El dolor abdominal puede tener muchas causas posibles. Las causas más frecuentes, como los dolores por gases, indigestión o distensión muscular, no suelen ser graves. Otras enfermedades pueden requerir atención médica con mayor urgencia.

Si bien la ubicación y el patrón del dolor abdominal pueden proporcionar indicios importantes, su evolución temporal es particularmente útil para determinar la causa.

El dolor abdominal agudo se presenta, y se suele resolver, en cuestión de unas horas a unos días. El dolor abdominal crónico puede ser intermitente o episódico, lo que quiere decir que puede ir y venir. Este tipo de dolor puede durar de meses a semanas, o incluso años. Algunas enfermedades provocan dolor progresivo, que empeora de forma continua con el tiempo.

Agudo

Las diversas afecciones que provocan dolor abdominal agudo suelen estar acompañadas de otros síntomas y se manifiestan en cuestión de horas a días. Las causas pueden oscilar entre afecciones leves que se resuelven sin tratamiento y urgencias médicas graves, entre ellas:

  1. Aneurisma aórtico abdominal
  2. Apendicitis
  3. Colangitis (inflamación de las vías biliares)
  4. Colecistitis (inflamación de la vejiga)
  5. Cistitis (inflamación de la vejiga)
  6. Cetoacidosis diabética (niveles elevados de ácidos presentes en la sangre denominados «cuerpos cetónicos»)
  7. Diverticulitis
  8. Duodenitis (inflamación en la primera parte del intestino delgado)
  9. Embarazo ectópico
  10. Retención fecal (heces duras que no se pueden evacuar)
  11. Ataque cardiaco
  12. Una lesión
  13. Oclusión intestinal
  14. Invaginación (en niños)
  15. Infección renal (pielonefritis)
  16. Cálculos renales
  17. Absceso hepático (una bolsa llena de pus en el hígado)
  18. Isquemia mesentérica (disminución del flujo de sangre a los intestinos)
  19. Linfadenitis mesentérica (inflamación de los ganglios linfáticos en los pliegues de la membrana que mantiene los órganos abdominales en su lugar)
  20. Trombosis mesentérica (coágulo sanguíneo en una vena que transporta sangre desde los intestinos)
  21. Pancreatitis (inflamación del páncreas)
  22. Pericarditis (inflamación del tejido que rodea el corazón)
  23. Peritonitis (infección del revestimiento abdominal)
  24. Pleuresía (inflamación de la membrana que rodea los pulmones)
  25. Neumonía
  26. Infarto pulmonar (pérdida de flujo sanguíneo a los pulmones)
  27. Rotura de bazo
  28. Salpingitis (inflamación de las trompas de Falopio)
  29. Mesenteritis esclerosante
  30. Zóster (infección por herpes zóster)
  31. Infección del bazo
  32. Absceso esplénico (una bolsa llena de pus en el bazo)
  33. Colon perforado
  34. Infección de las vías urinarias
  35. Gastroenteritis viral (gastroenteritis vírica)

Crónico (intermitente o episódico)

A menudo resulta difícil determinar la causa específica del dolor abdominal crónico. Los síntomas pueden oscilar entre leves y graves, pueden ir y venir, pero no necesariamente empeorar con el tiempo. Algunas de las afecciones que pueden causar dolor abdominal crónico son las siguientes:

  1. Angina de pecho (reducción del flujo sanguíneo al corazón)
  2. Celiaquía
  3. Endometriosis
  4. Cálculos biliares
  5. Gastritis (inflamación del revestimiento del estómago)
  6. Gastroesophageal reflux disease (GERD)
  7. Hernia de hiato
  8. Hernia inguinal
  9. Síndrome de intestino irritable
  10. Dolor intermenstrual (dolor asociado con la ovulación)
  11. Dolor estomacal no ulceroso
  12. Quistes de ovario
  13. Enfermedad inflamatoria pélvica (infección de los órganos genitales femeninos)
  14. Úlcera péptica
  15. Anemia de células falciformes
  16. Tensión o distensión de los músculos abdominales
  17. Colitis ulcerosa (un tipo de enfermedad intestinal inflamatoria)

Progresivo

El dolor abdominal que empeora a un ritmo constante con el tiempo, a menudo acompañado de la presencia de otros síntomas, suele ser grave. Las causas del dolor abdominal progresivo son las siguientes:

  1. Cáncer
  2. Enfermedad de Crohn (un tipo de enfermedad intestinal inflamatoria)
  3. Bazo dilatado (esplenomegalia)
  4. Cáncer de vesícula
  5. Hepatitis (inflamación del hígado)
  6. Cáncer de riñón
  7. Intoxicación por plomo
  8. Cáncer de hígado
  9. Linfoma no hodgkiniano
  10. Cáncer de páncreas
  11. Cáncer de estómago
  12. Absceso en las trompas o los ovarios (una bolsa llena de pus que comprende una trompa de Falopio y un ovario)
  13. Uremia (acumulación de residuos en la sangre)

Las causas que aquí se muestran se asocian comúnmente con este síntoma. Trabaja con tu médico u otro profesional de atención médica para obtener un diagnóstico preciso.

Jan. 26, 2018