Descripción general

La baja presión arterial puede parecer deseable, y para algunas personas, no causa problemas. Sin embargo, para muchas personas, una presión arterial anormalmente baja (hipotensión) puede causar mareos y desmayos. En casos graves, la presión arterial baja es potencialmente mortal.

Una lectura de la presión arterial inferior a 90 milímetros de mercurio (mm Hg) para el número superior (sistólica) o 60 mm Hg para el número inferior (diastólica) se considera generalmente presión arterial baja.

Las causas de la presión arterial baja pueden variar desde la deshidratación hasta trastornos médicos graves. Es importante averiguar qué es lo que causa tu baja presión arterial para que pueda ser tratada.

Síntomas

Para algunas personas, la presión arterial baja es una señal de un problema preexistente, en especial cuando baja de repente o está acompañada de signos y síntomas como:

  • Mareos o aturdimiento
  • Desmayo
  • Visión borrosa o que se desvanece
  • Náuseas
  • Fatiga
  • Falta de concentración

Choque

La hipotensión extrema puede provocar esta enfermedad que pone en riesgo la vida. Los signos y síntomas incluyen los siguientes:

  • Confusión, especialmente en las personas mayores
  • Piel fría, húmeda, pálida
  • Respiración superficial y rápida
  • Pulso débil y rápido

Cuándo debes consultar a un médico

Si tienes signos o síntomas de shock, busca ayuda médica de emergencia.

Si tienes lecturas de presión arterial constantemente bajas pero te sientes bien, es probable que tu médico solo te controle durante los exámenes de rutina.

Incluso los mareos o el aturdimiento ocasionales pueden ser un problema relativamente menor: el resultado de una deshidratación leve, por ejemplo, por pasar demasiado tiempo al sol o en una bañera caliente. Aún así, es importante que veas a tu médico si tienes signos o síntomas de presión arterial baja porque pueden indicar problemas más graves. Puede ser útil llevar un registro de tus síntomas, cuándo ocurren y qué estás haciendo en ese momento.

Causas

La presión arterial es una medida de la presión en las arterias durante las fases de actividad y de reposo de cada latido del corazón.

  • Presión sistólica. El primer número en una lectura de la presión arterial es la cantidad de presión que el corazón genera cuando bombea sangre a través de las arterias al resto del cuerpo.
  • Presión diastólica. El segundo número en una lectura de la presión arterial hace referencia a la cantidad de presión en las arterias cuando el corazón se encuentra en reposo entre los latidos.

Las pautas actuales determinan que la presión arterial normal debe ser menor que 120/80 mmHg.

La presión arterial varía a lo largo del día, dependiendo de factores como los siguientes:

  • Posición corporal
  • Ritmo de la respiración
  • Nivel de estrés
  • Estado físico
  • Medicamentos que tomas
  • Lo que comes y lo que bebes
  • La hora del día

La presión arterial es más baja generalmente por la noche y se incrementa notablemente al despertar.

Presión arterial: ¿qué tan baja puede llegar?

Lo que se considera presión arterial baja para ti puede ser normal para otra persona. La mayoría de los médicos consideran que la presión arterial es demasiado baja solo si provoca síntomas.

Algunos expertos definen la presión arterial baja como lecturas inferiores a 90 mm Hg de presión sistólica o 60 mm Hg de presión diastólica. Si cualquiera de los dos números está por debajo de eso, tu presión es más baja de lo normal.

Una caída repentina de la presión arterial puede ser peligrosa. Un cambio de solo 20 mm Hg, por ejemplo un descenso de 110 a 90 mm Hg de presión sistólica, puede provocar mareos y desmayo si el cerebro no recibe la cantidad necesaria de sangre. Las gotas grandes, como las que provocan un sangrado no controlado, infecciones graves o reacciones alérgicas, pueden poner en riesgo la vida.

