Consejos para la seguridad al volver a la escuela durante COVID-19

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Volver a la escuela tiene un nuevo significado y presenta nuevas preocupaciones para los padres durante la época de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). Al volver a abrirse, las escuelas deben equilibrar las necesidades educacionales, sociales y emocionales de sus alumnos junto con la salud y la seguridad de los estudiantes y el personal en medio de la evolución de la pandemia de la COVID-19.

La decisión de cómo serán la escuela y el aprendizaje probablemente la tomarán a nivel local los consejos escolares y los funcionarios del gobierno. En general, las escuelas eligen una de tres opciones:

  • Aprendizaje a distancia. De acuerdo a este modelo, toda la instrucción se hace de manera remota, usando tecnología y otras herramientas.
  • Ir a la escuela en persona. Este modelo es similar a la escuela tradicional, con precauciones y procedimientos intensificados para la salud y la seguridad.
  • Aprendizaje híbrido. Este modelo incluye elementos tanto de aprendizaje a distancia como de asistencia a la escuela en persona.

Las escuelas quizás adapten uno o más acercamientos durante el curso del año escolar y de la pandemia. Estar preparados para una variedad de ambientes de aprendizaje puede darles poder a ti y a tu hijo y reducir la ansiedad. En cada caso, hay medidas que puedes tomar para reducir los riesgos de laCOVID-19, ayudar a tu hijo a sentirse seguro, y tomar decisiones informadas durante la pandemia de laCOVID-19.

Información relacionada

Qué esperar en la escuela primaria y secundaria o el programa de atención y educación temprana de tu hijo: CDC

Vacúnate

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos autorizó la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech para niños de 5 a 15 años. La Administración de Alimentos y Medicamentos aprobó la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech, que ahora se llama Comirnaty, para prevenir la enfermedad en personas de 16 años o mayores.

La vacuna contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech requiere dos inyecciones que se administran con 21 días de diferencia. Si es necesario, la segunda dosis puede administrarse hasta seis semanas después de la primera dosis.

Las investigaciones demostraron que la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech tiene una eficacia del 100 % en la prevención de la infección por el virus de la enfermedad en niños de 12 a 15 años. Las investigaciones muestran que esta vacuna tiene aproximadamente una eficacia del 91 % en la prevención de la COVID-19 en niños de 5 a 11 años. La vacuna tiene una eficacia del 91 % en la prevención de una forma grave de la enfermedad por la COVID-19 en personas de 16 años o mayores.

Recibir una vacuna contra la COVID-19 también puede ayudar a evitar que tu hijo falte a la escuela, y a que pueda jugar y participar en deportes, así como en otras actividades grupales, de forma más segura.

Se considera que tu hijo tiene el esquema completo de vacunación dos semanas después de recibir la segunda dosis de la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech.

Los niños de 12 a 17 años también deben recibir una dosis de refuerzo de la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech si recibieron las dos dosis de la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech y ya pasaron al menos 5 meses.

En los Estados Unidos, si tu hijo tiene el esquema completo de vacunación tampoco tendrá que hacer cuarentena ni hacerse una prueba de la COVID-19 después de una exposición conocida si no tiene síntomas, con algunas excepciones para entornos específicos.

Si tú o tu hijo no recibieron la vacuna contra la COVID-19, hay muchos pasos que pueden seguir para evitar contagiarse con el virus de esta enfermedad y trasmitirlo a otras personas. Estos incluyen los siguientes:

Practiquen un distanciamiento seguro

El distanciamiento físico es la práctica de dejar suficiente espacio entre las personas para reducir la trasmisión de la enfermedad. Durante la pandemia de la COVID-19, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos y la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan que mantengas por lo menos 6 pies (2 metros) de distancia de las personas que no viven en tu casa, cuando estés en lugares cerrados, para lograr estas metas.

Sin embargo, esto puede no ser práctico en algunas escuelas o con niños pequeños. La American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) indica que seguir las normas estrictas de distanciamiento físico puede crear un conflicto con los estándares ideales de aprendizaje académico, social y emocional. Tampoco está claro con qué facilidad se trasmite la COVID-19 entre los niños.

Las medidas para instar el distanciamiento físico durante la enseñanza presencial en la escuela pueden incluir las siguientes:

  • Eliminar los casilleros u organizarlos por grupos de estudiantes (o cohortes).
  • Fomentar que los estudiantes caminen en una sola dirección en los pasillos de la escuela.
  • Estar al aire libre cuanto sea posible para las clases, las comidas y el recreo.
  • Reducir el número de niños en los autobuses escolares.
  • Dejar un espacio entre los escritorios y ponerlos a todos mirando en la misma dirección.
  • Usar barreras físicas, como escudos y mamparas de plexiglás para separar a los profesores y a los alumnos.
  • Dividir a los estudiantes en cohortes o grupos distintos que estén juntos durante la jornada escolar y reducir la interacción entre los diferentes grupos.

