Pocas sensaciones son tan atemorizantes como no poder inhalar suficiente aire. La dificultad para respirar, conocida médicamente como «disnea», a menudo se describe como una opresión intensa en el pecho, falta de aire o sensación de ahogo.

El ejercicio muy exigente, las temperaturas extremas, la obesidad masiva y las grandes alturas pueden causar dificultad para respirar en una persona sana. Fuera de estos ejemplos, es probable que la dificultad para respirar sea un signo de un problema médico.

Consulta a tu médico lo antes posible si tienes dificultad para respirar sin causa aparente, especialmente si aparece de repente y es intensa.

Feb. 27, 2016