Según la parte del cuerpo donde se realizará la exploración, te pueden solicitar que:

  • Te quites toda la ropa o parte de ella y te coloques una bata de hospital
  • Te quites los objetos metálicos, como el cinturón, joyas, dentaduras postizas y gafas, que podrían interferir en los resultados de la imagen
  • No comas ni bebas nada durante algunas horas antes de la exploración

Material de contraste

En algunas tomografías computarizadas es necesario utilizar un tinte especial denominado «material de contraste» para ayudar a resaltar las áreas del cuerpo que se están examinando. El material de contraste bloquea los rayos X y aparece de color blanco en las imágenes, lo que puede ayudar a destacar los vasos sanguíneos, los intestinos u otras estructuras.

El material de contraste se te puede administrar:

  • Por vía oral. Si se explorará el esófago o el estómago, es posible que debas tragar un líquido que contiene material de contraste. Esta bebida puede tener un sabor desagradable.
  • Mediante una inyección. Los medios de contraste se pueden inyectar a través de una vena en el brazo para ayudar a resaltar la vesícula, las vías urinarias, el hígado o los vasos sanguíneos en las imágenes. Es posible que experimentes una sensación de calor durante la inyección o un sabor metálico en la boca.
  • Mediante un enema. Se te puede insertar un material de contraste en el recto para ayudar a visualizar los intestinos. Este procedimiento puede hacerte sentir hinchado e incómodo.

Preparación de tu hijo para una exploración

Si a tu bebé o hijo pequeño le realizarán una tomografía computarizada, el médico puede recomendar un sedante para mantenerlo tranquilo y quieto. El movimiento hace que las imágenes salgan borrosas y puede dar lugar a resultados inexactos. Pregúntale al médico cómo preparar a tu hijo.

March 25, 2015