Suplementos: ¿Nutrición en una píldora?

Los suplementos no son para cualquiera, sin embargo, los adultos mayores y otros pueden beneficiarse tomando suplementos específicos.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Las Pautas Alimentarias para Estadounidenses establecen que las necesidades nutricionales deben satisfacerse principalmente a través de la dieta. Pero las pautas también expresan que, en el caso de algunas personas, los suplementos pueden ser útiles para obtener los nutrientes que de otra manera no podrían obtener.

Antes de comprar los suplementos, infórmate acerca de los beneficios que te ofrecerán y los que no.

Suplementos en comparación con alimentos naturales

Los suplementos no están destinados a sustituir los alimentos. No pueden reproducir todos los nutrientes y beneficios de los alimentos naturales, como las frutas y los vegetales. Los alimentos naturales ofrecen tres beneficios principales con respecto a los suplementos dietéticos:

  • Mayor nutrición. Los alimentos naturales son complejos y contienen una variedad de los micronutrientes que tu organismo necesita.
  • Fibra esencial. Los alimentos naturales, como los cereales integrales, las frutas, los vegetales y las legumbres, aportan fibra alimentaria. La fibra, como parte de una alimentación saludable, puede ayudar a prevenir ciertas enfermedades, como la diabetes de tipo 2 y la enfermedad cardíaca, y también puede ayudar a controlar el estreñimiento.
  • Sustancias protectoras. Muchos alimentos naturales también son buenas fuentes de antioxidantes, que son sustancias que aminoran un proceso natural que provoca daño en las células y los tejidos. No está claro si los suplementos antioxidantes ofrecen los mismos beneficios que los antioxidantes que se encuentran en la comida. Algunos suplementos antioxidantes en dosis altas se han asociado con riesgos para la salud.

¿Quiénes necesitan tomar suplementos?

Si eres en general sano y comes una amplia variedad de alimentos, entre ellos frutas, vegetales, cereales integrales, legumbres, productos lácteos con bajo contenido de grasa, carnes magras y pescado, es probable que no necesites tomar suplementos.

Pero los suplementos —o los alimentos fortificados— pueden ser adecuados en algunas situaciones:

  • Las mujeres que podrían quedar embarazadas deben recibir 400 microgramos diarios de ácido fólico que provengan de alimentos fortificados o suplementos, además de comer alimentos que contengan folato de manera natural.
  • Las mujeres que están embarazadas deben tomar una vitamina prenatal que contenga hierro o un suplemento de hierro aparte.
  • Los adultos de 50 años de edad o mayores deben comer alimentos enriquecidos con vitamina B-12, como los cereales fortificados, o tomar un multivitamínico que contenga B-12 o un suplemento de B-12 aparte.
  • Los adultos de 65 años o mayores deben tomar 800 unidades internacionales de vitamina D a diario para reducir el riesgo de caídas.

Los suplementos dietéticos también pueden ser adecuados si:

  • No te alimentas bien o consumes menos calorías de las que necesitas
  • Eres una persona vegana o vegetariana que come una variedad limitada de alimentos
  • Sigues cualquier otro tipo de dieta que restrinja un grupo de alimentos completo
  • No ingieres de dos a tres porciones de mariscos por semana, que aportan ácidos grasos omega-3 para favorecer la salud del corazón
  • Consumes poca leche debido a una intolerancia a la lactosa o a una alergia, o simplemente no consumes suficientes lácteos
  • Tienes sangrado intenso durante los períodos menstruales
  • Tienes una enfermedad que afecta la forma en que el cuerpo absorbe o utiliza los nutrientes, como diarrea crónica, alergias alimentarias, intolerancia alimenticia, o una enfermedad hepática, vesicular, intestinal o pancreática
  • Te sometiste a una cirugía del tracto digestivo y no puedes digerir ni absorber los nutrientes de manera adecuada

Habla con el médico o con el dietista sobre los suplementos y las dosis que pueden ser adecuados en tu caso. Asegúrate de preguntar sobre los posibles efectos secundarios y las interacciones con los medicamento que tomas.

