Análisis de azúcar en sangre. Por qué, cuándo, y cómo

Los análisis de glucosa sanguínea son una parte importante del cuidado de la diabetes. Averigua cuándo debes comprobar tu nivel de glucosa sanguínea, cómo utilizar un medidor de azúcar en la sangre y más.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si tienes diabetes, analizar de manera autónoma la glucosa en la sangre puede ser una herramienta importante para tratar tu diabetes y prevenir las complicaciones. Asimismo, puedes usar un dispositivo llamado glucómetro continuo. Asimismo, puedes analizar la glucosa en la sangre en casa con un dispositivo electrónico portátil que se llama glucómetro, en el que se usa una gota de sangre.

Por qué debes medir tu azúcar en sangre

El análisis de glucosa sanguínea proporciona información útil para el control de la diabetes. Puede ayudarte con lo siguiente:

  • Controlar el efecto de los medicamentos para la diabetes sobre los niveles de glucosa sanguínea
  • Identificar los niveles de glucosa sanguínea que son altos o bajos
  • Seguir tu progreso con respecto a tus objetivos generales de tratamiento
  • Conocer de qué forma la alimentación y el ejercicio afectan los niveles de glucosa sanguínea
  • Comprender cómo otros factores, como una enfermedad o el estrés, afectan los niveles de glucosa sanguínea

Cuándo revisar tu azúcar en la sangre

El proveedor de atención médica te indicará con qué frecuencia debes controlar tus niveles de glucosa en la sangre. La frecuencia de las pruebas suele depender del tipo de diabetes que tengas y de tu plan de tratamiento.

Diabetes tipo 1

Es posible que tu proveedor de atención médica te recomiende medir el nivel de glucosa en la sangre de 4 a 10 veces por día si tienes diabetes tipo 1. Podría ser necesario que te hagas mediciones:

  • Antes de las comidas y los refrigerios
  • Antes y después de hacer ejercicio
  • Antes de acostarte
  • Durante la noche (a veces)
  • Con mayor frecuencia si estás enfermo
  • Con mayor frecuencia si cambias tu rutina diaria
  • Con mayor frecuencia si comienzas a tomar un nuevo medicamento

Diabetes tipo 2

Si te administras insulina para controlar la diabetes tipo 2, es posible que el proveedor de atención médica te recomiende que te hagas un análisis de glucosa en la sangre varias veces al día, según el tipo y la cantidad de insulina que uses. Normalmente se recomienda hacerse los análisis antes de las comidas y a la hora de acostarse si te administras múltiples inyecciones diarias. Es posible que solo debas hacerte un análisis antes del desayuno y, a veces, antes de la cena o a la hora de acostarse si utilizas solo una insulina de acción intermedia o de larga duración.

Si controlas la diabetes tipo 2 con medicamentos sin insulina o con dieta y ejercicio solamente, es posible que no necesites medir el nivel de glucosa en la sangre diariamente.

¿Qué pasa si usas un monitor de glucosa continuo?

Las personas con diabetes, especialmente las que tienen diabetes tipo 1, también pueden usar glucómetros continuos. Estos dispositivos miden la glucosa en la sangre cada pocos minutos mediante un sensor que se inserta bajo la piel. En general, estos sensores se utilizan durante una o dos semanas antes de que se necesite cambiarlos.

El tipo de glucómetro continuo más reciente tiene un sensor implantado que puede detectar los niveles de glucosa en la sangre durante un máximo de tres meses. Un trasmisor que se lleva en el cuerpo envía información sobre la glucosa en la sangre. La información se trasmite de forma inalámbrica del sensor a una aplicación para teléfonos inteligentes.

Algunos dispositivos muestran el nivel de glucosa en la sangre en todo momento en un receptor, un teléfono inteligente o un reloj inteligente, y una alarma suena si la glucosa en la sangre sube o baja muy rápido. Otros requieren que te controles la glucosa en la sangre mediante una verificación periódica del receptor que muestra los datos del sensor.

La mayoría de estos dispositivos todavía requieren que hagas el control mediante un pinchazo en el dedo para calibrar la máquina. Lee la guía del usuario de tu dispositivo para ver si necesitas hacerte un control y, de ser así, con qué frecuencia.

