Descripción general

La fiebre es un aumento temporal de la temperatura del cuerpo, en general debido a una enfermedad. Tener fiebre es signo de que algo fuera de lo común está pasando en el cuerpo.

Para un adulto, la fiebre puede ser molesta, pero normalmente no es algo que causa preocupación a menos que alcance los 103 °F (39,4 °C) o más. En lactantes y bebés, una temperatura algo elevada puede indicar una infección grave.

La fiebre normalmente desaparece al cabo de algunos días. Varios medicamentos de venta libre bajan la fiebre, pero a veces es mejor no utilizar ningún tratamiento. La fiebre parece tener un papel fundamental al ayudar al cuerpo a combatir varias infecciones.

Síntomas

Tienes fiebre cuando la temperatura aumenta por encima del rango normal. Lo que es normal para ti puede ser un poco más alto o más bajo que la temperatura normal promedio de 98,6 °F (37 °C).

Según lo que causa la fiebre, los siguientes pueden ser otros signos y síntomas:

  • Sudoración
  • Sensación de frío y escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Pérdida de apetito
  • Irritabilidad
  • Deshidratación
  • Debilidad general

Los niños de entre 6 meses y 5 años pueden tener convulsiones febriles. Aproximadamente un tercio de los niños que tienen una convulsión febril tendrán otra, en general, dentro de los próximos 12 meses.

Tomar la temperatura

Para tomarte la temperatura o la de tu hijo, puedes elegir diferentes tipos de termómetros, incluidos los orales, los rectales, los de oído (timpánicos) y los de frente (arteria temporal).

Aunque no es la forma más precisa de tomar la temperatura, puedes utilizar un termómetro oral para obtener una lectura de la axila (axilar) de la siguiente manera:

  1. Coloca el termómetro en la axila y ubica los brazos o los de tu hijo sobre el pecho.
  2. Espera entre cuatro y cinco minutos. La temperatura axilar es ligeramente más baja que la temperatura oral.
  3. Si llamas al médico, infórmale el número real que dio el termómetro y en qué parte del cuerpo tomaste la temperatura.

Usa un termómetro rectal para los lactantes:

  1. Coloca una pequeña cantidad de jalea de petróleo en la ampolleta.
  2. Recuesta a tu bebé boca abajo.
  3. Introduce con cuidado la ampolleta entre 1/2 pulgada y 1 pulgada (1,3 cm a 2,5 cm) en el recto del bebé.
  4. Sostén la ampolleta y a tu bebé quietos durante tres minutos.
  5. No sueltes el termómetro mientras está en el interior de tu bebé. Si el bebé se retuerce, el termómetro podría llegar más profundo y causar una lesión.

Cuándo consultar al médico

La fiebre en sí misma puede no ser una causa de alarma —o un motivo para llamar al médico—. Sin embargo, existen ciertas circunstancias en las que debes consultar al médico si se trata de tu bebé, de tu niño o de ti mismo.

Bebés

Una fiebre sin causa aparente es motivo de mayor preocupación cuando se trata de lactantes y niños que cuando se trata de adultos. Llama al médico de tu bebé si tu hijo tiene las siguientes características:

  • Menos de 3 meses y tiene una temperatura rectal de 100,4 °F (38 °C) o más.
  • Entre 3 y 6 meses, tiene una temperatura rectal de hasta 102 °F (38,9 °C) y está inusualmente irritable, aletargado o molesto, o si tiene una temperatura mayor que 102 °F (38,9 °C).
  • Entre 6 y 24 meses, tiene una temperatura rectal mayor que 102 °F (38,9 °C) que dura más de un día, pero no presenta otros síntomas. Si tu hijo también tiene otros signos y síntomas, como resfrío, tos o diarrea, podrías llamar a su médico antes debido a la gravedad.

Niños

Probablemente, no exista motivo para alarmarse si tu hijo tiene fiebre, pero reacciona bien —hace contacto visual contigo y responde a tus expresiones faciales y a tu voz—, bebe líquidos y juega.

Llama al médico de tu hijo en las siguientes situaciones:

  • Está desanimado o irritable, vomita reiteradamente, tiene dolor de cabeza o dolor de estómago intenso, o tiene otros síntomas que causan una molestia importante.
  • Tiene fiebre después de haber estado en un automóvil caliente. Busca atención médica de inmediato.
  • Tiene fiebre que dura más de tres días.
  • Parece desanimado y hace poco contacto visual contigo.

