª ed. Mayfield Heights, Ohio: Sociedad Norteamericana de Menopausia (North American Menopause Society); 2015.
  6. Menopause and menopause treatments (La menopausia y sus tratamientos). Office on Women's Health (Oficina para la Salud de la Mujer). http://www.womenshealth.gov/publications/our-publications/fact-sheet/menopause-treatment.html. Último acceso: 25 de agosto de 2016.
  7. Ferri FF. Menopause (Menopausia). En: Ferri’s Clinical Advisor 2017 (Consejos clínicos de Ferri 2017). Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 24 de agosto de 2016.
  8. Welt CK. Ovarian development and failure (menopause) in normal women (Desarrollo e insuficiencia ováricos [menopausia] en mujeres normales). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 18 de agosto de 2016.
  9. Zacur HA. Managing an episode of severe or prolonged uterine bleeding (Tratamiento de un episodio de sangrado uterino prolongado grave). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 30 de agosto de 2016.
  10. American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG) Committee on Practice Bulletins — Gynecology (Comité de Boletines de Práctica del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos: ginecología). ACOG Practice Bulletin No. 128. Diagnosis of Abnormal Uterine Bleeding in Reproductive-Aged Women (Boletín de prácticas n.º 128 del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos. Diagnóstico de sangrado uterino anormal en mujeres en edad reproductiva). Obstetrics and Gynecology (Ginecología y Obstetricia). 2012;120:197.
  11. American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG) Committee on Practice Bulletins — Gynecology (Comité de Boletines de Práctica del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos: ginecología). ACOG Practice Bulletin N.° 141. Management of menopausal symptoms (Boletín de práctica del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos n.º 141: control de los síntomas de la menopausia). Obstetrics and Gynecology (Ginecología y obstetricia). 2014;123:202.
  12. Longo DL, et al., eds. The menopause transition and postmenopausal hormone therapy (La transición de la menopausia y la terapia hormonal posmenopáusica). En: Harrison’s Principles of Internal Medicine (Principios de Medicina Interna de Harrison). 19.ª ed. Nueva York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2015. http://accessmedicine.com. Último acceso: 30 de agosto de 2016.
  13. Santen RJ, et al. Menopausal hot flashes (Sofocos menopáusicos). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 30 de agosto de 2016.
  14. Lentz GM, et al. Black cohosh (Cimicifuga spp.) for menopausal symptoms (Cimífuga [Cimicífuga spp.] para los síntomas menopáusicos). Cochrane Database of Systematic Reviews (Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas). http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/14651858.CD007244.pub2/abstract. Último acceso: 30 de agosto de 2016.
  15. Bedell S, et al. The pros and cons of plant estrogens for menopause (Las ventajas y las desventajas de los estrógenos de las plantas para la menopausia). Journal of Steroid Biochemistry and Molecular Biology (Revista de Bioquímica de los Esteroides y Biología Molecular). 2014;139:225.
  16. Comité sobre Práctica Ginecológica del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists) y Comité de Práctica de la American Society for Reproductive Medicine (Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva). Committee Opinion No. 532: Compounded bioidentical menopausal hormone therapy. (Opinión del Comité n.° 532: terapia compuesta de hormonas bioidénticas para la menopausia). Obstetrics & Gynecology (Ginecología y Obstetricia). 2012;120:411.
  17. Sood R, et al. Paced breathing compared with usual breathing for hot flashes (La respiración rítmica comparada con la respiración normal para los sofocos). Menopause (Menopausia). 2013;20:179.
  18. Fisher TE, et al. Lifestyle alterations for the amelioration of hot flashes (Alteraciones en el estilo de vida para mejorar los sofocos). Maturitas. 2012;71:217.
  19. Rosen HN, et al. Overview of the management of osteoporosis in postmenopausal women (Descripción general del tratamiento de la osteoporosis en mujeres posmenopáusicas). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 31 de agosto de 2016.
  20. Chen YP, et al. Acupuncture for hot flashes in women with breast cancer: A systematic review (Acupuntura para combatir los sofocos en mujeres con cáncer de mama: análisis sistemático). Journal of Cancer Research and Therapeutics (Revista de terapéutica e investigación del cáncer). 2016;12:535.