Ciertos medicamentos, como el acetaminofén (Tylenol, otros), el albuterol (Proair HFA, Ventolin HFA, otros) y el lisinopril (Prinivil, Zestril, Qbrelis), pueden interferir en la exactitud de algunas lecturas de los glucómetros continuos, particularmente en los modelos más antiguos. Las dosis estándar de acetaminofén (hasta 1000 miligramos para un adulto) no afectan las lecturas de los glucómetros continuos más recientes.

Si necesitas tomar medicamentos que puedan afectar la exactitud de las lecturas, es posible que tu proveedor de atención médica te recomiende que revises los resultados del glucómetro continuo mediante la comparación con los de un glucómetro estándar. Consulta con tu proveedor de atención médica sobre el uso de un glucómetro continuo si estás embarazada, si recibes diálisis o si tienes una afección grave, ya que en estos casos las lecturas de la glucosa en la sangre que hacen los glucómetros continuos pueden verse afectadas.

Conoce tu nivel deseado

Pregúntale a tu proveedor de atención médica cuál sería un rango razonable de glucosa en la sangre en tu caso. El proveedor de atención médica establecerá los resultados deseados del análisis de glucosa en la sangre según varios factores, como los siguientes:

  • Tipo y gravedad de la diabetes
  • La edad
  • El tiempo que llevas teniendo diabetes
  • Estado del embarazo
  • Presencia de complicaciones por diabetes
  • Salud general y presencia de otras enfermedades

La Asociación Americana de la Diabetes generalmente recomienda los siguientes niveles de glucosa en la sangre:

  • Entre 80 y 130 miligramos por decilitro (mg/dL) o 4,4 a 7,2 milimoles por litro (mmol/L) antes de las comidas
  • Menos de 180 mg/dL (10,0 mmol/L) dos horas después de las comidas

Sin embargo, la Asociación Americana de la Diabetes señala que estos objetivos suelen variar según la edad y la salud personal, y que deben ser individualizados.

Algunas personas tendrán objetivos de glucosa en la sangre ligeramente más altos, como las siguientes:

  • Personas que tienen 60 años o más
  • Personas con otras afecciones médicas, como enfermedades cardíacas, pulmonares o renales
  • Personas que tienen una capacidad reducida para percibir los niveles bajos de glucosa en la sangre (insensibilidad a la hipoglucemia)

Cómo medir tu azúcar en sangre

El análisis de glucosa en la sangre requiere el uso de un glucómetro. Este medidor indica la cantidad de glucosa en una pequeña muestra de sangre, que normalmente se obtiene de la punta del dedo, y que colocas en una tira reactiva desechable. Aunque uses un glucómetro continuo, para poder calibrarlo a diario aun así necesitarás un glucómetro.

El proveedor de atención médica o el especialista diplomado en educación y en atención médica de la diabetes pueden recomendarte un dispositivo apropiado para ti. Asimismo, te ayudará aprender a usar tu glucómetro.

Sigue las instrucciones del glucómetro. En general, así es cómo funciona el proceso:

  1. Lávate y sécate bien las manos. (Los alimentos y otras sustancias pueden dar lugar a lecturas inexactas).
  2. Inserta una tira reactiva en el glucómetro.
  3. Pínchate un lado de la punta del dedo con la aguja (lanceta) que viene con el kit de la prueba.
  4. Mantén el dedo en contacto con la punta de la tira para obtener una muestra de sangre suficiente.
  5. En unos pocos segundos, el glucómetro mostrará tu nivel de glucosa sanguínea en la pantalla.

Algunos glucómetros pueden analizar la sangre que se obtuvo de una parte alternativa del cuerpo, como el antebrazo o la palma de la mano. Sin embargo, es posible que estas lecturas no sean tan exactas como las lecturas de las puntas de los dedos, especialmente después de una comida o durante el ejercicio, que es cuando los niveles de glucosa en la sangre cambian con mayor frecuencia. No se recomienda el uso de otras partes del cuerpo para calibrar los glucómetros continuos.