Enfermedades que pueden provocar presión arterial baja

Las afecciones médicas que pueden causar la presión arterial baja incluyen:

  • Embarazo. Debido a que el sistema circulatorio se expande rápidamente durante el embarazo, es probable que la presión arterial disminuya. Esto es normal, y la presión arterial suele volver al nivel previo al embarazo luego del parto.
  • Problemas cardíacos. Algunas enfermedades cardíacas que pueden provocar presión arterial baja comprenden frecuencia cardíaca extremadamente baja (bradicardia), problemas de la válvula cardiaca, ataque cardíaco e insuficiencia cardíaca.
  • Problemas endocrinos. Las enfermedades de la tiroides, como la enfermedad de la paratiroides, insuficiencia suprarrenal (enfermedad de Addison), nivel bajo de glucosa en la sangre (hipoglucemia) y, en algunos casos, la diabetes pueden desencadenar una presión arterial baja.
  • Deshidratación. Cuando el cuerpo pierde más agua de la que consume, puede causar debilidad, mareos y fatiga. La fiebre, los vómitos, la diarrea grave, el uso excesivo de diuréticos y el ejercicio extenuante pueden provocar deshidratación.
  • Pérdida de sangre. La pérdida de mucha sangre, como por una lesión grave o una hemorragia interna, reduce la cantidad de sangre en el cuerpo, lo que provoca una grave caída de la presión arterial.
  • Infección grave (septicemia). Cuando una infección en el cuerpo entra en el torrente sanguíneo, puede provocar una caída de la presión arterial que pone en riesgo la vida, llamada choque séptico.
  • Reacción alérgica grave (anafilaxia). Los desencadenantes comunes de esta reacción grave y que puede poner en riesgo la vida incluyen alimentos, ciertos medicamentos, venenos de insectos y látex. La anafilaxia puede causar problemas respiratorios, urticaria, picor, hinchazón de garganta y una peligrosa caída de la presión arterial.
  • Falta de nutrientes en tu dieta. La falta de vitamina B-12, folato y hierro puede impedir que el cuerpo produzca suficientes glóbulos rojos (anemia), lo que provoca una baja de la presión arterial.

Medicamentos que pueden provocar presión arterial baja

Algunos de los medicamentos que pueden causar presión arterial baja son los siguientes:

  • Diuréticos, como la furosemida (Lasix) y la hidroclorotiazida (Microzide y otros)
  • Alfabloqueadores, como la prazosina (Minipress)
  • Betabloqueadores, como el atenolol (Tenormin) y el propranolol (Inderal, Innopran XL y otros)
  • Medicamentos para tratar la enfermedad de Parkinson, como pramipexol (Mirapex) o los que contienen levodopa
  • Algunos tipos de antidepresivos (antidepresivos tricíclicos), como la doxepina (Silenor) y la imipramina (Tofranil)
  • Medicamentos para tratar la disfunción eréctil, como el sildenafilo (Revatio, Viagra) o el tadalafilo (Adcirca, Alyq, Cialis), sobre todo cuando se toman con la nitroglicerina (Nitrostat y otros) para tratar afecciones del corazón

Tipos de presión arterial baja

Los médicos suelen dividir la presión arterial baja (hipotensión) en categorías, dependiendo de las causas y otros factores. Algunos tipos de presión arterial baja comprenden los siguientes:

  • Presión arterial baja al ponerse de pie (hipotensión ortostática o postural). Se trata de una caída repentina de la presión arterial cuando te levantas de una posición sentada o después de estar acostado.

    La gravedad hace que la sangre se acumule en las piernas cuando estás de pie. Normalmente, el cuerpo lo compensa aumentando la frecuencia cardíaca y estrechando los vasos sanguíneos, asegurando así que vuelva suficiente sangre al cerebro.

    Pero en las personas con hipotensión ortostática, este mecanismo de compensación falla y la presión arterial cae, lo que provoca mareos, aturdimiento, visión borrosa e incluso desmayos.

    La hipotensión ortostática puede producirse por varias razones, incluida la deshidratación, el reposo prolongado en cama, el embarazo, la diabetes, los problemas cardíacos, las quemaduras, el calor excesivo, las grandes varices y ciertos trastornos neurológicos.

    Una cantidad de medicamentos también pueden provocar hipotensión ortostática, especialmente medicamentos que se usan para tratar la presión arterial alta (diuréticos, betabloqueadores, bloqueadores de los canales de calcio e inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina), así como también antidepresivos y medicamentos que se utilizan para tratar la enfermedad de Parkinson y la disfunción eréctil.

