Tu sentido del olfato sirve para más de un propósito. Permite que disfrutes de una amplia gama de aromas y te advierte sobre peligros potenciales, como la presencia de humo o una fuga de gas.

La pérdida del olfato también puede ser parcial (hiposmia) o completa (anosmia), y puede ser temporal o permanente, según la causa. Aunque en raras ocasiones la pérdida del olfato es una enfermedad grave, incluso una pérdida parcial del olfato puede hacer que no tengas ganas de comer, y esto posiblemente ocasione pérdida de peso, desnutrición e incluso depresión.

Nov. 16, 2016