Consejos para viajar durante la pandemia de la COVID-19

¿Estás considerando viajar durante la pandemia? Toma precauciones para protegerte de COVID-19.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Una vacuna contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) podría evitar que contraigas la COVID-19 o que te enfermes gravemente a causa de la enfermedad. Sin embargo, aunque estés vacunado, es bueno tomar medidas para protegerte y proteger a los demás si viajas durante la pandemia de la COVID-19.

Si has recibido todas las dosis recomendadas de la vacuna contra la COVID-19, incluidos los refuerzos, existen menos posibilidades de que te enfermes gravemente o trasmitas la COVID-19. De esa manera, puedes viajar con más seguridad dentro de los Estados Unidos o a destinos internacionales. Sin embargo, los viajes internacionales todavía pueden aumentar el riesgo de contraer nuevas variantes de la COVID-19.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan evitar viajar hasta tener todas las dosis recomendadas de la vacuna contra la COVID-19 y sus refuerzos.

Antes de viajar

Cuando consideres tus planes de viaje, ten en cuenta estas preguntas:

  • ¿Te has vacunado contra la COVID-19? Si no lo has hecho, vacúnate. Si la vacuna requiere dos dosis, espera dos semanas después de recibir la segunda dosis para viajar. Si la vacuna requiere una dosis, espera dos semanas después de recibir la vacuna para viajar. Le lleva tiempo al organismo desarrollar la protección después de una vacuna.
  • ¿Recibiste alguna dosis de refuerzo? Recibir todas las dosis recomendadas de la vacuna contra la COVID-19, incluidas las de refuerzo, aumenta la protección contra la forma grave de la enfermedad.
  • ¿Corres mayor riesgo de enfermarte de gravedad? Cualquier persona puede contagiarse con la COVID-19. Sin embargo, los adultos mayores y las personas de cualquier edad con ciertas afecciones médicas corren un mayor riesgo de enfermarse de gravedad con la COVID-19.
  • ¿Vives con alguien que corra un riesgo más alto de enfermarse de gravedad? Si te infectas mientras viajas, al regresar puedes trasmitir el virus de la COVID-19 a las personas que viven contigo aunque no tengas síntomas.
  • ¿Tu lugar de residencia o destino tiene requisitos o restricciones para los viajeros? Aunque hayas recibido todas las dosis recomendadas de la vacuna, debes cumplir las normas locales, estatales y federales sobre las pruebas y los viajes.

Consulta los requisitos, las restricciones y las situaciones locales

Algunos gobiernos estatales, locales y territoriales tienen requisitos, como exigir que las personas usen mascarilla, se sometan a pruebas, se vacunen o permanezcan aisladas durante un tiempo después de su llegada. Antes de salir, revisa los requisitos en tu destino y en cualquier otro lugar en el que te detengas durante el viaje.

Ten en cuenta que pueden cambiar con frecuencia y rápidamente según las condiciones locales. También es importante comprender que la situación de la COVID-19, como el nivel de trasmisión y la presencia de variantes, es distinta en cada país. A medida que se acerque la fecha de tu viaje, vuelve a consultar si hay información actualizada.

Viajes y pruebas diagnósticas

Para personas vacunadas

Si recibiste todas las dosis de la vacuna, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades disponen que no hace falta que te hagas la prueba antes o después de viajar dentro de los Estados Unidos, ni quedarte en casa (hacer cuarentena) al regresar.

Si tienes planeado hacer un viaje internacional fuera de los Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades establecen que no es necesario que te hagas la prueba antes del viaje a menos que te lo exijan en el lugar de destino. Antes de llegar a los Estados Unidos, tienes que tener una prueba con resultado negativo dentro del último día previo a tu llegada o un registro de recuperación de la COVID-19 en los últimos tres meses.

Después de llegar a los Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan hacerse una prueba viral de 3 a 5 días después del viaje. Si viajas a los Estados Unidos y no eres ciudadano, debes tener el esquema completo de vacunación y contar con algo que lo acredite.

