Peligros sobre la hipertensión: Efectos de la hipertensión sobre tu cuerpo

La presión arterial alta es un factor de riesgo que puede resultar en algo más que una cardiopatía. Descubre las complicaciones que puede provocar la presión arterial alta.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La presión arterial alta (hipertensión) puede dañar silenciosamente el cuerpo durante años antes de que se presenten síntomas. Si no se controla, puede provocar discapacidad, una calidad de vida deficiente o, incluso, un ataque cardíaco mortal. Aproximadamente la mitad de las personas con hipertensión sin tratar mueren a causa de una enfermedad cardíaca relacionada con un flujo sanguíneo deficiente (enfermedad cardíaca isquémica), y otro tercio, como resultado de un accidente cerebrovascular.

Con tratamiento y cambios en el estilo de vida, se puede ayudar a controlar la presión arterial alta para reducir el riesgo de presentar complicaciones que pueden poner en riesgo la vida.

Aquí se indican las complicaciones que puede provocar la presión arterial alta cuando no se la controla de forma eficaz.

Daño a las arterias

Las arterias sanas son flexibles, fuertes y elásticas. Su revestimiento interno es suave para que la sangre circule libremente, y les suministre nutrientes y oxígeno a los tejidos y a los órganos vitales.

La hipertensión aumenta progresivamente la presión de la sangre que circula por las arterias. Como consecuencia, puedes presentar lo siguiente:

  • Arterias dañadas y estrechadas. La presión arterial alta puede dañar las células del revestimiento interno de las arterias. Cuando las grasas de la alimentación ingresan al torrente sanguíneo, se pueden acumular en las arterias dañadas. A la larga, las paredes de las arterias se vuelven menos elásticas, lo que limita el flujo sanguíneo a todo el cuerpo.
  • Aneurisma. Con el tiempo, la presión constante de la sangre en movimiento en una arteria debilitada puede provocar que una parte de su pared se agrande y forme una protrusión (aneurisma). Los aneurismas pueden romperse y causar un sangrado interno que puede poner en riesgo la vida. Los aneurismas se pueden formar en cualquier arteria del cuerpo, pero se presentan con mayor frecuencia en la arteria más grande (la aorta).

Daños en el corazón

El corazón bombea sangre a todo el cuerpo. Si no se controla, la presión arterial alta puede dañar el corazón de diferentes formas, por ejemplo:

  • Enfermedad de las arterias coronarias. La enfermedad de las arterias coronarias afecta las arterias que suministran sangre a los músculos del corazón. El estrechamiento de las arterias por la enfermedad de las arterias coronarias no permite que la sangre fluya libremente a través de las arterias. Cuando la sangre no puede fluir libremente hacia el corazón, puedes experimentar dolor en el pecho, un ataque cardíaco o ritmos cardíacos irregulares (arritmias).
  • Dilatación del ventrículo izquierdo. La presión arterial alta obliga al corazón a trabajar más de lo necesario para bombear sangre al resto del cuerpo. Esto hace que el ventrículo izquierdo se engrose y endurezca (hipertrofia ventricular izquierda). Estos cambios limitan la capacidad del ventrículo para bombear sangre al cuerpo. Esta afección aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, una insuficiencia cardíaca y una muerte cardíaca súbita.
  • Insuficiencia cardíaca. Con el tiempo, la tensión en el corazón provocada por la presión arterial alta puede debilitar los músculos del corazón y hacer que funcionen de manera menos eficiente. Finalmente, el corazón agobiado comienza a desgastarse y fallar. El daño provocado por los ataques cardíacos se suma a este problema.

Lesiones en el cerebro

Al igual que el corazón, el cerebro depende de un suministro sanguíneo nutritivo para funcionar correctamente y sobrevivir. Pero la presión arterial alta puede provocar diversos problemas, entre ellos:

