Diagnosticar enfermedad de Alzheimer: cómo se diagnostica la enfermedad de Alzheimer

Para diagnosticar demencia de Alzheimer, los médicos realizan pruebas para evaluar el deterioro de la memoria y otras habilidades de razonamiento, determinar las capacidades funcionales e identificar cambios en la conducta. También llevan a cabo una serie de pruebas para descartar otras posibles causas de deterioro.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Existen varias formas de diagnosticar la demencia de la enfermedad de Alzheimer. A menudo, esta enfermedad se diagnostica con un examen médico. Los médicos evaluarán tus signos y síntomas, y te harán varias pruebas. Es posible que hablen con familiares y amigos para saber más acerca de los síntomas y el comportamiento.

Es importante tener un diagnóstico preciso de la enfermedad de Alzheimer, que es el tipo más común de demencia. El diagnóstico correcto es el primer paso importante para obtener el tratamiento, la atención médica, la educación familiar y los planes adecuados para el futuro.

Los primeros signos y síntomas de demencia de Alzheimer

Algunos de los primeros signos y síntomas de demencia por enfermedad de Alzheimer son:

  • Deterioro de la memoria, como por ejemplo, dificultad para recordar eventos
  • Dificultad para concentrarse, planificar o resolver problemas
  • Problemas para completar tareas diarias en el hogar o en el trabajo, como escribir o usar utensilios para comer
  • Confusión con respecto a los lugares o al paso del tiempo
  • Dificultades visuales o de espacio, como por ejemplo, no comprender distancias al conducir, perderse o extraviar cosas
  • Problemas de lenguaje, como por ejemplo, problemas para encontrar palabras o vocabulario reducido al hablar o escribir
  • Mal juicio al tomar decisiones
  • Retraerse de eventos laborales o compromisos sociales
  • Cambios en el estado de ánimo, como depresión u otros cambios en el comportamiento y la personalidad

La demencia por la enfermedad de Alzheimer puede afectar varios aspectos de tu vida diaria.

Cuando aparecen señales de advertencia de esta enfermedad es importante obtener un diagnóstico rápido y preciso.

Diagnóstico de demencia de Alzheimer

Para diagnosticar demencia por enfermedad de Alzheimer, el médico de cabecera, un médico capacitado en afecciones cerebrales (neurólogo) o un médico capacitado para tratar a adultos mayores (geriatra) revisarán tus síntomas, tus antecedentes médicos y los medicamentos que has tomado, y entrevistarán a alguien que te conozca bien, como un familiar o amigo cercano. El médico también te hará un examen físico y varias pruebas.

Durante la cita, el médico evaluará lo siguiente:

  • Si presentas deterioro de las habilidades de memoria y razonamiento (cognitivas)
  • Si presentas cambios de conducta o personalidad
  • El grado de deterioro de la memoria o el razonamiento, o cambios en ellos
  • La manera en la que los problemas de razonamiento afectan tu capacidad de desenvolverte en la vida diaria
  • La causa de tus síntomas

Los médicos pueden solicitar otros análisis de laboratorio o pruebas por imágenes del cerebro, o indicarte un análisis detallado de la memoria. Estas pruebas les pueden brindar a los médicos información útil para el diagnóstico, como el descarte de otras afecciones que causan síntomas similares.

Descartar otras enfermedades

Los médicos harán una evaluación física y verificarán que no tengas otras afecciones que podrían estar causando o contribuyendo al progreso de tus síntomas, como signos de accidentes cerebrovasculares pasados, enfermedad de Parkinson, depresión, apnea del sueño y otras afecciones médicas.

Evaluación de problemas de memoria y otros síntomas

Para evaluar los síntomas, el médico puede pedirte que respondas preguntas o hagas tareas relacionadas con tus habilidades cognitivas, como tu memoria, tu pensamiento abstracto y tus habilidades de resolución de problemas, de uso del lenguaje y otras habilidades relacionadas.