No es necesario que hagas cuarentena cuando llegues a los Estados Unidos, pero presta atención a los síntomas. Quédate en casa si presentas síntomas.

Para personas no vacunadas

Hacerse la prueba antes y después de viajar puede reducir el riesgo de trasmitir el virus que causa la COVID-19. Si no recibiste la vacuna, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que te hagas una prueba viral de tres a cinco días antes del viaje. Retrasa el viaje si estás a la espera de los resultados de la prueba. Lleva contigo una copia del resultado cuando viajes.

Vuelve a hacer la prueba de 3 a 5 días después del viaje. Quédate en casa cinco días después del viaje.

Si, en algún momento, el resultado de la prueba de COVID-19 da positivo, quédate en casa. Quédate en casa y mantente lejos de los demás si presentas síntomas. Sigue las recomendaciones de salud pública.

Protégete cuando viajes

En los Estados Unidos, tienes que usar mascarilla en los aviones, los autobuses, los trenes y otras formas de trasporte público. La mascarilla debe estar bien ajustada y cubrir la boca y la nariz.

Sigue estos pasos para protegerte a ti y a los demás al viajar:

  • Vacúnate.
  • Mantén distancia con los demás (aproximadamente 6 pies o 2 metros) cuando estés en espacios públicos cerrados si no tienes el esquema de vacunación completo. Esto es especialmente importante si corres un mayor riesgo de sufrir una enfermedad grave.
  • Evita el contacto con cualquier persona que esté enferma o presente síntomas.
  • Evita las multitudes y los ambientes cerrados que no tengan buena circulación de aire (ventilación).
  • No toques las superficies que se tocan con frecuencia, como los pasamanos, los botones en el ascensor y los paneles táctiles. Si tienes que tocar estas superficies, cuando termines, usa desinfectante para manos o lávate las manos.
  • Usa una mascarilla en espacios públicos cerrados. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan usar la mascarilla de uso regular que brinde la mayor protección posible y se ajuste bien. Si estás en un área en la que hay una gran cantidad de casos nuevos de COVID-19, usa una mascarilla en espacios públicos cerrados y en espacios abiertos concurridos o al estar en contacto estrecho con personas que no estén vacunadas.
  • Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca.
  • Cúbrete la boca al toser o estornudar.
  • Lávate las manos con frecuencia. Asegúrate de lavarte las manos después de ir al baño, antes de comer y después de toser, estornudar o sonarte la nariz.
    • Lávate las manos con frecuencia con agua y jabón durante al menos 20 segundos.
    • Si no dispones de agua ni jabón, usa un desinfectante de manos que contenga por lo menos un 60 % de alcohol. Cubre bien toda la superficie de las manos y frótalas hasta que estén secas.
  • No comas ni bebas nada en el trasporte público. De esa forma, puedes dejarte puesta la mascarilla en todo momento.

Viajes en avión

Debido a la elevada circulación de aire y a la eficiencia de los filtros de aire en los aviones, la mayoría de los virus, como el de la COVID-19, no se trasmiten fácilmente en los vuelos. Es probable que el uso de la mascarilla en los aviones también haya ayudado a reducir el riesgo de contagiarse con el virus de la COVID-19 en los aviones.

Sin embargo, los viajes en avión implican pasar tiempo en la fila para los controles de seguridad y en las terminales de los aeropuertos, lo que puede ponerte en contacto estrecho con otra gente. Vacunarse y usar mascarilla cuando viajas puede ayudarte a que te protejas de la COVID-19.

