Los suplementos nutricionales se usan para complementar una dieta saludable, no para reemplazarla. Si generalmente estás sano y comes una variedad de alimentos, probablemente no necesites suplementos nutricionales.

Pero en ciertos casos las comidas fortificadas y los suplementos nutricionales pueden ser útiles para proporcionar uno o más nutrientes. Por ejemplo, los adultos de 50 años o mayores quizás no consuman suficiente vitamina B-12 en la dieta, y pueden necesitar alimentos fortificados o un suplemento nutricional.

Quizás también quieras considerar un suplemento nutricional si no comes suficientes alimentos saludables o no comes una variedad de alimentos — especialmente si tienes un trastorno de salud no aparente.

Habla con el doctor o nutricionista a ver si los suplementos nutricionales pueden ser una buena idea para ti. Asegúrate de preguntar sobre posibles efectos secundarios de los suplementos nutricionales que estés considerando — y si tienen intereacciones con los medicamentos que tomas.

Feb. 14, 2019