  • Pruebas de estado mental. El médico puede hacer pruebas de estado mental para evaluar tus habilidades de razonamiento (cognitivas) y memoria. Los médicos usan los resultados de estas pruebas para evaluar el grado de deterioro cognitivo.
  • Pruebas neuropsicológicas. Te puede evaluar un especialista capacitado en afecciones cerebrales y de salud mental (neuropsicólogo). La evaluación puede comprender pruebas exhaustivas para evaluar tus habilidades de memoria y razonamiento (cognitivas).

    Estas pruebas ayudan a los médicos a determinar si tienes demencia y si puedes hacer tareas diarias de manera segura, como tomar medicamentos según lo indicado y administrar tus finanzas. Ofrecen información acerca de lo que todavía puedes hacer y también acerca de lo que podrías haber perdido. Estas pruebas también pueden determinar si es posible que la depresión esté causando tus síntomas.

  • Entrevistas con familiares y amigos. Los médicos pueden hacerles preguntas a tus familiares o amigos acerca de ti y tu comportamiento.

    Buscarán detalles que no se ajusten a tu nivel de funcionamiento previo. En general, tus familiares o amigos pueden explicar cómo han cambiado tus habilidades de razonamiento (cognitivas), tus capacidades funcionales y tus comportamientos con el paso del tiempo.

Esta serie de evaluaciones clínicas, el examen físico y el marco (la edad y la duración de los síntomas progresivos) suelen proporcionarles a los médicos información suficiente para hacer un diagnóstico de demencia por enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, cuando el diagnóstico no es claro, es posible que los médicos necesiten solicitar pruebas adicionales.

Análisis de laboratorio

Es posible que te hagan análisis de laboratorio para descartar otros trastornos que provocan síntomas similares a los de la demencia de la enfermedad de Alzheimer, como trastornos de la tiroides o insuficiencia de vitamina B12.

El médico puede recomendar un examen del líquido cefalorraquídeo para llegar al diagnóstico. En el líquido cefalorraquídeo se pueden medir los niveles de proteína amiloide y tau. La proporción que haya de estas proteínas puede ayudar a determinar si hay enfermedad de Alzheimer. En la mayoría de los casos de esta enfermedad, no es necesario hacer un examen del líquido cefalorraquídeo, pero puede ser útil en casos atípicos y de rápida evolución.

Pruebas de diagnóstico por imágenes del cerebro

La demencia del alzhéimer se produce por la pérdida progresiva (degeneración) de neuronas cerebrales. Es posible que esta degeneración aparezca en las exploraciones del cerebro de diversas maneras.

Sin embargo, estas exploraciones no son suficientes para dar un diagnóstico por sí solas. Las exploraciones no se usan para hacer un diagnóstico de la afección, porque lo que los médicos consideran cambios normales en el cerebro relacionados con la edad tienen cosas en común con los cambios anormales.

Sin embargo, las pruebas por imágenes del cerebro pueden ayudar a lo siguiente:

  • Descartar otras causas, como hemorragias, tumores cerebrales o accidentes cerebrovasculares
  • Distinguir distintos tipos de enfermedades cerebrales degenerativas
  • Establecer un valor de referencia sobre el grado de degeneración

Las tecnologías de pruebas por imágenes del cerebro que se utilizan con más frecuencia son las siguientes:

  • Imágenes por resonancia magnética. Una resonancia magnética utiliza ondas de radio poderosas e imanes para crear una imagen detallada del cerebro.
  • Tomografía computarizada. Una tomografía computarizada utiliza rayos X para obtener imágenes transversales del cerebro.
  • Tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés). Una tomografía por emisión de positrones utiliza una sustancia radioactiva conocida como marcador radioactivo para detectar sustancias en el cuerpo. Existen diferentes tipos de tomografías por emisión de positrones. La tomografía por emisión de positrones más común es la tomografía por emisión de positrones con fluorodesoxiglucosa. Esta exploración puede identificar regiones cerebrales con un metabolismo de la glucosa disminuido. El patrón de cambios en el metabolismo sirve para distinguir distintos tipos de enfermedades cerebrales degenerativas.