  • Accidente isquémico transitorio. Un accidente isquémico transitorio, algunas veces llamado «mini accidente cerebrovascular», es una interrupción breve y temporal de la irrigación sanguínea al cerebro. En general, es causado por aterosclerosis o por un coágulo sanguíneo, los cuales pueden aparecer a partir de la presión arterial alta. Un accidente isquémico transitorio suele ser una advertencia que indica que estás en riesgo de tener un accidente cerebrovascular total.
  • Accidente cerebrovascular. Un accidente cerebrovascular ocurre cuando parte del cerebro no recibe oxígeno ni nutrientes, lo cual hace que mueran las neuronas cerebrales. La presión arterial alta sin control puede provocar un accidente cerebrovascular, ya que daña y debilita los vasos sanguíneos del cerebro y hace que se estrechen, se rompan o tengan pérdidas. La presión arterial alta también puede provocar coágulos sanguíneos en las arterias que llegan al cerebro, que bloquean el flujo sanguíneo y, potencialmente, pueden causar un accidente cerebrovascular.
  • Demencia. La demencia es una enfermedad cerebral que produce problemas con el pensamiento, el habla, el razonamiento, la memoria, la visión y el movimiento. La demencia tiene diversas causas. Una causa, la demencia vascular, puede aparecer como resultado del estrechamiento y el bloqueo de las arterias que llevan la sangre al cerebro. También puede ser el resultado de un accidente cerebrovascular causado por la interrupción del flujo sanguíneo al cerebro. En cualquier caso, la presión arterial alta puede ser la culpable.
  • Deterioro cognitivo leve. El deterioro cognitivo leve es una etapa de transición entre los cambios en la comprensión y la memoria que trae aparejada la edad y los problemas más graves que provoca la enfermedad de Alzheimer. Al igual que la demencia, puede ser el resultado de la interrupción del flujo sanguíneo al cerebro cuando la presión arterial alta daña las arterias.

Daño a los riñones

Los riñones filtran el exceso de líquido y desechos de la sangre &mdahs; un proceso que depende de los vasos sanguíneos sanos. La presión alta puede lesionar tanto los vasos sanguíneos de tus riñones y los que van a ellos, causando varios tipos de enfermedad renal (nefropatía). Tener diabetes además de presión alta puede empeorar el daño.

  • Insuficiencia renal. La presión alta es una de las causas más comunes de la insuficiencia renal. Esto es porque puede dañar tanto las arterias grandes que van a tus riñones como los vasos pequeñísimos (glomérulos) dentro de los riñones. El daño a cualquiera de los dos causa que tus riñones no puedan filtrar los desechos de tu sangre efectivamente. Como consecuencia, se pueden acumular niveles peligrosos de líquido y de desechos. Eventualmente quizás necesites diálisis o trasplante de riñón.
  • Cicatrización en los riñones (glomerulosclerosis). La glomerulosclerosis es un tipo de daño a los riñones causado por la cicatrización de los glomérulos. Los glomérulos son pequeñísimos grupos de vasos sanguíneos dentro de los riñones que filtran líquido y desechos de la sangre. La glomerulosclerosis puede hacer que tus riñones queden incapaces de filtrar los desechos eficazmente, lo que lleva a la insuficiencia renal. Cuando aparece en una arteria que va al riñón, se conoce como aneurisma de arteria renal. Una causa potencial es la aterosclerosis, que debilita y daña la pared de las arterias. Con el tiempo, la presión alta en una arteria debilitada puede causar que una sección se agrande y forme un bulto — el aneurisma. Los aneurismas pueden romperse y causar una hemorragia interna que quizás sea fatal.

Daño a los ojos

Unos vasos sanguíneos diminutos y delicados suministran sangre a los ojos. Como otros vasos sanguíneos, estos también pueden ser dañados por la alta presión:

  • Daño a los vasos sanguíneos de los ojos (retinopatía). La alta presión puede dañar los vasos sanguíneos que llevan sangre a tu retina, causando la retinopatía. Este trastorno puede conducir a sangrado en el ojo, visión borrosa y pérdida completa de la visión. Si tienes tanto diabetes como alta presión, corres aún más riesgo.
  • Acumulación de líquido bajo la retina (coroidopatía). En este trastorno, el líquido se acumula bajo la retina porque un vaso sanguíneo en una capa de vasos ubicada bajo la retina tiene una fuga. La coroidopatía puede resultar en visión distorsionada o en algunos casos una cicatrización que afecta la visión.
  • Daño al nervio (neuropatía óptica). Este es un trastorno en que el flujo bloqueado de sangre daña el nervio óptico. Puede matar células nerviosas en los ojos, lo que quizás cause sangrado dentro del ojo o pérdida de la visión.

