Prevención del cáncer: siete consejos para reducir los riesgos

¿Te preocupa la prevención del cáncer? Toma las riendas haciendo cambios como adoptar una alimentación saludable y hacerte exámenes de detección de forma regular.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Es posible que hayas escuchado informes contradictorios sobre la prevención del cáncer. Algunas veces, un consejo específico para la prevención del cáncer recomendado en un estudio se desaconseja en otro.

A menudo, lo que se sabe sobre la prevención del cáncer está en evolución. Sin embargo, es bien sabido que las elecciones de estilo de vida que haces afectan tus probabilidades de desarrollar cáncer.

Por lo tanto, si estás interesado en prevenir el cáncer, consuélate con el hecho de que los cambios sencillos en tu estilo de vida pueden marcar la diferencia. Considera estos consejos para la prevención del cáncer.

1. No consumas tabaco

El uso de cualquier tipo de tabaco lleva casi irremediablemente al cáncer. Fumar está relacionado con varios tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de pulmón, boca, garganta, laringe, páncreas, vejiga, cuello uterino y riñón. El tabaco de mascar se ha relacionado con el cáncer de la cavidad oral y del páncreas. Incluso si usted no usa tabaco, ser fumador pasivo podría aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón.

Evitar el tabaco, o decidir dejar de usarlo, es una parte importante de la prevención del cáncer. Si necesitas ayuda para dejar de fumar, pregunta a tu médico sobre los productos y otras estrategias para dejar de fumar.

2. Lleva una dieta saludable

Aunque hacer selecciones saludables en el supermercado y a la hora de comer no garantiza la prevención del cáncer, podría reducir el riesgo de desarrollar esta enfermedad. Considera las siguientes pautas:

  • Consume muchas frutas y vegetales. Basa tu dieta en frutas, verduras y otros alimentos de origen vegetal, como granos integrales y frijoles.
  • Evita la obesidad. Come más ligero y magro eligiendo menos alimentos ricos en calorías, como los azúcares refinados y las grasas de origen animal.
  • Si eliges beber alcohol, hazlo solo con moderación. El riesgo de desarrollar varios tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de mama, colon, pulmón, riñón e hígado, aumenta con la cantidad de alcohol que bebes y la cantidad de tiempo que has estado bebiendo habitualmente.
  • Limita las carnes procesadas. Un informe de la International Agency for Research on Cancer (Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer), la agencia contra el cáncer de la Organización Mundial de la Salud, concluyó que comer grandes cantidades de carne procesada puede aumentar ligeramente el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer.

Además, las mujeres que consumen una dieta mediterránea complementada con aceite de oliva extra virgen y nueces mixtas podrían presentar un riesgo reducido de desarrollar cáncer de mama. La dieta mediterránea se centra principalmente en alimentos de origen vegetal, como frutas y verduras, cereales integrales, legumbres y frutos secos. Quienes llevan una dieta mediterránea eligen grasas saludables, como aceite de oliva en vez de manteca, y pescado en vez de carne roja.

3. Mantén un peso saludable y haz actividad física

Mantener un peso saludable podría reducir el riesgo de desarrollar varios tipos de cáncer, incluido el cáncer de mama, próstata, pulmón, colon y riñón.

La actividad física también cuenta. Además de ayudarte a controlar tu peso, la actividad física por sí sola podría reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama y de colon.

Los adultos que participan en cualquier cantidad de ejercicio físico obtienen algunos beneficios de salud. Pero para obtener beneficios sustanciales para la salud, esfuércese por conseguir al menos 150 minutos a la semana de actividad aeróbica moderada o 75 minutos a la semana de actividad aeróbica intensa. También puedes hacer una combinación de actividad moderada y de actividad intensa. Como objetivo general, incluye al menos 30 minutos de actividad física en tu rutina diaria, y si puedes hacer más, todavía mejor.

