Riesgo de cáncer: qué significan los números

Tómate el tiempo para comprender qué es el riesgo de cáncer y cómo se mide. Esto puede ayudarte a poner en perspectiva tu propio riesgo de padecer cáncer.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Tal vez te preguntes qué probabilidades tienes de padecer cáncer. Los informes noticiosos dan la impresión de que todos los días se descubre algo nuevo que aumenta dramáticamente el riesgo. Buscar entre tanta información y descubrir qué es válido puede resultar complicado.

¿Qué es el riesgo?

Cuando los científicos hablan de riesgo, se refieren a una probabilidad: la posibilidad de que algo pueda ocurrir, pero no una garantía de que ocurra. Por ejemplo, si lanzas una moneda al aire, hay una posibilidad entre dos, o un 50 por ciento de posibilidades, de que te toque cara.

Para determinar las estimaciones del riesgo de cáncer y otras enfermedades, se estudian grandes grupos de personas. Los investigadores se enfocan en la probabilidad de que cualquier persona o categoría de personas desarrolle la enfermedad durante un cierto período de tiempo. También analizan qué características o comportamientos están asociados con el aumento o la disminución del riesgo.

¿Cómo se expresa el riesgo?

El riesgo se divide generalmente en dos categorías: riesgo absoluto y riesgo relativo.

Riesgo absoluto

El riesgo absoluto se refiere a la posibilidad o probabilidad numérica real de que el cáncer se desarrolle durante un período determinado, por ejemplo, en el lapso de un año, de cinco, a la edad de 50 años, a los 70 años o en algún momento de la vida.

El riesgo absoluto es de por vida, es decir, la probabilidad de que un individuo tenga cáncer en algún momento. Por ejemplo, el riesgo absoluto de un hombre estadounidense de tener cáncer de próstata a lo largo de su vida es de aproximadamente un 12 %. En otras palabras, alrededor de 12 de cada 100 hombres tendrán cáncer de próstata en algún momento. Esto también significa que 88 de cada 100 hombres no tendrán esta enfermedad.

El riesgo de por vida no es aquel de que una persona tenga cáncer en el lapso de uno o cinco años. El riesgo de cáncer de una persona tiene mucho que ver con otros factores, como la edad. Por ejemplo, el riesgo a lo largo de la vida de una mujer estadounidense de tener cáncer de colon y del recto es de alrededor del 4 %, o aproximadamente 40 de cada 1000 mujeres. Sin embargo, el riesgo de que esa mujer tenga cáncer de colon y del recto antes de cumplir 50 años es del 0,4 %, es decir, alrededor de 4 de cada 1000 mujeres.

Riesgo relativo

El riesgo relativo te da una comparación o proporción, más que un valor absoluto. Muestra la fuerza de la relación entre un factor de riesgo y un tipo particular de cáncer al comparar la cantidad de casos de cáncer en un grupo de personas que tienen una característica particular con la cantidad de casos de cáncer en un grupo de personas que no la tienen.

Por ejemplo, cuando se compara el riesgo relativo de cáncer de pulmón de las personas que fuman con el mismo riesgo correspondiente a un grupo similar de personas que no fuman. Es posible que escuches que se exprese el riesgo relativo de esta manera: el riesgo de cáncer de pulmón para los fumadores es 25 veces más alto que el de las personas que no fuman. Entonces, el riesgo relativo de cáncer de pulmón para los fumadores es de 25.

El riesgo relativo también se expresa como un porcentaje. Por ejemplo, el riesgo de cáncer de pulmón para los fumadores es 2500 % más alto que para las personas que no fuman.

Cuando oyes hablar de riesgo relativo, no hay un límite superior para el porcentaje de aumento del riesgo. Casi todos piensan que el 100 % es el mayor riesgo posible, pero eso no es cierto en este caso.

Un riesgo relativo del 100 % significa que el riesgo es dos veces mayor que el de alguien que no tiene ese factor de riesgo. Un riesgo relativo del 200 % significa que se triplican las probabilidades de que se desarrolle esta afección.

El riesgo parece mayor cuando se expresa de esta manera. Un aumento del 100 % en el riesgo puede parecer enorme, pero si el riesgo comenzó como 1 de cada 100 personas, un aumento del 100 % significa que 2 de cada 100 se verán afectadas.

¿De dónde vienen las estadísticas de riesgo de cáncer?

La mayor parte de la información sobre el riesgo de cáncer y los factores de riesgo proviene de estudios que se centran en grupos grandes y bien definidos de personas. Los investigadores en cáncer han identificado muchos de los principales factores ambientales que contribuyen al cáncer, como fumar en el caso del cáncer de pulmón y la luz del sol en el caso del cáncer de piel. Es más difícil detectar los riesgos de cáncer más sutiles.

