Video: Resonancia magnética

Transcript

La resonancia magnética (RM) utiliza un campo magnético y ondas de radio para crear imágenes transversales claras y detalladas de la cabeza y el cuerpo. No necesitas prepararte para una RM. A menos que se te indique lo contrario, come con normalidad (antes del procedimiento) y, si tomas medicamentos, no dejes de tomarlos. Una vez que te hayas registrado, es probable que tengas que cambiarte y colocarte una bata.

Quítate todos los accesorios, como el reloj, las joyas y las hebillas para el cabello. También debes quitarte cosas como pelucas, dentaduras postizas y audífonos. Infórmale al técnico de RM si tienes algo metálico o algún dispositivo electrónico en el cuerpo, dado que su presencia puede suponer un riesgo para la seguridad. El imán puede desactivar tus dispositivos electrónicos o afectar la calidad de la imagen de la RM.

Antes del examen, el técnico de RM puede confirmar tus problemas de salud y responder cualquier pregunta de último momento que puedas tener.

La mayoría de las máquinas de RM tienen forma de rosquilla. Constan de un imán grande dentro de una estructura circular. Te recostarás sobre una mesa que se desliza hacia la abertura del imán. En función de la zona en la que necesites que se realice la resonancia magnética, se puede colocar un dispositivo pequeño, denominado «bobina», alrededor de la parte del cuerpo que se examinará. La bobina recibe la señal de resonancia magnética.

El técnico te supervisará desde otra habitación, pero podrás hablarle por un micrófono. En algunos casos, un amigo o un familiar puede quedarse contigo. Si estás muy ansioso o sufres claustrofobia, se te puede ofrecer un sedante suave.

La resonancia magnética es segura para los niños, y un adulto puede permanecer en la sala de exploración para la tranquilidad del niño. Los niños pequeños y los bebés pueden necesitar sedación, ya que deben permanecer quietos durante todo el proceso de obtención de imágenes.

La prueba no es dolorosa, pero sí es ruidosa. No sentirás el campo magnético ni las ondas de radio, y no verás piezas móviles. Sin embargo, el imán produce golpeteos y ruidos sordos reiterados; por lo tanto, es probable que te ofrezcan tapones para los oídos o auriculares especiales sin metal para ayudar a bloquear el ruido. Si la resonancia magnética requiere que la cabeza permanezca en la máquina, suele haber un espejo para poder ver el exterior.

A continuación, te explicamos cómo se crea una imagen por resonancia magnética. La mayoría de las máquinas utilizan imanes en forma de tubo. Se genera un campo magnético fuerte al hacer pasar corriente eléctrica a través de asas de alambre ubicadas en el interior de la carcasa protectora del imán. Otras bobinas en el imán envían y reciben ondas de radio.

Una vez que te hayas ubicado dentro del imán, algunos protones del cuerpo se alinearán con el campo magnético. Esto es inofensivo y no se siente.

Una vez alineados, estos protones responden a ondas de radio de baja potencia que estimulan señales del cuerpo. Las ondas de radio las generan unas bobinas especiales de radiofrecuencia (bobinas de RF), que son antenas diseñadas para generar imágenes médicas.

Las bobinas que rodean la parte del cuerpo específica de la cual se desean obtener las imágenes detectan la señal que devuelve el cuerpo. Una computadora procesa todas las señales y las reconstruye en una imagen muy detallada.

La imagen final es una representación compuesta tridimensional del cuerpo. Se pueden crear planos de dos dimensiones, o cortes, de forma electrónica, que se pueden visualizar en una computadora para interpretarlos. Estas imágenes que se ven en la pantalla también se pueden imprimir en una película fotográfica para estudiarlas con más profundidad.

El examen de RM dura entre 30 y 90 minutos. Dado que el movimiento puede hacer que las imágenes se vean borrosas, debes permanecer quieto y respirar con tranquilidad, sin mover la cabeza ni el cuerpo.

Si bien no se muestra en este video, a veces se inyectan medios de contraste en las venas para mejorar la visualización de ciertos tejidos o de ciertos vasos sanguíneos.

Una vez que se haya completado la RM, se te puede pedir que esperes hasta que se revisen las imágenes para garantizar que no se necesiten imágenes adicionales. Si no se necesitan más estudios, podrás retirarte y reanudar tus actividades habituales.

Feb. 24, 2018