Disfunción sexual

Si bien la incapacidad para tener o mantener una erección (disfunción eréctil) se vuelve cada vez más frecuente en los hombres a medida que se aproximan a los 50 años, es incluso más probable que suceda si también tienen presión arterial alta. Con el tiempo, la presión arterial alta daña el revestimiento de los vasos sanguíneos y provoca que las arterias se endurezcan y estrechen (aterosclerosis), lo que limita el flujo sanguíneo. Esto significa que puede fluir menos sangre hacia el pene. Para algunos hombres, la disminución del flujo sanguíneo torna difícil lograr y mantener las erecciones (a menudo denominado «disfunción eréctil»). Este problema es bastante frecuente, en especial, en los hombres que no se tratan la presión arterial alta.

Las mujeres también pueden tener disfunción sexual como un efecto secundario de la presión arterial alta. La presión arterial alta puede reducir el flujo sanguíneo a la vagina. Para algunas mujeres, esto provoca una disminución del deseo sexual o la excitación, sequedad vaginal o dificultad para llegar al orgasmo. Mejorar la excitación y la lubricación puede ayudar. Al igual que los hombres, las mujeres pueden sufrir ansiedad y problemas en las relaciones debido a la disfunción sexual.

Emergencias por presión arterial alta

En general, la presión arterial alta es una afección crónica que causa daños progresivamente a lo largo de los años. Sin embargo, a veces, la presión arterial aumenta de manera tan rápida e intensa que se convierte en una emergencia médica que requiere tratamiento inmediato, a menudo con hospitalización.

En estas situaciones, la presión arterial alta puede causar lo siguiente:

  • Pérdida de la memoria, cambios en la personalidad, problemas de concentración, irritabilidad o pérdida del conocimiento progresiva
  • Accidente cerebrovascular
  • Daño grave a la arteria principal del cuerpo (disección aórtica)
  • Dolor en el pecho
  • Ataque cardíaco
  • Bombeo deficiente repentino del corazón, lo que provoca una acumulación de líquido en los pulmones que produce falta de aire (edema pulmonar)
  • Pérdida de la función renal repentina
  • Complicaciones en embarazadas (preeclampsia o eclampsia)
March 16, 2019 See more In-depth