Pídele asesoramiento al médico de tu hijo en circunstancias especiales, como cuando un niño tiene problemas del sistema inmunitario o una enfermedad preexistente.

Adultos

Llama al médico si tu temperatura es de 103 °F (39,4 °C) o más. Busca atención médica inmediata si cualquiera de estos signos o síntomas acompaña la fiebre:

  • Dolor de cabeza intenso
  • Erupción inusual en la piel, en especial, si esta empeora rápidamente
  • Sensibilidad inusual a la luz brillante
  • Rigidez en el cuello y dolor cuando inclinas la cabeza hacia adelante
  • Confusión mental
  • Vómitos constantes
  • Dificultad para respirar o dolor en el pecho
  • Dolor abdominal o dolor al orinar
  • Convulsiones o ataques

Causas

La fiebre se produce cuando un área del cerebro llamada «hipotálamo» —también conocida como el «termostato» del cuerpo— aumenta el punto de referencia de la temperatura normal del cuerpo. Cuando esto sucede, es probable que sientas frío y que debas abrigarte o envolverte en una manta, o puedes tener escalofríos para generar más calor corporal, lo que, con el tiempo, tendrá como consecuencia una mayor temperatura corporal.

La temperatura corporal normal varía durante el día: es más baja por la mañana, y más alta por la tarde y la noche. Aunque la mayoría de las personas considera que 98,6 °F (37 °C) es una temperatura normal, tu temperatura corporal puede variar por un grado o más —desde 97 °F (36,1 °C) hasta 99 °F (37,2 °C)— y aun así ser normal.

La fiebre o la temperatura corporal elevada puede ser causada por lo siguiente:

  • Un virus
  • Una infección bacteriana
  • Agotamiento por calor
  • Algunas enfermedades inflamatorias, como la artritis reumatoide (inflamación del recubrimiento de las articulaciones [sinovia])
  • Un tumor maligno
  • Algunos medicamentos, como los antibióticos y los medicamentos que se usan para tratar la presión arterial alta o las convulsiones
  • Algunas vacunas, como la vacuna contra la difteria, tétanos y tos ferina acelular (DTaP); o la neumocócica

A veces, no es posible identificar la causa de la fiebre. Si la fiebre persiste durante más de tres semanas y el médico no puede encontrar la causa después de realizarte una evaluación exhaustiva, el diagnóstico podría ser fiebre por causa desconocida.

Complicaciones

Es posible que los niños de entre 6 meses y 5 años sufran convulsiones provocadas por la fiebre (convulsiones febriles) que suelen suponer la pérdida del conocimiento y temblores en las extremidades a ambos lados del cuerpo. Aunque es alarmante para los padres, la gran mayoría de las convulsiones febriles no causa efectos duraderos.

Si se produce una convulsión, realiza lo siguiente:

  • Recuesta a tu hijo de costado o boca abajo en el piso
  • Quita cualquier objeto filoso que esté cerca de tu hijo
  • Afloja la ropa ajustada
  • Sujeta a tu hijo para evitar que sufra lesiones
  • No coloques nada en la boca de tu hijo ni intentes detener la convulsión

La mayoría de las convulsiones se detiene sin intervención. Lleva a tu hijo al médico lo antes posible después de la convulsión para determinar la causa de la fiebre.

Llama a la asistencia médica de urgencia si una convulsión dura más de cinco minutos.

Prevención

Puedes prevenir la fiebre si reduces tu exposición a enfermedades infecciosas. A continuación, te damos algunos consejos que pueden ayudarte:

  • Lávate las manos con frecuencia y enséñales a tus hijos a hacer lo mismo, principalmente antes de comer, luego de ir al baño, después de pasar tiempo en lugares con mucha gente o con una persona enferma, luego de tocar animales y de viajar en transporte público.
  • Muéstrales a tus hijos cómo lavarse bien las manos: abarcando ambos lados de cada mano con jabón y enjuagando por completo bajo el agua corriente.
  • Lleva contigo desinfectante para manos para cuando no tengas acceso a agua y jabón.
  • Evita tocarte la nariz, la boca y los ojos, ya que estas son las principales vías por las que los virus y las bacterias pueden ingresar al cuerpo y causar infecciones.
  • Cúbrete la boca cuando tosas y la nariz cuando estornudes, y enséñales a tus hijos a hacer lo mismo. Siempre que sea posible, aléjate de otras personas cuando estornudes o tosas para evitar la propagación de gérmenes.
  • Evita compartir vasos, botellas de agua y utensilios con tu hijo o hijos.