Muchos estudios sobre los factores de riesgo del cáncer se basan en enfoques de observación. En estos estudios, los investigadores hacen un seguimiento de un grupo de personas durante varios años sin tratar de cambiar sus vidas o proporcionar un tratamiento especial. Esto puede ayudar a los científicos a descubrir quiénes desarrollan una enfermedad, qué tienen en común esas personas y en qué se diferencian de los que no se enfermaron.

¿De qué manera se relacionan contigo las estadísticas de riesgo de cáncer?

Las estadísticas de riesgo pueden ser frustrantes porque no te pueden indicar tu riesgo de padecer cáncer. Si bien algunos estudios demostraron que los hombres estadounidenses tienen aproximadamente un 40 % de probabilidades de desarrollar cáncer en sus vidas, eso no significa que tu riesgo sea del 40 % si eres hombre. Tu riesgo individual depende de muchos factores diferentes, como la edad y los hábitos (que incluyen los hábitos alimenticios), los antecedentes familiares de cáncer y el entorno en el que vives.

Incluso entonces, la combinación de factores de riesgo podría no aplicarse a tu caso. El cáncer es individualista. Es posible que dos personas con la misma edad, sexo, raza, estado socioeconómico y estilos de vida comparables, aun así tengan experiencias diferentes. Las estadísticas de riesgo son útiles en declaraciones generales como “hacer ejercicio regularmente coincide con un riesgo reducido de enfermedades crónicas, como el cáncer”, pero hacer ejercicio regularmente no garantiza que no vas a contraer cáncer.

Habla con tu médico sobre tu riesgo de cáncer. Podrá revisar qué elementos de tu vida podrían aumentar tu riesgo. Luego, pueden analizar qué hacer para reducir el riesgo.

Mantén las estadísticas de riesgo de cáncer en perspectiva

Es posible que escuches un informe de noticias sobre un estudio que parece indicar que puedes tener un mayor riesgo de un tipo de cáncer en particular. No saques conclusiones basadas en este informe. Toma un momento y considera lo que realmente significa el riesgo.

Los estudios de observación no son infalibles. Los investigadores están de acuerdo en que un estudio por sí solo no es fidedigno. Por eso a veces se ven estudios con resultados aparentemente contradictorios.

Los científicos sopesan las pruebas de muchos estudios de investigación a lo largo del tiempo para determinar mejor si un hallazgo es cierto. Los informes de las noticias, sin embargo, se centran en cada nuevo estudio de forma aislada, más que como parte de un panorama en evolución. Esto a veces puede causar una alarma o confusión innecesaria.

Cuando leas o veas un informe sobre las estadísticas de riesgo de cáncer, presta atención a estos detalles:

  • ¿A quién se observa? Un informe de las noticias puede decir que una cierta actividad aumenta el riesgo de cáncer para un grupo de personas. ¿Pero a quién se estaba observando en el estudio? Presta atención a las edades de las personas y sus características. Por ejemplo, algunas personas están genéticamente predispuestas a ciertos tipos de cáncer.
  • ¿Cuántas personas fueron estudiadas? En general, los estudios en los que participan miles de personas son más precisos que los que examinan a un pequeño grupo de personas.
  • ¿Se han realizado estudios similares? Los resultados de un estudio son más fiables si son similares a los de otros estudios. A veces, el estudio no se llevó a cabo durante suficientes años para que fuera estadísticamente significativo.

Los informes de las noticias que se centran en estadísticas alarmantes, como un aumento del 300 % del riesgo, pero que no te dan el contexto no son útiles. Si te preocupa el riesgo, reúne más información y habla con tu médico.