La evaluación de los riesgos y los beneficios del aprendizaje presencial en la escuela para los niños quizás implique diferentes niveles de distanciamiento físico según la edad del niño y su etapa de desarrollo. Por ejemplo, la American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) recomienda permitir el juego interactivo para los alumnos preescolares, mientras que anima a separar a los alumnos en grupos y a usar mascarillas para los niños mayores.

Usa una mascarilla

Usa una mascarilla en espacios públicos cerrados, como las escuelas, en algunos casos. Sin embargo, si te encuentras en un área donde hay una gran cantidad de personas hospitalizadas por la COVID-19 y nuevos casos de la enfermedad, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan usar una mascarilla con buen ajuste en espacios públicos cerrados, independientemente de si recibiste o no la vacuna.

Si la escuela de tu hijo exige o alienta el uso de mascarillas, considera estos consejos:

  • Ponerse mascarillas debe ser una prioridad, especialmente cuando es difícil mantener el distanciamiento físico, como en el autobús, en el lugar donde se deja o se recoge a los niños con el automóvil, y cuando se entra al edificio.
  • Ten varias mascarillas disponibles para tu hijo. Todos los días, dale a tu hijo una mascarilla limpia y una de repuesto, y una bolsita limpia y que pueda cerrarse para que ponga la mascarilla cuando no la pueda usar, como durante el almuerzo.
  • Etiqueta claramente la mascarilla de tu hijo para que no se la confunda con las de otros niños.
  • Practica con tu hijo la manera correcta de ponerse y sacarse la mascarilla, de manera que evite tocar las partes de tela.
  • Recuérdale a tu hijo que debe limpiarse las manos antes y después de tocar la mascarilla.
  • Indícale que nunca debe compartir ni intercambiar sus mascarillas con otros niños.
  • Habla con tu hijo acerca de la importancia de ponerse una mascarilla y da el ejemplo usándola en familia.
  • Habla con tu hijo sobre por qué algunas personas no pueden usar mascarillas por razones de salud.

No les pongas una mascarilla a un niño menor de 2 años, a un niño que tenga algún problema para respirar ni a un niño que tenga una afección que le impida sacarse la mascarilla sin ayuda.

Mantén las manos limpias

Lávate las manos en casa con tu hijo y explícale por qué es importante lavarse las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos, especialmente antes y después de comer, de estornudar o toser, o de ajustar la mascarilla. Para evitar que lo haga con prisa, sugiérele que se lave las manos durante el tiempo que se tarda en cantar dos veces la canción entera de feliz cumpleaños. Cuando no sea posible lavarse las manos, dile que use un desinfectante para manos a base de alcohol que contenga por lo menos 60 % de alcohol. Además, explícale que debe evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

Las escuelas deben tener rutinas que fomenten que los niños se laven las manos de manera frecuente y sigan buenas prácticas de higiene para las manos, como pedirles que se cubran la boca y la nariz con el codo o con pañuelos desechables cuando tosan o estornuden, y que luego se laven las manos.

Si tu hijo asiste a la escuela de manera presencial, crea rutinas para antes y después de la escuela que fomenten costumbres saludables, como darle una mascarilla de repuesto y desinfectante para manos en la mañana, y que se lave las manos al llegar a casa.

Limpia y desinfecta

Limpiar y desinfectar las superficies que se tocan con frecuencia puede ayudar a reducir el riesgo de enfermarse, independientemente de si tu hijo recibe una enseñanza en casa o en la escuela. Esta limpieza incluye objetos que se tocan con frecuencia, como manijas de puertas, grifos, teclados, tabletas y teléfonos.

Si estás enfermo, quédate en casa

Debes controlar a tu hijo diariamente para ver si presenta signos de la COVID-19. Estos incluyen los siguientes:

  • Fiebre
  • Congestión nasal o goteo de la nariz
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Falta de aire
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea
  • Falta de apetito
  • Pérdida reciente del sentido del gusto o del olfato
  • Dolor abdominal
  • Conjuntivitis

Algunas escuelas quizás recomienden tomar la temperatura diariamente como parte de los exámenes de detección de síntomas de la COVID-19. Sin embargo, como muchos de estos síntomas son similares a los de otras afecciones, como el resfriado común, las alergias y la gripe, la eficacia de este método de detección puede ser limitada.

Para limitar el contagio con la COVID-19 y con otros microbios, los niños deben quedarse en casa y no ir a la escuela ni participar en otras actividades si tienen algún signo de enfermedad o si tienen fiebre. Comunícate con el médico si tienes preguntas.

