Tratamiento de la hidradenitis supurativa: el tratamiento temprano es fundamental

Es importante diagnosticar hidradenitis supurativa lo antes posible ya que el diagnóstico y tratamiento tempranos pueden ayudar a reducir el dolor físico y emocional que provoca esta afección.

Para diagnosticar hidradenitis supurativa, los médicos suelen prestar atención a lo siguiente:

  • Bultos debajo de la piel
  • Bultos debajo de los pliegues de la piel o las zonas donde se produce roce de la piel, como en las axilas, debajo de las mamas o entre los glúteos.
  • Bultos con seis meses o más de permanencia

Lamentablemente, la hidradenitis supurativa se suele diagnosticar mal como diviesos (forúnculos), que también se caracterizan por la presencia de bultos dolorosos debajo de la piel. Algunas personas con hidradenitis supurativa esperan años hasta recibir un diagnóstico correcto de su afección.

Opciones de tratamiento

La hidradenitis supurativa no tiene cura, pero una vez diagnosticada, hay varias opciones de tratamiento. Es probable que el médico identifique metas de tratamiento, como por ejemplo:

  • Prevenir que ocurran lesiones nuevas
  • Tratar los nódulos de forma rápida para evitar la formación de túneles que conecten varios nódulos debajo de la piel
  • Eliminar los nódulos existentes para reducir la formación de cicatrices

El médico te recomendará un tratamiento, o una combinación de tratamientos, en función de factores tales como la gravedad de tu afección y tu estilo de vida. Los tratamientos pueden comprender:

  • Medicamentos tópicos y orales, entre ellos los antibióticos y los medicamentos derivados de la vitamina A (retinoides)
  • Cirugía ambulatoria menor para drenar los nódulos y ayudar a prevenir la formación de nódulos nuevos en la misma zona
  • Cirugía extensa para casos complicados

Cambios en el estilo de vida

Dependiendo de tu estilo de vida, el médico también te puede recomendar cambios para complementar tu tratamiento, como por ejemplo:

  • Dejar de fumar Si fumas, la remisión será difícil. Fumar puede empeorar los síntomas y las exacerbaciones.
  • Bajar de peso. Si eres obeso, adelgazar podría reducir la actividad hormonal que influye en la hidradenitis supurativa. También puede reducir la fricción y el rozamiento, que pueden empeorar los síntomas.
  • Realizar cambios en tu dieta. Hay evidencia limitada que sugiere que eliminar los lácteos de la dieta puede reducir la cantidad de lesiones nuevas que aparecen y reducir los signos y síntomas de la hidradenitis supurativa. Habla con el médico antes de realizar cambios en tu dieta.
Feb. 23, 2016 See more In-depth