4. Protégete del sol

El cáncer de piel es uno de los tipos de cáncer más comunes y uno de los más prevenibles. Puedes intentar lo siguiente:

  • Evita el sol del mediodía. Mantente alejado del sol entre las 10 a. m. y las 4 p. m., cuando los rayos del sol son más fuertes.
  • Quédate en la sombra. Cuando estés al aire libre, permanece en la sombra tanto como sea posible. Las gafas de sol y un sombrero de ala ancha también ayudan.
  • Cúbrete las áreas expuestas. Usa ropa holgada y de tejidos cerrados que cubra la mayor parte posible de tu piel. Opta por colores brillantes u oscuros, que reflejan más la radiación ultravioleta que los colores pasteles o el algodón blanqueado.
  • No escatimes en protector solar. Usa un protector solar de amplio espectro con un FPS de al menos 30, incluso en días nublados. Colócate abundante cantidad de protector solar, y vuelve a aplicarlo cada dos horas —o con más frecuencia si estás nadando o transpirando—.
  • Evita las camas solares y las lámparas solares. Estos son tan dañinos como la luz solar natural.

5. Vacúnate.

La prevención del cáncer incluye la protección contra ciertas infecciones virales. Habla con tu médico acerca de la vacunación contra:

  • La hepatitis B. La hepatitis B puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de hígado. La vacuna contra la hepatitis B se recomienda para ciertos adultos de alto riesgo, como los adultos que son sexualmente activos pero que no tienen una relación mutuamente monógama, las personas con infecciones de transmisión sexual, las personas que usan drogas intravenosas, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y los trabajadores de la salud o de la seguridad pública que podrían estar expuestos a sangre o fluidos corporales infectados.
  • Virus del papiloma humano (VPH). El VPH es un virus de transmisión sexual que puede causar cáncer cervical y otros cánceres genitales, así como cánceres de células escamosas de la cabeza y el cuello. La vacuna contra el VPH se recomienda para niñas y niños de 11 y 12 años de edad. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos aprobó recientemente el uso de la vacuna Gardasil 9 para hombres y mujeres de 9 a 45 años de edad.

6. Evita comportamientos riesgosos

Otra táctica eficaz para la prevención del cáncer es evitar los comportamientos de riesgo que pueden conducir a infecciones que, a su vez, podrían aumentar el riesgo de cáncer. Por ejemplo:

  • Mantén relaciones sexuales seguras. Limita el número de parejas sexuales y usa un condón cuando tengas relaciones sexuales. Mientras más parejas sexuales tengas en tu vida, es más probable que contraigas una infección de transmisión sexual, como el VIH o el VPH. Las personas que tienen VIH o SIDA tienen un mayor riesgo de contraer cáncer de ano, hígado y pulmón. El VPH se asocia con mayor frecuencia con el cáncer de cuello uterino, pero también podría aumentar el riesgo de contraer cáncer de ano, pene, garganta, vulva y vagina.
  • No compartas agujas. Compartir agujas con personas que usan drogas intravenosas puede contagiar el VIH, así como la hepatitis B y la hepatitis C, que pueden aumentar el riesgo de contraer cáncer de hígado. Si te preocupa el uso indebido de drogas o la adicción, busca ayuda profesional.

7. Consigue atención médica regular

Los autoexámenes y exámenes regulares para varios tipos de cáncer, como el cáncer de piel, de colon, de cuello uterino y de mama, pueden aumentar tus probabilidades de descubrir el cáncer a tiempo, cuando el tratamiento tiene más probabilidades de ser exitoso. Pregúntale a tu médico cuál es el mejor programa de exámenes de detección de cáncer para ti.