July 21, 2017
References
  1. Goldman L, et al., eds. Approach to fever or suspected infection in the normal host (Abordaje de la fiebre o sospecha e infección en un organismo anfitrión normal). En: Goldman-Cecil Medicine (Medicina de Cecil-Goldman). 25.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 5 de abril de 2017.
  2. Fever (Fiebre). Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales del Manual Merck). https://www.merckmanuals.com/professional/infectious-diseases/biology-of-infectious-disease/fever. Último acceso: 5 de abril de 2017.
  3. Fever in infants and children (La fiebre en bebés y niños). Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales del Manual Merck). https://www.merckmanuals.com/professional/pediatrics/symptoms-in-infants-and-children/fever-in-infants-and-children. Último acceso: 5 de abril de 2017.
  4. Bennett JE, et al., eds. Temperature regulation and the pathogenesis of fever (Regulación de la temperatura y patogenia de la fiebre). En: Mandell, Douglas, and Bennett’s Principles and Practice of Infectious Diseases (Principios y práctica de enfermedades infecciosas de Mandell, Douglas y Bennett). 8.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 6 de abril de 2017.
  5. Kliegman RM, et al. Fever (Fiebre). En: Nelson Textbook of Pediatrics (Manual de pediatría de Nelson). 20.ª ed. Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 6 de abril de 2017.
  6. Ward MA. Fever in infants and children: Pathophysiology and management (Fiebre en lactantes y niños: fisiopatología y manejo). https://www.uptodate.com/home. Último acceso: 6 de abril de 2017.
  7. Schmitt BD. Fever (Fiebre). En: Pediatric Telephone Protocols: Office version (Protocolos telefónicos de pediatría: versión del consultorio). 15.ª ed. Elk Grove Village, Ill.: American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría); 2015.
  8. Marx JA, et al., eds. Pediatric fever (Fiebre en edad pediátrica). En: Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice (Medicina de urgencias de Rosen: conceptos y prácticas clínicas). 8.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 9 de mayo de 2017.
  9. How to take a child's temperature (Cómo tomarle la temperatura a u niño). American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría). https://www.healthychildren.org/English/health-issues/conditions/fever/Pages/How-to-Take-a-Childs-Temperature.aspx. Último acceso: 11 de mayo de 2017.
  10. Ward MA. Patient education: Fever in children (Beyond the basics) (Educación para el paciente: la fiebre en niños [conceptos más profundos]). https://www.uptodate.com/home. Último acceso: 11 de mayo de 2017.
  11. AskMayoExpert. Infant fever (age 90 days or younger) (La fiebre en bebés [de 90 días o menos]). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2016.
  12. Fever (Fiebre). Emergencies A-Z. American College of Emergency Physicians (Emergencias de la A a la Z. Colegio Estadounidense de Médicos Especializados en Emergencias). http://www.emergencycareforyou.org/Emergency-101/Emergencies-A-Z/Fever. Último acceso: 18 de mayo de 2017.
  13. Marx JA, et al., eds. Fever in the adult patient (Pacientes adultos con fiebre). En: Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice (Medicina de urgencias de Rosen: conceptos y prácticas clínicas). 8.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 18 de mayo de 2017.
  14. Bor DH. Approach to the adult with fever of unknown origin (Abordaje del adulto con fiebre de origen desconocido). https://www.uptodate.com/home. Último acceso: 30 de mayo de 2017.
  15. Febrile seizures fact sheet (Hoja informativa de las convulsiones febriles). Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (National Institute of Neurological Disorders and Stroke). https://www.ninds.nih.gov/Disorders/Patient-Caregiver-Education/Fact-Sheets/Febrile-Seizures-Fact-Sheet. Último acceso: 31 de mayo de 2017.
  16. When and how to wash your hands (Cuándo y cómo lavarte las manos). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). https://www.cdc.gov/handwashing/when-how-handwashing.html. Último acceso: 31 de mayo de 2017.
  17. Cover your cough (Tápate la boca al toser). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). https://www.cdc.gov/flu/protect/covercough.htm. Último acceso: 31 de mayo de 2017.