Elegir medicamentos correctos para la presión arterial

Elegir los medicamentos correctos para la presión arterial alta puede ser complicado. Averigua cuál de las distintas opciones de medicamentos es adecuada para ti.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Existen numerosos medicamentos para la presión arterial alta (antihipertensivos), cada uno con beneficios y desventajas. El médico puede recetarte más de uno de estos medicamentos para tratar tu enfermedad.

Si tienes presión arterial alta o estás en riesgo de padecerla, los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a mantener los niveles controlados. Sin embargo, también podrías necesitar medicamentos. Tener un régimen de medicamentos eficaz, tomar los medicamentos como te los recetan, controlar la presión arterial y hacer cambios en el estilo de vida son cosas que pueden ayudarte a mantener la presión arterial bajo control.

Cambios en el estilo de vida

Ya sea que estés comenzando a padecer presión arterial alta (prehipertensión) o ya la padezcas (hipertensión), puedes beneficiarte si haces cambios en el estilo de vida que puedan disminuir la presión arterial.

Los cambios en el estilo de vida pueden disminuir o eliminar la necesidad de tomar medicamentos para controlar la presión arterial.

  • Sigue una dieta saludable con el foco puesto en las frutas y vegetales y, sobre todo, reduce el sodio en la dieta.
  • Mantente en un peso saludable.
  • Haz ejercicio. Realiza 30 minutos de actividad moderada la mayoría de los días de la semana. Está bien dividir la actividad en tres sesiones de 10 minutos por día.
  • Limita la cantidad de alcohol que bebes. Para los adultos sanos, esto significa hasta una copa por día para las mujeres de todas las edades y para los hombres mayores de 65 años, y hasta dos copas por día para los hombres de 65 años o menores.
  • No fumes.
  • Controla el estrés.

Opciones de medicamentos

Si el intento de hacer cambios en tu estilo de vida no es suficiente para controlar la presión arterial, es probable que, además de mantener las medidas relacionadas con el estilo de vida, te receten uno de estos medicamentos o más.

  • Diuréticos (píldoras de agua). Es posible que el médico primero te recomiende tomar diuréticos, que eliminan el exceso de agua y de sodio del cuerpo. Esto disminuye la cantidad de líquido que fluye por los vasos sanguíneos, lo cual reduce la presión sobre sus paredes.

    Hay tres tipos de diuréticos: tiazídicos, del asa y que conservan el potasio. El Joint National Committee on Prevention, Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Pressure (Comité Nacional Conjunto sobre la Prevención, Detección, Evaluación y Tratamiento de la Presión Arterial Alta) recomienda que la mayoría de las personas pruebe primero con diuréticos tiazídicos para tratar la presión arterial alta y los problemas cardíacos relacionados con ella.

    Si los diuréticos no son suficientes para reducir la presión arterial, el médico podría recomendarte que agregues otros medicamentos para la presión arterial a tu tratamiento.

  • Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina. Estos medicamentos ayudan a relajar los vasos sanguíneos al prevenir la formación de una hormona llamada «angiotensina», una sustancia del cuerpo que hace que los vasos sanguíneos se estrechen. Los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina que se recetan con frecuencia son enalapril (Vasotec), lisinopril (Prinivil o Zestril) y ramipril (Altace).
  • Bloqueantes de los receptores de la angiotensina II. Estos medicamentos ayudan a relajar los vasos sanguíneos al bloquear la acción —no la formación— de la angiotensina, una sustancia química del cuerpo que hace que los vasos sanguíneos se estrechen. Entre los bloqueantes de los receptores de la angiotensina II, se encuentran valsartán (Diovan), losartán (Cozaar) y otros.
  • Bloqueantes de los canales de calcio. Estos medicamentos impiden que el calcio ingrese en las células musculares del corazón y los vasos sanguíneos, lo que hace que las células se relajen. Los bloqueantes de los canales de calcio que se recetan con frecuencia son amlodipina (Norvasc), diltiazem (Cardizem, Tiazac u otros) y nifedipina (Adalat CC, Afeditab CR, Procardia).
  • Betabloqueantes. Estos medicamentos, también conocidos como «agentes bloqueantes betaadrenérgicos», actúan bloqueando los efectos de la hormona epinefrina, también conocida como «adrenalina». Hacen que el corazón tenga latidos más lentos y con menos fuerza.

    Los betabloqueantes que se recetan con frecuencia son metoprolol (Lopressor, Toprol-XL), nadolol (Corgard) y atenolol (Tenormin).

  • Inhibidores de renina. La renina es una enzima producida por los riñones que inicia una cadena de pasos químicos que aumenta la presión arterial. El aliskiren (Tekturna) retrasa la producción de renina, lo que disminuye su capacidad para iniciar este proceso.
July 06, 2016 See more In-depth