Información relacionada

Presentación de diapositivas: análisis de azúcar en sangre

Registra los resultados

Pregúntale a tu proveedor de atención médica con qué frecuencia debes registrar los resultados de la glucosa en la sangre. Ahora puedes descargarte en una computadora las lecturas de muchos dispositivos.

Si registras tus resultados de forma manual, apunta la fecha, la hora, los resultados de la prueba, el medicamento y la dosis, y la información sobre la alimentación y el ejercicio. Lleva tus registros con los resultados a todas tus citas con el proveedor de atención médica.

Habla con tu proveedor de atención médica sobre qué hacer si tus resultados no están dentro del rango de tus metas deseadas.

Cómo evitar problemas con tu medidor

Los glucómetros se deben usar y mantener correctamente. Sigue estos consejos para garantizar un uso adecuado:

  • Consulta la guía del usuario de tu dispositivo para obtener las instrucciones; los procedimientos podrían variar de un dispositivo a otro.
  • Utiliza una muestra de sangre del tamaño que se indica en la guía del usuario.
  • Utiliza solo las tiras reactivas específicas de tu glucómetro.
  • Guarda las tiras reactivas según las instrucciones.
  • No uses tiras reactivas que caducaron.
  • Limpia el dispositivo y haz controles de calidad según las instrucciones.
  • Lleva el glucómetro a las citas médicas para consultar cualquier pregunta y mostrarle al proveedor de atención médica cómo usas el aparato.

Reciba nuestro boletín informativo gratuito en español

El boletín informativo de Mayo Clinic en español es gratuito y se envía semanalmente por correo electrónico con consejos de salud, recetas deliciosas, descubrimientos médicos y más. Vea un ejemplo del correo electrónico e inscríbase a continuación.

Con el fin de proporcionarle la información más relevante y útil, y de entender qué información es beneficiosa, posiblemente combinemos tanto su correo electrónico como la información sobre el uso del sitio web con otro tipo de datos que tenemos acerca de usted. Si usted es un paciente de Mayo Clinic, esto puede incluir información confidencial de salud. Si se combinan esos datos con su información médica confidencial, toda esta información se tratará como información médica confidencial y solo se usará o revelará según lo descrito en nuestro aviso sobre políticas de privacidad. En cualquier momento, puede optar por no recibir las comunicaciones de correo electrónico si presiona en el mensaje el enlace para anular la suscripción.