Feb. 17, 2022 See more In-depth

Ver también

  1. Infographic: 3D Printing for Cancer Treatment
  2. Terapia coadyuvante contra el cáncer
  3. Después de una inundación, ¿es seguro usar los alimentos y los medicamentos?
  4. Tratamientos alternativos para el cáncer: 11 opciones que pueden considerarse
  5. Células atípicas: ¿son cáncer?
  6. Terapia biológica para el tratamiento del cáncer
  7. Procedimientos de biopsia
  8. Conceptos básicos de la sangre
  9. Trasplante de médula ósea
  10. Gammagrafía ósea
  11. Cáncer
  12. Análisis de sangre oncológicos
  13. Mitos sobre las causas del cáncer
  14. Infographic: Cancer Clinical Trials Offer Many Benefits
  15. Diagnóstico de cáncer: 11 consejos para afrontarlo
  16. ¿Diagnóstico de cáncer? Asesoramiento para enfrentar lo que viene
  17. Fatiga relacionada con el cáncer
  18. Dolor a causa del cáncer: el alivio es posible
  19. Estrategias para la prevención del cáncer
  20. Cirugía contra el cáncer
  21. Tasa de supervivencia del cáncer
  22. Supervivientes de cáncer: Cuida tu cuerpo después del tratamiento
  23. Sobrevivientes del cáncer: efectos tardíos del tratamiento oncológico
  24. Sobrevivientes del cáncer: Control de las emociones después del tratamiento oncológico
  25. Sobrevivientes del cáncer: Cómo volver a conectarse con los seres queridos después del tratamiento
  26. Tratamiento oncológico
  27. Decisiones sobre el tratamiento oncológico: cinco pasos para ayudarte a decidir
  28. Mitos sobre los tratamientos oncológicos
  29. Investigación de vacunas contra el cáncer
  30. Teléfonos celulares y cáncer
  31. Objetivos de la quimioterapia
  32. Quimioembolización
  33. Quimioterapia
  34. Quimioterapia y caída del cabello: qué esperar durante el tratamiento
  35. La quimioterapia y el sexo: ¿está bien tener relaciones sexuales durante el tratamiento?
  36. Náuseas y vómitos durante la quimioterapia: la prevención es la mejor defensa
  37. Efectos secundarios de la quimioterapia: ¿puede causar una enfermedad cardíaca?
  38. Hemograma completo
  39. Tos
  40. Exploración por tomografía computarizada
  41. Curcumina: ¿puede disminuir el desarrollo del cáncer?
  42. Diarrea relacionada con el cáncer
  43. Comer durante el tratamiento oncológico: consejos para hacer que las comidas tengan mejor sabor
  44. Cansancio
  45. Preservación de la fecundidad
  46. Prepárate para los posibles efectos secundarios de la quimioterapia
  47. Jengibre para las náuseas: ¿Funciona?
  48. Cáncer de corazón: ¿existe?
  49. Vitamina C en dosis altas: ¿mata las células cancerosas?
  50. Miel: ¿es eficaz para la tos?
  51. Cómo ayudan los alimentos de origen vegetal a combatir el cáncer
  52. Infographic: CAR-T Cell Therapy
  53. Quimioterapia intratecal
  54. Dolor articular
  55. Recuento bajo de células sanguíneas
  56. Enjuague bucal mágico
  57. Marihuana medicinal
  58. Recetas de la dieta mediterránea
  59. Ejercicios de conciencia plena
  60. Cirugía oncológica mínimamente invasiva
  61. Medicamentos de anticuerpo monoclonal
  62. Mort Crim y el cáncer
  63. Llagas en la boca provocadas por el tratamiento oncológico: cómo afrontarlas
  64. Resonancia magnética
  65. Dolor muscular
  66. Biopsia con aguja
  67. Sudoraciones nocturnas
  68. ¿Falta de apetito? Cómo obtener nutrición durante el tratamiento oncológico
  69. Cuidados paliativos
  70. PALS (Pets Are Loving Support, "las mascotas son un apoyo cariñoso")
  71. Exenteración pélvica
  72. Tomografía por emisión de positrones y resonancia magnética
  73. Terapia con mascotas
  74. Radioterapia
  75. Infographic: Scalp Cooling Therapy for Cancer
  76. Una mirada al interior del corazón con la resonancia magnética
  77. La imagen de uno mismo durante el cáncer
  78. Mapeo de los ganglios linfáticos centinela
  79. Trasplante de médula ósea de hermanas
  80. Consejos para dormir
  81. Dieta mediterránea
  82. Simulación de la radiación
  83. Cáncer de células pequeñas, cáncer de células grandes: qué significa esto
  84. Células madre 101
  85. Células madre: qué son y qué hacen
  86. Talidomida: avances de las investigaciones en el cáncer y otras afecciones
  87. Tumor en comparación con quiste: ¿Cuál es la diferencia?
  88. Inyección de TVEC (Talimogene laherparepvec)
  89. Ecografía
  90. Pérdida de peso sin causa aparente
  91. Trasplante de células madre
  92. cómo se disemina el cáncer
  93. Resonancia magnética
  94. Colocación de catéter central de inserción periférica (PICC)
  95. Cuando el cáncer regresa: cómo afrontar la recurrencia del cáncer
  96. Escisión local amplia de piel
  97. Radiografía
  98. ¿Tu arma secreta durante el tratamiento del cáncer? Haz ejercicio.