Quimioterapia y caída del cabello: cómo sobrellevarlas de la mejor manera

En términos generales, la caída del cabello no puede prevenirse ni controlarse, pero sí es posible adoptar ciertas medidas para vivir con ella. Toma las siguientes medidas durante todo el tratamiento a fin de minimizar la frustración y la ansiedad que causa la caída del cabello.

Antes del tratamiento

  • Trata el cabello con suavidad. Adquiere el hábito de tratar el cabello con suavidad. No te decolores el cabello, no te lo tiñas ni te hagas la permanente, ya que puede debilitarse. En la mayor medida posible, deja que el pelo se seque solo y evita usar aparatos que emiten calor, como rizadores o ruleros térmicos. Si fortaleces el cabello ahora, podría ser más probable que no se caiga tan rápido durante el tratamiento.
  • Piensa en cortarte el cabello. El cabello corto suele dar más volumen que el cabello largo. Entonces, si tienes el cabello corto, no se notará tanto cuando comience a caerse. Además, si tienes el cabello largo, cortártelo podría ser un paso intermedio útil previo a la caída total del cabello.
  • Piensa en un accesorio para protegerte la cabeza. Este es el momento en que debes comenzar a pensar en pelucas, pañuelos y otros accesorios para protegerte la cabeza. Usar una protección para la cabeza con el fin de tapar la caída del cabello es tu decisión. Sin embargo, es algo que conviene pensar ahora y no más adelante. Pídele al médico que te recete una peluca; es posible que tu seguro médico cubra su costo.

Durante el tratamiento

  • Mima el cabello que no se haya caído. Continúa implementando las estrategias para tratar el cabello con suavidad durante todo el tratamiento de quimioterapia. Usa un cepillo de cerdas suaves. Lávate el cabello solo cuando sea necesario. Considera usar un champú suave.
  • Considera afeitarte la cabeza. Algunas personas dicen que el cuero cabelludo les pica o lo sienten sensible o irritado durante el tratamiento y la caída del cabello. Afeitarte puede reducir la irritación y ahorrarte la vergüenza de perder el cabello. Algunos hombres se afeitan la cabeza porque creen que queda mejor que lo que ven cuando pierden el cabello en forma irregular.
  • Protege el cuero cabelludo. Si expondrás la cabeza al sol o al aire frío, usa protector solar o un accesorio para protegerte la cabeza. Es posible que el cuero cabelludo esté sensible durante el curso del tratamiento, de modo que el frío extremo y el sol pueden irritarlo. Como al tener menos cabello o al no tener cabello directamente puedes sentir frío, un accesorio para protegerte la cabeza puede hacer que te sientas mejor.

Después del tratamiento

  • Continúa tratando el cabello con suavidad. El cabello que te crezca después del tratamiento será muy débil y vulnerable al daño que producen los productos para peinar y los aparatos que emiten calor. No te tiñas ni te decolores hasta que el cabello crezca más fuerte. El proceso de coloración podría dañar el cabello que te crezca e irritar el cuero cabelludo sensible.
  • Sé paciente. Es probable que el cabello te vuelva a crecer de a poco y que no se vea como antes de inmediato. El crecimiento lleva tiempo, como también lo lleva reparar el daño causado por el tratamiento oncológico.

Quimioterapia y caída del cabello: protégete la cabeza

Taparse la cabeza durante la caída del cabello es una decisión absolutamente personal. Para muchas mujeres, el cabello está asociado a la femineidad y la salud, por lo que eligen usar peluca. Otras personas eligen sombreros y pañuelos. Otras personas, optan por no taparse la cabeza.

Consulta con el médico o con un asistente social acerca de recursos de tu región donde puedas encontrar la protección para la cabeza más adecuada para ti. Look Good Feel Better (Verse bien, sentirse mejor) es un programa gratuito que ofrece transformaciones de peluquería y estética, y consejos para las mujeres que padecen cáncer. Estas clases se ofrecen en todo Estados Unidos y también en otros países. Se ofrecen muchas clases a través de los grupos locales de la Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society). Look Good Feel Better también ofrece clases para adolescentes que padecen cáncer, así como un sitio web con información para los hombres que tienen cáncer.

La radioterapia también puede provocar la caída del cabello

Esta terapia también ataca rápidamente a las células de crecimiento del cuerpo pero, a diferencia de la quimioterapia, solo afecta a zonas específicas donde se concentra el tratamiento. Si te aplican radiación en la cabeza, posiblemente pierdas el cabello.

En general, el cabello vuelve a crecer después de que termina el tratamiento. Volverá a crecer con su grosor y cantidad original según tu tratamiento. Los diferentes tipos de radiación y de dosis tendrán diferentes efectos en el cabello. Las dosis más altas de radiación pueden causar la caída permanente del cabello. Habla con tu médico acerca de la dosis que recibirás para saber qué esperar.

La radioterapia también afecta a la piel. La zona de tratamiento probablemente esté enrojecida y parezca quemada por el sol o bronceada. Si el tratamiento con radiación se realiza en la cabeza, es una buena idea taparla con un gorro protector o un pañuelo, debido a que tu piel estará sensible al frío y a la luz del sol. Las pelucas y postizos podrían irritar el cuero cabelludo.

April 05, 2016 See more In-depth