La Administración de Seguridad en el Transporte ha aumentado la limpieza y desinfección de superficies y equipos, incluidas las bandejas, en los puntos de control. La Administración de Seguridad en el Transporte ha implementado varios cambios en el proceso de control:

  • Los pasajeros deben llevar mascarilla durante el control. Sin embargo, los empleados de la Administración de Seguridad en el Transporte pueden pedirles a los viajeros que se acomoden la mascarilla para identificarse.
  • Los viajeros deben mantener una distancia de 6 pies (2 metros) de los otros pasajeros cuando sea posible.
  • En lugar de darles la tarjeta de embarque a los agentes de la Administración de Seguridad en el Transporte, los viajeros deben poner la tarjeta (impresa o electrónica) directamente en el escáner y luego levantarla para que la revisen.
  • Cada viajero podrá tener un envase con desinfectante para manos de hasta 12 onzas (aproximadamente 350 mililitros) en su equipaje de mano. Estos envases se deberán sacar del equipaje durante el control.
  • Los objetos personales como las llaves, la billetera y el teléfono deben ponerse en el equipaje de mano y no en la bandeja. Esto reduce la necesidad de tocar estos objetos durante el control.
  • Los alimentos deben transportarse en una bolsa de plástico y deben ponerse en una bandeja para el control. Sacar los alimentos del equipaje de mano disminuye la probabilidad de que los agentes tengan que abrir maletas para inspeccionarlas.

Asegúrate de lavarte las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos inmediatamente antes y después de pasar por el control.

Trasporte público

Si viajas en autobús o en tren y no estás vacunado, ten en cuenta que estar de pie o sentado a menos de 6 pies (2 metros) de otras personas por un período largo puede exponerte a un riesgo más alto de contagiarte o trasmitir la COVID-19. Sigue las precauciones que se describen anteriormente para protegerte durante el viaje.

Incluso si viajas en avión, puedes necesitar transporte una vez que llegues a tu destino. Puedes buscar las opciones de alquiler de automóviles y sus políticas de limpieza en Internet. Si planeas quedarte en un hotel, consulta la disponibilidad de un servicio de trasporte.

Si vas a usar el trasporte público y no estás vacunado, no dejes de practicar el distanciamiento físico y usar una mascarilla después de llegar a tu destino.

Hoteles y otros alojamientos

El sector hotelero sabe que los viajeros están preocupados por la COVID-19 y la seguridad. Busca información en el sitio web de cualquiera de los hoteles más importantes para saber cómo protegen a los huéspedes y al personal. Algunas de las mejores prácticas incluyen las siguientes:

  • Intensificación de los procedimientos de limpieza
  • Recomendaciones de distanciamiento físico en lugares cerrados para quienes no estén vacunados
  • Uso de la mascarilla y lavado frecuente de manos por parte del personal
  • Uso de la mascarilla en lugares públicos cerrados para los huéspedes donde haya una gran cantidad de casos de COVID-19
  • Recomendaciones de vacunas para el personal
  • Aislamiento y pautas para las pruebas para los miembros del personal que hayan estado expuestos a la COVID-19
  • Pago sin contacto físico
  • Grupo de reglas en el caso de que un huésped se enferme, como cerrar la habitación para limpiarla y desinfectarla
  • Medidas relacionadas con la calidad del aire en lugares cerrados, como el mantenimiento regular del sistema y del filtro de aire, así como sugerencias para agregar filtros de aire que no dejen pasar virus ni bacterias

Las casas de alquiler para vacaciones también están mejorando los procedimientos de limpieza. Se comprometen a seguir las pautas de salud pública, como usar mascarillas y guantes al limpiar y establecer un período de espera entre un huésped y otro.

Haz una lista de cosas para llevar

Cuando sea el momento de empacar para el viaje, lleva cualquier medicamento que puedas necesitar, así como estos artículos esenciales para un viaje seguro:

  • Mascarillas faciales
  • Pañuelos desechables
  • Desinfectante para manos a base de alcohol (por lo menos 60 % de alcohol)
  • Pañitos desinfectantes (por lo menos 70 % de alcohol)
  • Termómetro

Consideraciones para las personas que están a más riesgo

Cualquier persona puede enfermarse gravemente con el virus que causa la COVID-19, pero los adultos mayores y la gente de cualquier edad con ciertas afecciones médicas tienen un mayor riesgo de que les suceda. Esto puede incluir personas con cáncer, problemas cardíacos graves y un sistema inmunitario debilitado. Recibir la vacuna contra la COVID-19 y las dosis de refuerzo recomendadas puede ayudar a reducir el riesgo de enfermarse gravemente por la COVID-19.