Cómo elegir y usar suplementos

Si decides tomar un suplemento de vitaminas o de minerales, es importante que hagas lo siguiente:

  • Habla con tu médico. Los suplementos pueden provocar efectos nocivos si se toman en ciertas combinaciones, con determinados medicamentos con receta o antes de una cirugía u otros procedimientos médicos.
  • Consulta la etiqueta. Las etiquetas de los productos pueden indicar cuáles son los ingredientes activos, qué nutrientes contienen, el tamaño de la porción y la cantidad de nutrientes por porción.
  • Presta atención a lo que comes. Cada vez más alimentos tienen vitaminas y minerales agregados, incluso los cereales para el desayuno y las bebidas. Si además estás tomando suplementos, es posible que estés ingiriendo más de lo que crees de ciertos nutrientes. Tomar más de lo que necesitas es caro y puede aumentar el riesgo de efectos secundarios.
  • Evita las grandes dosis. Tomar más de los valores diarios recomendados puede aumentar el riesgo de tener efectos secundarios. Los niños son especialmente vulnerables a las sobredosis de vitaminas y minerales.

Mantente al tanto de las alertas de seguridad sobre los suplementos

El hecho de que un suplemento se venda en el mercado no quiere decir que sea seguro o eficaz.

La Administración de Alimentos y Medicamentos lleva un registro de los suplementos dietéticos que se encuentran en revisión normativa o de los que se informó que causan efectos adversos. Si estás tomando suplementos, es una buena idea verificar, en forma periódica, si se incorporaron actualizaciones en el sitio web de la FDA.

Sin embargo, ten en cuenta que la FDA no regula ni supervisa el contenido ni las afirmaciones de los suplementos y las vitaminas en el mismo grado que lo hace con los medicamentos recetados.

Si piensas que un suplemento dietético podría haberte provocado una enfermedad o una reacción grave, deja de utilizar el producto y presenta un informe de seguridad a través del sitio web del Portal de Informes de Seguridad.

Nov. 20, 2018 See more In-depth

Ver también

  1. Añade lino a los productos horneados
  2. ¿Estás consumiendo suficiente calcio?
  3. Calcio: para tener huesos más fuertes
  4. Calcio
  5. Suplementos de calcio para hombres
  6. Programación de los suplementos de calcio
  7. ¿Las vitaminas pueden ayudar a prevenir los ataques cardíacos?
  8. Suplementos dietéticos: evita las megadosis
  9. Vitamina C y estado de ánimo
  10. Vitaminas para los ojos: ¿sirven para prevenir o tratar el glaucoma?
  11. Suplementos de fibra
  12. La linaza es mejor cuando se muele
  13. ¿Linaza para desayunar?
  14. Semillas de lino molidas
  15. Medicamentos para la acidez estomacal y la deficiencia de vitamina B-12
  16. Suplementos de hierbas
  17. Medicina integral: Lo alternativo se convierte en convencional.
  18. El kratom y el embarazo: no es una combinación segura
  19. Magnesium supplements
  20. Suplementos multivitamínicos para niños
  21. Nutrition: ¿viene en forma de píldora?
  22. Información nutricional: por qué los alimentos integrales son importantes
  23. Valor porcentual diario
  24. Los prebióticos, los probióticos y la salud
  25. Vitaminas prenatales
  26. ¿Los suplementos dietéticos son adecuados para ti?
  27. Bromelina
  28. Calorías y nutrientes para estimular el rendimiento deportivo
  29. Curcumina
  30. Suplementos dietéticos: lo que debes saber antes de comprar
  31. ¿Es seguro el suplemento alimenticio que tomas?
  32. Melatonina
  33. Prácticas inteligentes para una vida sana
  34. Consejos para mantenerte informado sobre los suplementos
  35. ¿Qué son los ácidos grasos omega-3 del aceite de pescado?
  36. ¿Qué son los probióticos?
  37. ¿Qué son los suplementos dietéticos multivitamínicos/minerales?
  38. ¿Qué es la Boswellia?
  39. ¿Qué es el jengibre?
  40. ¿Qué es la proteína de suero de leche?
  41. Megadosis de vitamina C
  42. Vitamina C: un nutriente esencial
  43. Vitamina D y esclerosis múltiple: ¿hay alguna conexión?
  44. La vitamina D: ¿puede prevenir la enfermedad de Alzheimer y la demencia?
  45. Insuficiencia de vitamina D
  46. Vitamina D: fundamental con el calcio
  47. Vitamina D para los bebés
  48. Toxicidad producida por la vitamina D
  49. Vitaminas para la EM: Los suplementos, ¿hacen alguna diferencia?
  50. Vitamins 101
  51. ¿Qué significa un "sello de aprobación"?
  52. Pasto de trigo