¿Pueden los efectos secundarios de la quimioterapia aumentar el riesgo de enfermedades del corazón?

Answers from Timothy J. Moynihan, M.D.

Los efectos secundarios de la quimioterapia pueden aumentar el riesgo de enfermedades del corazón, incluido el debilitamiento del músculo del corazón (miocardiopatía) y alteraciones en el ritmo cardíaco (arritmias). Ciertos tipos de quimioterapia también pueden aumentar el riesgo de ataque al corazón.

El tratamiento con inhibidores de la angiogénesis y con ciertos medicamentos selectivos ha estado asociado con presión arterial alta (hipertensión).

Afortunadamente, la enfermedad del corazón asociada con la quimioterapia es rara, y no todos los medicamentos que se usan en la quimioterapia son capaces de dañar el corazón.

Algunos tratamientos contra el cáncer pueden dañar el corazón de manera temporaria, debilitando el músculo del corazón. Estos tratamientos incluyen lo siguiente:

  • Una clase de medicamentos conocidos como antraciclinas (doxorrubicina, daunorrubicina, otros).
  • Otros medicamentos más nuevos como el trastuzumab (Herceptin) y el pertuzumab (Perjeta), que son fármacos diseñados para atacar la proteína HER2 observada en algunos cánceres de mama y otros tipos de cáncer.

La posibilidad de que las antraciclinas dañen el corazón se relaciona con la cantidad total recibida durante toda tu vida. El médico supervisará atentamente qué cantidad de estos medicamentos recibes. El debilitamiento del corazón como consecuencia de los medicamentos dirigidos a la proteína HER2, como el trastuzumab, no se relaciona con la dosis total recibida durante tu vida y a menudo es reversible.

Ciertos medicamentos usados en la quimioterapia, como los taxanos, pueden causar un ritmo cardíaco anormal. En general, esto ocurre de forma temporaria durante la administración de los medicamentos, de modo que, si te sientes mareado o te desmayas, recuerda avisar al personal de enfermería o al médico que te administran la quimioterapia.

Los medicamentos fluorouracilo y capecitabina (Xeloda) pueden provocar espasmos de las arterias coronarias y desencadenar un ataque al corazón. Normalmente esto se revierte una vez que dejas de recibir el medicamento. Si tienes dolor intenso en el pecho o te falta el aire cuando usas estos medicamentos, avisa a tu médico de inmediato. Si los síntomas son graves, acude a la sala de urgencias más cercana, o llama al 911 o al número local de emergencias.

Si tu médico está evaluando un medicamento para quimioterapia que puede afectar tu corazón, puedes hacerte pruebas del funcionamiento de tu corazón antes de iniciar el tratamiento. Es posible que, durante el tratamiento, además necesites controlarte periódicamente el corazón. Si tienes alguna afección cardíaca preexistente, como una miocardiopatía, es posible que el médico sugiera un tipo diferente de quimioterapia.

Si presentas problemas importantes, como falta de aire con un mínimo de esfuerzo o dolor en el pecho durante la quimioterapia, avisa de inmediato a tu equipo de atención médica.

Además, algunos cánceres requieren radioterapia. Si el área de tu cuerpo en la que recibes radiación incluye tu corazón, tu riesgo de miocardiopatía, de enfermedad de las arterias coronarias y de ataque al corazón será mayor. La combinación de radio y quimioterapia puede aumentar aún más el riesgo de dañar al corazón. Sin embargo, el médico puede tomar medidas para reducir estos riesgos tanto como se pueda.

Oct. 13, 2015 See more Expert Answers