Jan. 24, 2019 See more In-depth

Ver también

  1. Tres formas de acercarte al logro de tus objetivos
  2. Cómo mantener hábitos saludables
  3. Cinco cosas que debes hacer y que no debes hacer para mantenerte motivado
  4. Cinco maneras de evitar el humo de segunda mano
  5. Siete signos y síntomas que no se deben ignorar
  6. Para controlar la energía
  7. Mordeduras de animales: ¿Necesitas una vacuna contra el tétanos?
  8. ¿Estás haciendo el máximo esfuerzo posible para mantenerte saludable?
  9. Eructos, gases intestinales, dolores por gases y distensión abdominal
  10. Consejos sobre la salud ósea
  11. ¿Se puede trasmitir COVID-19 (coronavirus) a través de la comida, el agua, las superficies, y las mascotas?
  12. Teléfonos celulares y cáncer
  13. Análisis para detección del cáncer de colon
  14. Consejos para la seguridad para COVID-19 al salir de casa
  15. Coronavirus: ¿Qué es, y cómo puedo protegerme?
  16. Consejos para viajar durante la epidemia del coronavirus
  17. Cirugía plástica
  18. Inmunidad colectiva y coronavirus
  19. Efectos a largo plazo de COVID-19
  20. COVID-19: ¿Cuánta protección ofrecen las mascarillas?
  21. COVID-19 (coronavirus): Cuarentena, autoaislamiento, y distanciamiento físico
  22. ¿Los adultos necesitan vacunas?
  23. No guardes los analgésicos que sobren
  24. Ejercicio: consulta con el médico
  25. Encuentra significado en las cosas pequeñas
  26. Flu Shot Prevents Heart Attack
  27. Entrenamiento funcional
  28. Superar obstáculos hacia tus metas
  29. Hábitos saludables durante las fiestas: cómo volver a la normalidad
  30. Secado de manos
  31. Consejos para el lavado de manos
  32. Hábitos saludables que aumentan la felicidad
  33. Un corazón saludable de por vida: Evitar enfermedades del corazón
  34. Prevención de los ataques cardíacos: ¿debo evitar el humo de cigarrillo que inhalo de otros fumadores?
  35. Home Health Hazards
  36. Grasa parda
  37. Cómo te estimula el apoyo social
  38. Rompe el ciclo de la ocupación
  39. Cómo tomarte el pulso
  40. Cómo visitar al médico con seguridad durante la pandemia de COVID-19
  41. Cómo tomarte la temperatura
  42. ¿Cuán bien te lavas las manos?
  43. Injury Season for Snow Blowers
  44. Invertir en uno mismo
  45. ¿Es recomendable o no usar jabón antibacteriano?
  46. Mantén la atención en la visión a largo plazo
  47. Alternativas a la liposucción
  48. Lost in Space
  49. Cómo avanzar hacia tus objetivos
  50. Pautas para mamografías: ¿qué son?
  51. Cambia tu forma de pensar para dedicarle tiempo a tu salud
  52. El minuto de Mayo Clinic: Te estás lavando mal las manos
  53. El minuto de Mayo Clinic: Las superficies comunes, ¿están muy sucias?
  54. Vacuna contra el sarampión: ¿Puedo contraer sarampión si ya me vacuné?
  55. Árbol genealógico médico
  56. Infographic: Organ Donation Donate Life
  57. Infographic: Paired Donation Chain
  58. Infographic: Pancreas Kidney Transplant
  59. Registros personales de salud
  60. Personaliza tu viaje hacia el bienestar
  61. Cumple con los objetivos de alimentación saludable en las reuniones sociales
  62. Postura: alinea el cuerpo para tener una buena salud
  63. Control de la postura: ¿te paras erguido?
  64. Resoluciones de Año Nuevo
  65. Actividades seguras al aire libre durante la pandemia de COVID-19
  66. Humo de segunda mano
  67. Crear una visión de bienestar
  68. Riesgos de estar sentado: ¿es perjudicial estar sentado mucho tiempo?
  69. Consejos para una buena postura.
  70. Ejercicios para la espalda
  71. Técnicas correctas para levantar objetos
  72. Mantente sano durante la pandemia de COVID-19 (coronavirus)
  73. Deja de hacer varias cosas a la vez y concéntrate
  74. Visitas al médico por telemedicina en línea
  75. Humo de tercera mano: ¿cuáles son los peligros?
  76. ¿Quieres una buena salud? Construir una base sólida
  77. Los beneficios de agradecer
  78. Video: Seguridad al viajar para recibir atención médica durante la pandemia de COVID-19
  79. Travel Safety
  80. Triclosán
  81. Uso de enunciaciones condicionales
  82. Vacunas para adultos
  83. Combate el contagio con el coronavirus en casa
  84. ¿Qué son las superbacterias?
  85. ¿Qué son las superbacterias y cómo puedo protegerme de las infecciones?
  86. Los purificadores de aire y el humo