No te saltes ninguna vacuna

Asegúrate de que tu hijo esté al día con todas las vacunas que se recomiendan, independientemente de si las clases se dan en la escuela o en casa. Todos los niños en edad escolar deben recibir una vacuna contra la gripe cada temporada. Recibir la vacuna contra la gripe es especialmente importante esta temporada, porque la gripe y la COVID-19 tienen signos y síntomas comunes similares. Aunque la vacuna contra la gripe no proteja contra la COVID-19, puede reducir el riesgo de la gripe y sus complicaciones. Es otro de los métodos de protección que ayudan a evitar perder días de clase.

Qué hacer si tu hijo se expone a la COVID-19

Si tu hijo va a asistir a la escuela en persona, toma medidas para estar preparado para una posible exposición a la COVID-19 y a las situaciones cambiantes.

  • Crea un plan para proteger a la familia y a aquellos miembros del grupo familiar que tengan riesgo de contraer una enfermedad más grave, como los que tienen un sistema inmunitario comprometido o afecciones crónicas.
  • Asegúrate de que la información que tiene la escuela sobre contactos de emergencias y de quiénes llevan al niño a la escuela y lo recogen, esté actualizada. Si la lista incluye a alguien que tenga riesgo de enfermarse, considera la posibilidad de agregar un contacto alternativo.
  • Pregunta cómo se comunicará la escuela con las familias si hay un caso positivo o una exposición a alguien con la COVID-19, y cuál es el plan para mantener la privacidad de los estudiantes.
  • Planifica con anticipación para los períodos de cuarentena o de cierre de la escuela. Es posible que las escuelas cierren si aumenta la trasmisión de la COVID-19 en la comunidad o si varios niños o miembros del personal tienen resultados positivos en las pruebas. Tu hijo también tendrá que quedarse en casa si se expone a alguien cercano que tiene la COVID-19.

Tomar estas medidas puede ayudarte a estar tranquilo de que tu hijo esté lo más seguro posible durante la pandemia de la COVID-19. Para obtener más información sobre las medidas que las escuelas locales estén tomando para reducir el riesgo de la enfermedad, ponte en contacto con tu distrito escolar local o la agencia local de salud.

March 01, 2022 See more In-depth

Ver también

  1. Antibióticos: ¿Los estás usando de manera incorrecta?
  2. COVID-19 y la vitamina D
  3. Tratamiento con plasma de convalecientes
  4. Enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19)
  5. COVID-19: ¿cómo puedo protegerme?
  6. Tos
  7. Inmunidad colectiva y coronavirus
  8. COVID-19 y las mascotas
  9. COVID-19 y tu salud mental
  10. Pruebas de anticuerpos para COVID-19
  11. COVID-19, resfriados, alergias y la gripe
  12. Medicamentos para la COVID-19: ¿hay alguno que sea eficaz?
  13. Efectos a largo plazo de COVID-19
  14. Pruebas de COVID-19
  15. La COVID-19 en bebés y niños
  16. Infección con coronavirus por raza
  17. Consejos para viajar durante la pandemia de la COVID-19
  18. Vacuna contra la COVID-19: ¿Debo cambiar mi cita para el mamograma?
  19. Vacunas contra la COVID-19 para niños: esto es lo que necesitas saber
  20. Vacunas contra la COVID-19
  21. Variante de la COVID-19
  22. COVID-19 en comparación con la gripe: similitudes y diferencias
  23. COVID-19: ¿quién está a un mayor riesgo para los síntomas de gravedad?
  24. Cómo desacreditar los mitos sobre COVID-19 (coronavirus)
  25. Diarrea
  26. Diiferentes vacunas contra la COVID-19
  27. Oxigenación por membrana extracorpórea
  28. Fiebre
  29. Fiebre: primeros auxilios
  30. Tratamiento de la fiebre: guía rápida para tratar la fiebre
  31. Combate el contagio de coronavirus (COVID-19) en casa
  32. Miel: ¿es eficaz para la tos?
  33. ¿En qué difieren los análisis de anticuerpos y las pruebas diagnósticas para COVID-19?
  34. Cómo tomarte el pulso
  35. Cómo medir tu fecuencia respiratoria
  36. Cómo tomarte la temperatura
  37. ¿Las mascarillas son una buena protección contra la COVID-19?
  38. Pérdida del olfato
  39. Mayo Clinic Minute: Te estás lavando las manos de forma incorrecta
  40. Mayo Clinic Minute: ¿Están muy sucias las superficies comunes?
  41. Síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico
  42. Náuseas y vómitos
  43. Embarazo y COVID-19
  44. Conjuntivitis
  45. Actividades seguras al aire libre durante la pandemia de COVID-19
  46. Las relaciones sexuales y COVID-19
  47. Dificultad para respirar
  48. Termómetros: Comprender las opciones
  49. Tratamiento para COVID-19 en casa
  50. Síntomas inusuales del coronavirus
  51. Ojos llorosos