    La hipotensión ortostática es especialmente común en los adultos mayores, pero también afecta a las personas jóvenes, por lo demás sanas, que se ponen de pie repentinamente después de estar sentadas con las piernas cruzadas durante mucho tiempo o después de estar en cuclillas durante un tiempo.

  • Presión arterial baja después de comer (hipotensión posprandial). Este descenso de la presión arterial se produce una o dos horas después de comer y afecta sobre todo a los adultos mayores.

    La sangre fluye al tracto digestivo después de comer. Normalmente, el cuerpo aumenta la frecuencia cardíaca y constriñe ciertos vasos sanguíneos para ayudar a mantener la presión arterial normal. Sin embargo, este mecanismo falla en algunas personas, lo que provoca mareos, desmayos y caídas.

    La hipotensión posprandial suele afectar a personas con presión arterial alta o con trastornos del sistema nervioso autónomo, como la enfermedad de Parkinson.

    Comer comidas pequeñas y bajas en carbohidratos, beber más agua y evitar el alcohol podría ayudar a reducir los síntomas.

  • Presión arterial baja debido a señales cerebrales defectuosas (hipotensión mediada neuralmente). Este trastorno, que provoca una caída de la presión arterial después de permanecer de pie durante largos períodos, afecta principalmente a los adultos jóvenes y a los niños. Parece ocurrir debido a una falta de comunicación entre el corazón y el cerebro.
  • Presión arterial baja debido a daños en el sistema nervioso (atrofia multisistémica con hipotensión ortostática). También llamado síndrome de Shy-Drager, este raro trastorno tiene muchos síntomas similares a los de la enfermedad de Parkinson. Causa un daño progresivo al sistema nervioso autónomo, que controla las funciones involuntarias como la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la respiración y la digestión. Se asocia con una presión arterial muy alta cuando se está acostado.

Factores de riesgo

Cualquier persona puede tener presión arterial baja (hipotensión), aunque ciertos tipos son más comunes según la edad y otros factores:

  • Edad. La disminución de la presión arterial al ponerse de pie o después de comer se da, principalmente, en adultos mayores de 65 años. La hipotensión mediada por los nervios afecta principalmente a los niños y a los adultos jóvenes.
  • Medicamentos. Las personas que toman ciertos medicamentos, por ejemplo, medicamentos para tratar la presión arterial alta, como los alfabloqueadores, corren un mayor riesgo de tener presión arterial baja.
  • Algunas enfermedades. La enfermedad de Parkinson, la diabetes y algunas afecciones cardíacas aumentan el riesgo de tener presión arterial baja.

Complicaciones

Incluso las formas moderadas de baja presión arterial pueden causar mareos, debilidad, desmayos y riesgo de lesiones por caídas.

Y una presión arterial extremadamente baja puede privar al cuerpo de suficiente oxígeno para llevar a cabo las funciones, lo que provoca daños en el corazón y el cerebro.

April 21, 2020
  1. Low blood pressure. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/low-blood-pressure. Accessed Feb. 27, 2020.
  2. Understanding blood pressure readings. American Heart Association. https://www.heart.org/en/health-topics/high-blood-pressure/understanding-blood-pressure-readings. Accessed Feb. 27, 2020.
  3. AskMayoExpert. Orthostatic hypotension. Mayo Clinic; 2019.
  4. Office of patient education: Management of orthostatic hypotension. Mayo Clinic; 2016.
  5. Low blood pressure: When blood pressure is too low. American Heart Association. https://www.heart.org/en/health-topics/high-blood-pressure/the-facts-about-high-blood-pressure/low-blood-pressure-when-blood-pressure-is-too-low. Accessed Feb. 27, 2020.
  6. Orthostatic hypotension. Merck Manuals Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/cardiovascular-disorders/symptoms-of-cardiovascular-disorders/orthostatic-hypotension?query=hypotension. Accessed Feb. 27, 2020.
  7. Kaufmann, H. Treatment of orthostatic and postprandial hypotension. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Feb. 27, 2020.

Presión arterial baja (hipotensión)