Ver también

  1. Control de la hipertensión sin medicamentos
  2. Adrenal Nodule Create Health Risks
  3. Después de una inundación, ¿es seguro usar los alimentos y los medicamentos?
  4. Alcohol: ¿afecta la presión arterial?
  5. Alfabloqueantes
  6. Amputación y diabetes
  7. Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina
  8. Bloqueantes de los receptores de la angiotensina II
  9. Síndrome antifosfolipídico
  10. Ansiedad: ¿es una causa de presión arterial alta?
  11. Arterioesclerosis/ateroesclerosis
  12. Edulcorantes artificiales: ¿Tienen algún efecto en la glucemia?
  13. AskMayoMom Pediatric Urology
  14. Betabloqueantes
  15. Los betabloqueantes: ¿causan aumento de peso?
  16. Betabloqueantes: ¿cómo afectan el ejercicio?
  17. Preguntas frecuentes sobre las píldoras anticonceptivas
  18. Medidores de glucosa en sangre
  19. Monitores de glucosa en sangre
  20. Presión arterial: ¿puede ser más alta en alguno de los brazos?
  21. Expediente médico para la presión
  22. Brazalete para tomar la presión arterial: ¿el tamaño importa?
  23. Presión arterial: ¿tiene un patrón diario?
  24. La presión arterial: ¿se ve afectada por el clima frío?
  25. Medicación para controlar la presión arterial: ¿Es necesaria aun si bajo de peso?
  26. Medicamentos para la presión arterial: ¿pueden elevar mis triglicéridos?
  27. Lecturas de presión arterial: ¿Por qué son más altas en casa?
  28. Prueba de presión arterial
  29. Consejo sobre la presión arterial: obtenga más potasio
  30. Consejo para la presión arterial: levántate del sofá
  31. Consejo sobre la presión arterial: conoce los límites de alcohol
  32. Consejo para la presión arterial: no te estreses más
  33. Consejo para la presión arterial: controla la cafeína
  34. Consejo para la presión arterial: controla tu peso
  35. Los niveles de azúcar en sangre pueden fluctuar por muchas razones
  36. Análisis de azúcar en sangre. Por qué, cuándo, y cómo
  37. Problemas en los huesos y en las articulaciones relacionados con la diabetes
  38. Displasia fibromuscular: experiencias de los pacientes, problemas y vivir con esta enfermedad
  39. Displasia fibromuscular: explicación, tratamientos y recursos
  40. Cómo funcionan los riñones
  41. Desarrollar resiliencia para manejar mejor la diabetes
  42. Golpes en la cabeza: ¿en qué casos son lesiones graves?
  43. Cafeína e hipertensión
  44. Bloqueadores de los canales de calcio
  45. Suplementos de calcio: ¿interfieren con los fármacos para la presión arterial?
  46. ¿Los alimentos con cereales integrales reducen la presión arterial?
  47. El cuidado de un ser querido con diabetes
  48. Agentes de acción central
  49. Elegir medicamentos correctos para la presión arterial
  50. Dolores de cabeza crónicos diarios
  51. Nefropatía crónica
  52. Coartación aórtica
  53. Síndrome de Cushing
  54. Dieta DASH
  55. Dieta DASH
  56. Porciones recomendadas de la dieta DASH
  57. Consejos para la dieta DASH
  58. Diabetes
  59. Diabetes y cuidado dental
  60. Diabetes y depresión Cómo hacer frente a las dos afecciones
  61. La diabetes y el ejercicio: Cómo medir tu azúcar en sangre
  62. La diabetes y el ayuno: ¿Puedo ayunar durante Ramadán?
  63. La diabetes y el cuidado de los pies
  64. Diabetes and Heat
  65. Diabetes y menopausia:
  66. La diabetes y el verano: Cómo enfrentar el calor
  67. La diabetes y los viajes: La planificación es clave
  68. La diabetes y las mantas eléctricas
  69. 10 maneras para evitar complicaciones de la diabetes
  70. Dieta para la diabetes: crea tu plan de alimentación saludable
  71. Dieta para la diabetes: ¿debo evitar las frutas dulces?
  72. Alimentos para la diabetes: ¿La miel es un buen sustituto del azúcar?
  73. Diabetes e hígado
  74. Control de la diabetes: ¿la terapia con aspirina previene los problemas cardíacos?
  75. Control de la diabetes: cómo el estilo de vida y la rutina diaria afectan el nivel de azúcar en sangre
  76. Diabetes: comer afuera
  77. Dieta para diabéticos: dulces
  78. Síntomas de la diabetes
  79. Tratamiento de la diabetes: ¿puede la canela reducir la glucemia?
  80. Uso de insulina
  81. Diuréticos
  82. Diuréticos: ¿Una causa de la disminución del nivel de potasio?
  83. Diuréticos: ¿provocan gota?
  84. Mareos
  85. ¿Ofrecen los saunas infrarrojos algún beneficio para la salud?
  86. ¿Conoces tu presión arterial?
  87. Drogadicción (trastorno de consumo de sustancias)
  88. Presión arterial alta y ejercicio
  89. Displasia fibromuscular
  90. Tensiómetros gratuitos: ¿son exactos?
  91. Control de la presión arterial en el hogar
