Quimioterapia y caída del cabello: qué esperar durante el tratamiento

Entérate acerca de qué puedes esperar de la quimioterapia y de la caída del cabello. Destina toda tu energía a mantenerte sano en lugar de preocuparte por tu aspecto.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Es probable que no pienses lo importante que es tu cabello hasta que puedes perderlo. Si tienes cáncer y estás a punto de someterte a quimioterapia, la posibilidad de caída del cabello es muy real. Tanto hombres como mujeres informan que la caída del cabello es uno de los efectos secundarios que más temen después de recibir el diagnóstico de cáncer.

Que tengas o no caída del cabello mientras te sometes a la quimioterapia depende sobre todo del tipo y la dosis de medicamento que recibas. Sin embargo, que puedas o no mantener una imagen corporal saludable después de la caída del cabello depende mucho de tu actitud y del apoyo de tus amigos y familia.

Quimioterapia y caída del cabello: ¿por qué se produce?

Los medicamentos de quimioterapia son medicamentos potentes que atacan las células cancerosas de crecimiento rápido. Lamentablemente, estos medicamentos también atacan otras células del cuerpo de crecimiento rápido, como las de las raíces del cabello.

La quimioterapia puede provocar caída del cabello de todo el cuerpo, no solo del cuero cabelludo. A veces, también se caen los pelos de las pestañas, las cejas, el vello de las axilas, el vello púbico y de otras partes del cuerpo. Algunos medicamentos de quimioterapia tienen más tendencia a producir caída del cabello, y las diferentes dosis pueden provocar efectos que van desde un simple afinamiento a una calvicie completa.

Habla con el médico o con la enfermera sobre el medicamento que te administrarán. Ellos podrán prevenirte al respecto.

Afortunadamente, la mayoría de las veces la caída del cabello causada por la quimioterapia es temporal. Puedes contar con que el cabello vuelva a crecer entre tres y seis meses después de que finalice el tratamiento, aunque por un tiempo el pelo podría tener una textura o tono diferente.

Quimioterapia y caída del cabello: ¿qué deberías esperar?

El cabello generalmente comienza a caerse entre dos y cuatro semanas después de comenzar el tratamiento.

Puede caerse en forma gradual o muy rápida (en manojos). Probablemente adviertas acumulaciones de pelos caídos sobre la almohada, en el cepillo o el peine, en el lavabo o en el desagüe de la ducha. Es posible que sientas dolor al tacto en el cuero cabelludo.

La caída del cabello continuará mientras dure el tratamiento, e incluso unas semanas más. El afinamiento del pelo o la posibilidad de quedar completamente calvo depende del tratamiento.

Las personas con cáncer informan la caída del cabello como un efecto secundario angustiante del tratamiento. Cada vez que te observes en un espejo, el cambio en tu aspecto te recordará la enfermedad y todo lo que has vivido a partir del diagnóstico.

Podrían pasar varias semanas después del tratamiento hasta que el cabello se recupere y vuelva a crecer. Cuando el cabello vuelve a crecer, es probable que sea un poco diferente al cabello que perdiste. Pero la diferencia suele ser temporal. El nuevo cabello podría tener color o textura diferente. Podría ser más rizado que antes, o podría ser canoso hasta que las células que controlan los pigmentos del cabello vuelvan a funcionar.

Quimioterapia y caída del cabello: ¿Puede prevenirse la caída del cabello?

No existe un tratamiento que pueda garantizar que no se te caerá el cabello durante o después de la quimioterapia. La mejor manera de lidiar con la inminente caída del cabello es planificar con anticipación y enfocarte en estar cómodo con tu aspecto antes, durante y después de tu tratamiento oncológico.

Se han investigado varios tratamientos como posibles maneras de prevenir la caída del cabello, pero ninguno ha sido absolutamente eficaz, como los siguientes:

  • Hipotermia del cuero cabelludo (crioterapia). Durante las infusiones de quimioterapia, te colocan en la cabeza compresas de hielo o dispositivos similares para aminorar el flujo sanguíneo al cuero cabelludo. De ese modo, es menos probable que los medicamentos de quimioterapia te afecten el cabello.

    Según los estudios realizados, la hipotermia del cuero cabelludo actúa en cierta medida en la mayoría de las personas que la han probado. Sin embargo, el procedimiento también presenta un pequeño riesgo de que el cáncer vuelva a aparecer en el cuero cabelludo, ya que esa zona no recibe la misma dosis de quimioterapia que el resto del cuerpo. Las personas que se someten a hipotermia del cuero cabelludo afirman sentir un frío muy incómodo y tener dolores de cabeza.

  • Minoxidil (Rogaine). No es probable que aplicar minoxidil —un medicamento aprobado para la caída del cabello en hombres y mujeres— en el cuero cabelludo antes y durante la quimioterapia prevenga la caída del cabello, aunque algunas investigaciones demuestran que podría hacer crecer más rápido el cabello. Se necesita más investigación para determinar si el minoxidil es eficaz para hacer crecer el cabello después del tratamiento oncológico.
April 05, 2016 See more In-depth