Diarrea: causas relacionadas con el cáncer y cómo afrontarla

Conocer qué signos y síntomas de diarrea son habituales y cuáles son graves puede ayudarte a saber cuándo llamar al médico.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Los cólicos estomacales. Las idas frecuentes al baño. La diarrea es un efecto secundario desagradable y frecuente en las personas bajo tratamiento oncológico. La diarrea también puede estar provocada por el propio cáncer.

La diarrea puede ser más que una molestia para las personas con cáncer: puede ser signo de algo más grave.

¿Cuál es la causa de la diarrea en personas con cáncer?

Todas las personas tienen diarrea de vez en cuando. Si tienes cáncer, las cosas que normalmente provocan diarrea aún pueden afectarte. Sin embargo, existen causas adicionales de diarrea específicas del cáncer, como el tratamiento oncológico, las infecciones, el estrés y la ansiedad, y el cáncer en sí.

Tratamiento oncológico

Varios tipos de tratamientos oncológicos pueden causar diarrea:

  • Quimioterapia. Además de destruir las células cancerosas, la quimioterapia tiende a destruir otras células de crecimiento rápido, como aquellas que se encuentran en el revestimiento intestinal. Si la quimioterapia causa daño en el revestimiento del intestino, esto puede provocar diarrea.

    No todos los medicamentos de quimioterapia causan diarrea, así que pregúntale a tu médico si esta es un efecto secundario del tipo específico de tratamiento que recibes.

  • Radioterapia. La radioterapia que se dirige al abdomen, la pelvis o la parte inferior de la espalda puede causar diarrea. La gravedad de la diarrea dependerá de la dosis de radiación. Sin embargo, la diarrea puede persistir durante semanas o meses después del tratamiento. También es posible que la diarrea comience meses o incluso años después del tratamiento.
  • Cirugía. Si el cirujano tiene que extirpar ciertas partes del intestino para eliminar el cáncer, esto podría alterar la capacidad del intestino de absorber nutrientes o grasa y causar diarrea.
  • Trasplante de células madre de médula ósea. La quimioterapia y la radioterapia de cuerpo completo como parte de un trasplante de células madre de médula ósea pueden causar diarrea.

    La diarrea también puede ser una complicación de la enfermedad del injerto contra el huésped si recibiste células madre de médula ósea de un donante. En la enfermedad del injerto contra el huésped, las células madre de la médula ósea trasplantadas rechazan al cuerpo.

Infecciones

El tratamiento oncológico puede hacerte más vulnerable a diversas infecciones, lo cual puede causar diarrea. Además, los antibióticos que se pueden utilizar para tratar una infección pueden causar diarrea.

Estrés y ansiedad

El estrés y la ansiedad que sientes cuando combates el cáncer también pueden causar diarrea.

El cáncer mismo

Ciertos tipos de cáncer pueden causar diarrea, entre ellos:

  • Tumores que producen hormonas (neuroendocrinos); entre ellos, el síndrome carcinoideo y el síndrome de Zollinger-Ellison
  • Cáncer de colon
  • Linfoma
  • Carcinoma medular de la glándula tiroides
  • Cáncer de páncreas

La duración y la gravedad de la diarrea dependen de la causa de los signos y síntomas. Consulta con el médico qué puedes esperar y cuánto tiempo puede durar la diarrea.

¿Cuándo llamar al médico?

La diarrea puede ser apenas un inconveniente, o bien podría ser un signo de algo más grave. La diarrea también puede dar lugar a otros problemas, como una deshidratación intensa.

Algunos signos y síntomas son más graves que otros. Llama al médico de inmediato si presentas alguno de los siguientes:

  • Seis o más ocasiones de movimiento intestinal líquido por día durante más de dos días
  • Sangre en las heces o en la zona rectal
  • Incapacidad de orinar durante 12 horas o más
  • Incapacidad de beber líquidos durante más de un día
  • Adelgazamiento debido a la diarrea
  • Diarrea después de varios días de estreñimiento
  • Abdomen hinchado
  • Fiebre de 100,5 °F (38 °C) o superior

Si la diarrea no parece intensa, pero comienza a interferir en tus actividades diarias, como por ejemplo, si te preocupa salir de casa o ir a algún lugar sin un baño en las cercanías, consúltalo con el médico. También consulta con el médico si los cólicos abdominales te impiden realizar tus actividades diarias.

Además, comunícate con el médico si estás recibiendo quimioterapia en tabletas y sufres diarrea. El médico puede determinar si es seguro para ti continuar tomando estas tabletas.

¿Qué puedes hacer?

Cuando comienzas a tener diarrea, puedes tomar medidas modificando lo que comes y bebes. Por ejemplo, trata de hacer lo siguiente:

  • Sigue una dieta líquida absoluta. Apenas se presenta la diarrea, debes comenzar con una dieta líquida absoluta de agua, jugo de manzana, caldos transparentes y paletas heladas. Evita los productos lácteos, ya que la intolerancia a la lactosa puede ser parte del problema. Cuando tienes diarrea, es recomendable beber de 8 a 12 vasos de líquido por día.
  • Consume alimentos con bajo contenido de fibra. A medida que la diarrea comienza a desaparecer, añade a tu dieta alimentos con bajo contenido de fibra, como bananas, arroz, compota de manzana y pan tostado.
  • Consume raciones pequeñas de forma frecuente.
  • Consume alimentos con alto contenido de potasio. El potasio es un mineral importante que puedes perder con la diarrea. Intenta comer bananas, papas y albaricoques para aumentar los niveles de potasio. Si tienes problemas renales, consulta con el médico antes de ingerir alimentos con alto contenido de potasio.
  • Evita los alimentos que puedan irritar el tubo digestivo. Estos comprenden productos lácteos, comidas picantes, alcohol y bebidas que contienen cafeína, jugo de naranja o de ciruela, y alimentos ricos en fibra y grasa.
  • Prueba los probióticos. Los probióticos, que se encuentran en el yogur y en los suplementos dietéticos, son bacterias beneficiosas que pueden ayudar a restaurar la digestión normal. Las bifidobacterias y los lactobacilos son dos ejemplos de probióticos. Si te sometiste a un trasplante de médula ósea, consulta con el médico antes de tomar probióticos.

A medida que comiences a sentirte mejor, podrás volver lentamente a tu alimentación habitual.

April 02, 2015 See more In-depth