  92. Glomerulonefritis
  93. Índice glucémico: ¿una herramienta útil para la diabetes?
  94. Síndrome de Guillain-Barré
  95. Información básica sobre los dolores de cabeza: descubre qué tipo padeces
  96. Dolores de cabeza y hormonas
  97. Dolores de cabeza: el tratamiento depende del diagnóstico y de los síntomas
  98. ¿Es saludable el chocolate?
  99. Suplementos y medicamentos para el corazón
  100. Presión arterial alta (hipertensión)
  101. Presión arterial alta y remedios para el resfriado: ¿cuáles son seguros?
  102. La presión arterial alta y la vida sexual
  103. Presión arterial alta: ¿cómo prevenirla?
  104. Cómo se produce la adicción a los opioides
  105. Cómo saber si un ser querido abusa de los opioides
  106. Cómo usar los opioides de manera segura
  107. Síndrome de Hunter
  108. Crisis hipertensiva: ¿cuáles son los síntomas?
  109. Hipotermia
  110. Nefropatía por IgA (enfermedad de Berger)
  111. Insulina y aumento de peso
  112. Opciones de terapia de insulina
  113. Terapia intensiva con insulina
  114. Hematoma intracraneal
  115. Hipertensión sistólica aislada: ¿un problema de salud?
  116. Kratom para la suspensión de opioides
  117. L-arginina: ¿disminuye la presión arterial?
  118. Comer tarde por la noche: ¿está permitido si tienes diabetes?
  119. Prevención de la exposición al plomo
  120. Intoxicación por plomo
  121. Dieta baja en fósforo: ¿es útil para la enfermedad renal?
  122. La diabetes y los carbohidratos
  123. Medicamentos y suplementos que pueden subir tu presión arterial
  124. Menopausia y presión arterial alta: ¿qué relación existe entre ambos?
  125. Embarazo molar
  126. Resonancia magnética: ¿el gadolinio es seguro para las personas con problemas renales?
  127. New Test for Preeclampsia
  128. Dolores de cabeza nocturnos: Alivio
  129. Sangrado nasal
  130. Apnea del sueño, obstructiva
  131. Obstructive Sleep Apnea
  132. Los opioides y otros fármacos: a qué debes prestar atención
  133. Pain Management
  134. Feocromocitoma
  135. Picnic Problems: High Sodium
  136. Tumores pituitarios
  137. Enfermedad renal poliquística
  138. Polipíldora: ¿sirve para tratar la enfermedad cardíaca?
  139. Porfiria
  140. Preeclampsia posparto
  141. Preeclampsia
  142. Abuso de drogas recetadas
  143. Aldosteronismo primario
  144. Presión diferencial: ¿un indicador de la salud del corazón?
  145. Mayo Clinic Minute: Serpientes de cascabel, escorpiones y otros peligros del desierto
  146. Hipoglucemia reactiva: ¿Qué puedo hacer?
  147. Cómo interpretar las etiquetas de información nutricional
  148. Dieta para personas vegetarianas que padecen problemas renales
  149. Resperate: ¿Puede ayudar a bajar la presión arterial?
  150. Menús de muestra de la dieta DASH
  151. Picadura de escorpiones
  152. Hipertensión secundaria
  153. Síndrome de la serotonina
  154. Los perros de servicio ayudan en el cuidado de la diabetes
  155. Privación del sueño: ¿Es una causa de presión arterial alta?
  156. Consejos para dormir
  157. Recetas con vegetales
  158. Examen de glucemia
  159. Ronquido
  160. Solución para el ronquido: duerme de lado
  161. Sodio: espabílate
  162. Picaduras de arañas
  163. Estrés y dolores de cabeza: Detén el ciclo
  164. El estrés y la presión arterial alta
  165. Symptom Checker
  166. Arteritis de Takayasu
  167. Reducción gradual del uso de opioides: cuándo y cómo hacerlo
  168. Tétanos
  169. Vacunas contra el tétanos: ¿es riesgoso recibir refuerzos «adicionales»?
  170. El fenómeno del amanecer: ¿qué puedes hacer al respecto?
  171. Consejos para reducir los costos de las tiras reactivas de glucosa en sangre
  172. Infographic: Transplant for Polycystic Kidney Disease
  173. Tratamiento del dolor: ¿cuándo un opioide es la opción correcta?
  174. Vasodilatador
  175. Dieta vegetariana: ¿Puede ayudarme a controlar mi diabetes?
  176. Reflujo vesicoureteral
  177. Video: El corazón y el sistema circulatorio
  178. Cómo la diabetes afecta el azúcar en la sangre
  179. Cómo medir la presión arterial usando un tensiómetro manual
  180. Cómo medir la presión arterial usando un tensiómetro automático
  181. Apnea obstructiva del sueño: ¿qué ocurre?
  182. ¿Qué es la presión arterial?
  183. Levantar pesas: ¿Es malo para la presión arterial?
  184. ¿Qué son los opioides y por qué son peligrosos?
  185. ¿Qué riesgo de presión arterial alta tienes?
  186. Hipertensión de consultorio
  187. Monitores de muñeca para la presión arterial: ¿son exactos?
  188. Efectividad en el manejo de la enfermedad renal crónica