Feb. 01, 2022 See more In-depth

Ver también

  1. Control de la hipertensión sin medicamentos
  2. Prueba de A1C
  3. Alcohol: ¿afecta la presión arterial?
  4. Alfabloqueantes
  5. Amputación y diabetes
  6. Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina
  7. Bloqueantes de los receptores de la angiotensina II
  8. Ansiedad: ¿es una causa de presión arterial alta?
  9. Edulcorantes artificiales: ¿Tienen algún efecto en la glucemia?
  10. Cirugía bariátrica
  11. Betabloqueantes
  12. Los betabloqueantes: ¿causan aumento de peso?
  13. Betabloqueantes: ¿cómo afectan el ejercicio?
  14. Medidores de glucosa en sangre
  15. Monitores de glucosa en sangre
  16. Presión arterial: ¿puede ser más alta en alguno de los brazos?
  17. Expediente médico para la presión
  18. Brazalete para tomar la presión arterial: ¿el tamaño importa?
  19. Presión arterial: ¿tiene un patrón diario?
  20. La presión arterial: ¿se ve afectada por el clima frío?
  21. Medicación para controlar la presión arterial: ¿Es necesaria aun si bajo de peso?
  22. Medicamentos para la presión arterial: ¿pueden elevar mis triglicéridos?
  23. Lecturas de presión arterial: ¿Por qué son más altas en casa?
  24. Consejo para la presión arterial: Obtén más potasio
  25. Consejo para la presión arterial: levántate del sofá
  26. Consejo para mantener la presión arterial: conoce los límites de alcohol
  27. Consejo para la presión arterial: no te estreses más
  28. Consejo para la presión arterial: controla el consumo de cafeína
  29. Consejo para la presión arterial: controla tu peso
  30. Los niveles de azúcar en sangre pueden fluctuar por muchas razones
  31. Problemas en los huesos y en las articulaciones relacionados con la diabetes
  32. Animación del trasplante de páncreas
  33. Cafeína e hipertensión
  34. Bloqueadores de los canales de calcio
  35. Suplementos de calcio: ¿interfieren con los fármacos para la presión arterial?
  36. ¿Los alimentos con cereales integrales reducen la presión arterial?
  37. Agentes de acción central
  38. Elegir medicamentos correctos para la presión arterial
  39. COVID-19: ¿quién está a un mayor riesgo para los síntomas de gravedad?
  40. Diabetes
  41. Diabetes y depresión Cómo hacer frente a las dos afecciones
  42. Diabetes y ejercicio: Cuándo controlar tu nivel de azúcar en sangre
  43. La diabetes y el calor
  44. 10 maneras para evitar complicaciones de la diabetes
  45. Dieta para la diabetes: ¿debo evitar las frutas dulces?
  46. Dieta para diabéticos: Crea un plan alimenticio saludable
  47. Alimentos para diabéticos: ¿puedo sustituir el azúcar por la miel?
  48. Diabetes e hígado
  49. Control de la diabetes: cómo el estilo de vida y la rutina diaria afectan el nivel de azúcar en sangre
  50. Síntomas de la diabetes
  51. Tratamiento de la diabetes: ¿puede la canela reducir la glucemia?
  52. Uso de insulina
  53. Gastroparesis diabética
  54. Diuréticos
  55. Diuréticos: ¿Una causa de la disminución del nivel de potasio?
  56. ¿Conoces tu presión arterial?
  57. Disfunción eréctil y diabetes
  58. Presión arterial alta y ejercicio
  59. El ejercicio y las enfermedades crónicas
  60. Cansancio
  61. Tensiómetros gratuitos: ¿son exactos?
  62. Necesidad de orinar a menudo
  63. Control de la presión arterial en el hogar
  64. Prueba de tolerancia a la glucosa
  65. Índice glucémico: ¿una herramienta útil para la diabetes?
  66. Hemocromatosis
  67. Presión arterial alta (hipertensión)
  68. Presión arterial alta y remedios para el resfriado: ¿cuáles son seguros?
  69. La presión arterial alta y la vida sexual
  70. Presión arterial alta: ¿cómo prevenirla?
  71. Peligros sobre la hipertensión
  72. ¿Qué es la hipertensión? Explicación de un experto de Mayo Clinic.
  73. Preguntas frecuentes sobre la hipertensión
  74. Crisis hipertensiva: ¿cuáles son los síntomas?
  75. Insulina y aumento de peso
  76. Hipertensión sistólica aislada: ¿un problema de salud?
  77. Preguntas frecuentes sobre las enfermedades renales
  78. L-arginina: ¿disminuye la presión arterial?
  79. Comer tarde por la noche: ¿está permitido si tienes diabetes?
  80. Dieta baja en fósforo: ¿es útil para la enfermedad renal?
  81. Medicamentos y suplementos que pueden subir tu presión arterial
  82. Menopausia y presión arterial alta: ¿qué relación existe entre ambos?
  83. Infographic: Pancreas Kidney Transplant
  84. Trasplante de páncreas
  85. Presión diferencial: ¿un indicador de la salud del corazón?
  86. Hipoglucemia reactiva: ¿Qué puedo hacer?
  87. Resperate: ¿Puede ayudar a bajar la presión arterial?
  88. Privación del sueño: ¿Es una causa de presión arterial alta?
  89. Examen de glucemia
  90. El estrés y la presión arterial alta
  91. El fenómeno del amanecer: ¿qué puedes hacer al respecto?
  92. Pérdida de peso sin causa aparente
  93. Vasodilatadores
  94. Dieta vegetariana: ¿Puede ayudarme a controlar mi diabetes?
  95. Cómo medir la presión arterial usando un tensiómetro manual
  96. Cómo medir la presión arterial usando un tensiómetro automático
  97. ¿Qué es la presión arterial?
  98. ¿La falta de vitamina D puede causar presión arterial alta?
  99. Opciones de cirugía para bajar de peso
  100. ¿Qué riesgo de presión arterial alta tienes?
  101. Hipertensión de consultorio
  102. Monitores de muñeca para la presión arterial: ¿son exactos?