    Recientemente se han desarrollado tomografías por emisión de positrones que detectan grupos de proteínas amiloides (placas) o proteínas τ (ovillos neurofibrilares), que están asociadas con la demencia del alzhéimer. Estos tipos de tomografías por emisión de positrones se usan generalmente en el ámbito de la investigación.

El futuro del diagnóstico

Los investigadores están estudiando nuevos métodos para diagnosticar antes la demencia de la enfermedad de Alzheimer. Nuevas pruebas podrían diagnosticar esta enfermedad cuando sus síntomas son muy leves o incluso antes de que aparezcan. Actualmente, los investigadores están desarrollando pruebas para medir la proteína amiloide y la proteína tau. Estas pruebas son prometedoras y se podrían usar para establecer quiénes corren riesgo de tener demencia por enfermedad de Alzheimer y si dicha enfermedad es lo que provoca demencia en una persona.

Los científicos están estudiando varios marcadores y pruebas de diagnóstico para esta enfermedad. Entre los biomarcadores se incluyen genes y proteínas, como la proteína tau, relacionados con la enfermedad de Alzheimer. También se están desarrollando nuevas pruebas por imágenes. Estas podrían ayudar a indicar si tienes demencia por enfermedad de Alzheimer y qué tan avanzada está la enfermedad. Sin embargo, se necesita más investigación sobre estas pruebas.

Beneficios del diagnóstico temprano

Cuando tú o un familiar tienen problemas de memoria, es posible que tengas miedo de consultar a un proveedor de atención médica. Algunas personas, o sus familiares, ocultan sus síntomas. Puede ser difícil lidiar con lo que se pierde por la demencia de la enfermedad de Alzheimer. Esto puede incluir pérdida de la memoria y de la capacidad para conducir.

Si bien no hay cura para la enfermedad de Alzheimer, el diagnóstico temprano sigue siendo útil. Saber lo que puedes hacer es tan importante como saber lo que no puedes hacer. Si los problemas de memoria se deben a otra afección que se puede tratar, los proveedores de atención médica pueden iniciar un tratamiento.

Para las personas con demencia por enfermedad de Alzheimer, los médicos pueden ofrecer intervenciones con medicamentos y sin medicamentos para controlar los síntomas. Los médicos suelen recetar medicamentos que retrasan el deterioro de la memoria y otras habilidades cognitivas. También podrías tener la oportunidad de participar en ensayos clínicos.

Además, los médicos pueden enseñarles a ti y a tus cuidadores estrategias para hacer más seguro tu hogar, establecer rutinas, planificar actividades y controlar los cambios en las habilidades para reducir el efecto que tiene la demencia de la enfermedad de Alzheimer en tu vida diaria.

El diagnóstico temprano también les ayudará a ti, a tu familia y a los cuidadores a planificar el futuro. Podrás tomar decisiones informadas sobre varios temas, como por ejemplo:

  • Los recursos y servicios comunitarios adecuados
  • Opciones de atención residencial y cuidados en casa
  • Planes para manejar asuntos financieros
  • Expectativas sobre la atención médica y las decisiones médicas futuras

Al comunicarles a ti y a tus familiares el diagnóstico de enfermedad de Alzheimer, el médico les ayudará a comprender la demencia que provoca esta enfermedad, responderá sus preguntas y les explicará qué pueden esperar. El equipo de atención médica puede ayudarte a encontrar la manera de mantener tu independencia, salud y seguridad.

