¿Por qué las personas que no son de raza blanca corren un mayor riesgo de contagiarse con la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19)?

Respuesta de Daniel C. DeSimone, M.D.

En general, las minorías raciales y étnicas en los Estados Unidos tuvieron mayores tasas de infección, hospitalización y muerte por el virus de la COVID-19 que las personas de piel blanca no hispanas. Según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), los indígenas norteamericanos no hispanos o nativos de Alaska tienen 2,7 veces más de probabilidades de necesitar una hospitalización por la COVID-19 que las personas de piel blanca no hispanas. Tanto las personas de piel negra o afroamericanas no hispanas como las hispanas tienen casi el doble de posibilidades de necesitar una hospitalización por la COVID-19 que las personas de piel blanca no hispanas.

Entre los posibles factores se encuentran los siguientes:

  • Racismo. Cuando el tratamiento injusto por razones de raza forma parte de una cultura, puede influir en los problemas de salud. La discriminación afecta todos los aspectos de la salud, y empieza por el entorno de la persona. Además, puede afectar el acceso de una persona a un proveedor de atención médica, un diagnóstico correcto o un tratamiento.
  • Otras enfermedades. El estrés de lidiar con la discriminación racial puede afectar al cuerpo. Este tipo de estrés se ha asociado con enfermedades cardíacas, obesidad, diabetes, presión arterial alta y enfermedades renales o hepáticas. Cualquiera de estas enfermedades puede aumentar el riesgo de enfermar gravemente por la COVID-19.
  • Tipo de trabajo. Tener un trabajo que se considera esencial, que no pueda hacerse de manera remota o que implique la interacción con gente puede aumentar la exposición al virus de la COVID-19 y el riesgo de contagio. En los Estados Unidos en 2018, alrededor del 20 % de los hombres hispanos o de piel negra, que estaban empleados, trabajaba en la industria de servicios, en comparación con un 13 % de hombres asiáticos americanos o no hispanos de piel blanca. Las estadísticas laborales de 2018 mostraron que las personas de piel negra constituían casi el 36 % de los trabajadores en enfermería. Sin embargo, las personas de piel negra solo conformaban el 12 % de la población de trabajadores en 2018.
  • Ubicación. El lugar donde viven las personas y sus convivientes puede hacer que sea más complicado evitar contagiarse con la COVID-19 y generar dificultades en el acceso al tratamiento. Las personas que forman parte de minorías raciales y étnicas podrían tener más probabilidades de vivir en casas con muchos familiares de diferentes edades. Es más probable que vivan en condiciones de hacinamiento y zonas densamente pobladas, como la ciudad de Nueva York. Debido a esto, puede que les resulte difícil mantener el distanciamiento de los demás.
  • Acceso a la atención médica. Los miembros de minorías raciales y étnicas tienen más probabilidades de enfrentarse a obstáculos a la hora de recibir atención médica. Por ejemplo, algunas personas pueden no tener seguro médico o no les pagan cuando faltan al trabajo para recibir atención médica. Según la U.S. Census Bureau (Oficina del Censo de los Estados Unidos), en 2020, alrededor del 5 % de las personas de piel blanca no hispanas no tenían seguro. La tasa era casi del 18 % para las personas hispanas y del 10 % para las de piel negra.

Además, las investigaciones demuestran que las personas que no son de piel blanca suelen verse más afectadas por las emergencias de salud pública, como el huracán Katrina.

La pandemia de la COVID-19 pone de relieve la necesidad de promover la salud y el bienestar de los miembros de minorías raciales y étnicas.

With

Daniel C. DeSimone, M.D.

Feb. 08, 2023 See more Expert Answers

Ver también

  1. Antibióticos: ¿Los estás usando de manera incorrecta?
  2. COVID-19 y la vitamina D
  3. Tratamiento con plasma de convalecientes
  4. Enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19)
  5. COVID-19: ¿cómo puedo protegerme?
  6. Tos
  7. Inmunidad colectiva y coronavirus
  8. COVID-19 y las mascotas
  9. COVID-19 y tu salud mental
  10. Pruebas de anticuerpos para COVID-19
  11. COVID-19, resfriados, alergias y la gripe
  12. Medicamentos para la COVID-19: ¿hay alguno que sea eficaz?
  13. Efectos a largo plazo de COVID-19
  14. Pruebas de COVID-19
  15. La COVID-19 en bebés y niños
  16. Consejos para viajar durante la pandemia de la COVID-19
  17. Vacuna contra la COVID-19: ¿Debo cambiar mi cita para el mamograma?
  18. Vacunas contra la COVID-19 para niños: esto es lo que necesitas saber
  19. Vacunas contra la COVID-19
  20. Variante de la COVID-19
  21. COVID-19 en comparación con la gripe: similitudes y diferencias
  22. COVID-19: ¿quién está a un mayor riesgo para los síntomas de gravedad?
  23. Cómo desacreditar los mitos sobre COVID-19 (coronavirus)
  24. Diarrea
  25. Diiferentes vacunas contra la COVID-19
  26. Oxigenación por membrana extracorpórea
  27. Fiebre
  28. Fiebre: primeros auxilios
  29. Tratamiento de la fiebre: guía rápida para tratar la fiebre
  30. Combate el contagio de coronavirus (COVID-19) en casa
  31. Miel: ¿es eficaz para la tos?
  32. ¿En qué difieren los análisis de anticuerpos y las pruebas diagnósticas para COVID-19?
  33. Cómo tomarte el pulso
  34. Cómo medir tu fecuencia respiratoria
  35. Cómo tomarte la temperatura
  36. ¿Las mascarillas son una buena protección contra la COVID-19?
  37. Pérdida del olfato
  38. Mayo Clinic Minute: Te estás lavando las manos de forma incorrecta
  39. Mayo Clinic Minute: ¿Están muy sucias las superficies comunes?
  40. Síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico
  41. Náuseas y vómitos
  42. Embarazo y COVID-19
  43. Conjuntivitis
  44. Actividades seguras al aire libre durante la pandemia de COVID-19
  45. Consejos de seguridad para volver a la escuela durante la pandemia de la COVID-19
  46. Las relaciones sexuales y COVID-19
  47. Dificultad para respirar
  48. Termómetros: Comprender las opciones
  49. Tratamiento para COVID-19 en casa
  50. Síntomas inusuales del coronavirus
  51. Orientación de Mayo Clinic sobre las vacunas
  52. Ojos llorosos