Viajar aumenta tu probabilidad de contagiarte y de trasmitir la COVID-19. Si no estás vacunado, quedarte en casa es la mejor manera de protegerte a ti mismo y a los demás de la COVID-19. Si tienes que viajar y no estás vacunado, habla con el proveedor de atención médica y pregúntale sobre las precauciones adicionales que debes tomar.

Recuerda que la seguridad es lo primero.

Incluso los planes más detallados y organizados pueden tener que dejarse de lado cuando alguien se enferma. Quédate en casa si tú o alguno de tus compañeros de viaje presentan lo siguiente:

  • Tienen signos o síntomas, están enfermos o piensan que tienen la COVID-19
  • Están esperando los resultados de una prueba de la COVID-19
  • Se les diagnosticó COVID-19
  • Han tenido contacto estrecho en los últimos cinco días con alguien que tiene la COVID-19, y tú no estás al día con las vacunas contra la COVID-19

Si has tenido contacto estrecho con alguien que tiene la COVID-19, hazte una prueba después de, al menos, cinco días. Espera para viajar hasta que tengas un resultado negativo en la prueba. Usa una mascarilla si viajas hasta 10 días después de haber tenido contacto estrecho con alguien que tiene la COVID-19.

April 23, 2022 See more In-depth

Ver también

  1. Antibióticos: ¿Los estás usando de manera incorrecta?
  2. COVID-19 y la vitamina D
  3. Tratamiento con plasma de convalecientes
  4. Enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19)
  5. COVID-19: ¿cómo puedo protegerme?
  6. Tos
  7. Inmunidad colectiva y coronavirus
  8. COVID-19 y las mascotas
  9. COVID-19 y tu salud mental
  10. Pruebas de anticuerpos para COVID-19
  11. COVID-19, resfriados, alergias y la gripe
  12. Medicamentos para la COVID-19: ¿hay alguno que sea eficaz?
  13. Efectos a largo plazo de COVID-19
  14. Pruebas de COVID-19
  15. La COVID-19 en bebés y niños
  16. Infección con coronavirus por raza
  17. Vacuna contra la COVID-19: ¿Debo cambiar mi cita para el mamograma?
  18. Vacunas contra la COVID-19 para niños: esto es lo que necesitas saber
  19. Vacunas contra la COVID-19
  20. Variante de la COVID-19
  21. COVID-19 en comparación con la gripe: similitudes y diferencias
  22. COVID-19: ¿quién está a un mayor riesgo para los síntomas de gravedad?
  23. Cómo desacreditar los mitos sobre COVID-19 (coronavirus)
  24. Diarrea
  25. Diiferentes vacunas contra la COVID-19
  26. Oxigenación por membrana extracorpórea
  27. Fiebre
  28. Fiebre: primeros auxilios
  29. Tratamiento de la fiebre: guía rápida para tratar la fiebre
  30. Combate el contagio de coronavirus (COVID-19) en casa
  31. Miel: ¿es eficaz para la tos?
  32. ¿En qué difieren los análisis de anticuerpos y las pruebas diagnósticas para COVID-19?
  33. Cómo tomarte el pulso
  34. Cómo medir tu fecuencia respiratoria
  35. Cómo tomarte la temperatura
  36. ¿Las mascarillas son una buena protección contra la COVID-19?
  37. Pérdida del olfato
  38. Mayo Clinic Minute: Te estás lavando las manos de forma incorrecta
  39. Mayo Clinic Minute: ¿Están muy sucias las superficies comunes?
  40. Síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico
  41. Náuseas y vómitos
  42. Embarazo y COVID-19
  43. Conjuntivitis
  44. Actividades seguras al aire libre durante la pandemia de COVID-19
  45. Consejos de seguridad para volver a la escuela durante la pandemia de la COVID-19
  46. Las relaciones sexuales y COVID-19
  47. Dificultad para respirar
  48. Termómetros: Comprender las opciones
  49. Tratamiento para COVID-19 en casa
  50. Síntomas inusuales del coronavirus
  51. Ojos llorosos