July 19, 2022 See more In-depth

Ver también

  1. Problemas para dormir relacionados con la enfermedad de Alzheimer
  2. Enfermedad de Alzheimer: nuevos tratamientos
  3. Cómo ayudar a una persona responsable del cuidado de un enfermo de Alzheimer
  4. Principios básicos de la enfermedad de Alzheimer
  5. Enfermedad de Alzheimer y tareas diarias
  6. Comprender las diferencias entre los distintos tipos de demencia
  7. Enfermedad de Alzheimer
  8. Enfermedad de Alzheimer: ¿Puede el ejercicio físico prevenir la pérdida de la memoria?
  9. Medicamentos para la enfermedad de Alzheimer
  10. Genes de la enfermedad de Alzheimer
  11. Aerosol nasal para la enfermedad de Alzheimer: ¿un nuevo tratamiento?
  12. Prevención del Alzheimer: ¿Existe?
  13. Estadios del Alzheimer
  14. La enfermedad de Alzheimer y los días festivos
  15. Abstinencia de los antidepresivos: ¿existe algo así?
  16. Antidepresivos y alcohol: ¿Cuál es el problema?
  17. Los antidepresivos y el aumento de peso: ¿cuál es su causa?
  18. Antidepresivos: ¿pueden dejar de funcionar?
  19. Antidepresivos: Efectos secundarios
  20. Antidepresivos: Elección del adecuado para ti
  21. Antidepresivos: ¿cuáles causan la menor cantidad de efectos secundarios sexuales?
  22. Trastornos de ansiedad
  23. Antidepresivos atípicos
  24. ¿Puede la música ayudar a alguien con la enfermedad de Alzheimer?
  25. Estrés de las personas encargadas del cuidado
  26. Depresión clínica: ¿Qué significa?
  27. Degeneración corticobasal (síndrome corticobasal)
  28. Exploración por tomografía computarizada
  29. Depresión y ansiedad: ¿puedo tener ambas?
  30. Depresión, ansiedad y ejercicio
  31. Depresión: el diagnóstico es clave
  32. Depresión en las mujeres: comprensión de la brecha de género
  33. Depresión (trastorno depresivo mayor)
  34. Depresión: Ofrece apoyo y aliento
  35. Depresión: apoyar a un familiar o a un amigo
  36. Consejos de seguridad para el hogar para personas que cuidan a pacientes con Alzheimer
  37. Mejorar la salud cerebral con la dieta MIND
  38. Ayuno intermitente
  39. ¿Está cambiando la definición de la enfermedad de Alzheimer?
  40. Depresión masculina: comprender los problemas
  41. Inhibidores de la monoaminooxidasa y alimentación: ¿es necesario restringir la tiramina?
  42. Marihuana y depresión
  43. Mayo Clinic Minute: 3 consejos para reducir el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer
  44. El minuto de Mayo Clinic: El riesgo de la enfermedad de Alzheimer y el estilo de vida
  45. Mayo Clinic Minute: Cambios en la nueva definición de la enfermedad de Alzheimer
  46. Mayo Clinic Minute: Las mujeres y la enfermedad de Alzheimer
  47. Recetas de la dieta mediterránea
  48. Pérdida de memoria: cuándo se debe buscar ayuda
  49. Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO)
  50. Resonancia magnética
  51. Remedios naturales para la depresión: ¿son eficaces?
  52. Crisis nerviosa: ¿qué significa?
  53. Nueva investigación sobre la enfermedad de Alzheimer
  54. Dolor y depresión: ¿existe alguna relación?
  55. Terapia con mascotas
  56. Fantosmia: ¿qué provoca las alucinaciones olfativas?
  57. Exploración por tomografía por emisión de positrones
  58. Atrofia cortical posterior
  59. Una mirada al interior del corazón con la resonancia magnética
  60. Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)
  61. Inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN)
  62. Compartir el diagnóstico de alzhéimer
  63. Anatomía del cerebro
  64. Síndrome vespertino: Desorientación en las últimas horas de la tarde
  65. Depresión resistente al tratamiento
  66. Antidepresivos tricíclicos y antidepresivos tetracíclicos
  67. Video: Un medicamento para el Alzheimer muestra una promesa temprana
  68. Resonancia magnética
  69. Vitamina B-12 y depresión
  70. Enfermedad de Alzheimer precoz