Antigripales (descongestionantes)

Los descongestionantes estrechan tus vasos sanguíneos, lo que dificulta que la sangre fluya a través de estos, aumentando la presión arterial. También pueden hacer que algunos medicamentos para tratar la presión arterial sean menos efectivos. Algunos ejemplos de descongestionantes incluyen:

  • Pseudoefedrina (Sudafed®)
  • Fenilefrina (Neo-Synephrine®)

Revisa la etiqueta de tu antigripal o antihistamínico para saber si contiene un descongestionante. Si tienes hipertensión es mejor que evites tomar descongestionantes. Consulta a tu médico o farmacéutico sobre los antigripales de venta libre especiales para personas con hipertensión.

Suplementos herbales

Varía la manera en que cada uno de los suplementos herbales hace subir tu presión arterial. Recuerda comentarle a tu médico sobre cualquier suplemento herbal que estés tomando o que estés pensando en tomar para saber si dicho suplemento podría aumentar tu presión arterial o interferir con los medicamentos para controlarla. Algunos ejemplos de los suplementos herbales que pueden afectar tu presión arterial o interferir con los medicamentos para controlarla incluyen:

  • Árnica (Arnica montana)
  • Naranja agria (Citrus aurantium)
  • Efedra (Ma-Huang)
  • Ginkgo (Ginkgo biloba)
  • Ginseng (Panax quinquefolias y Panax ginseng)
  • Guaraná (Paullinia cupana)
  • Regaliz (Glycyrrhiza glabra)
  • Senna (Cassia senna)
  • Hierba de San Juan (Hypericum perforatum)

Los suplementos herbales no necesariamente son seguros sólo por el hecho de ser naturales. Consulta a tu médico antes de consumir cualquiera de ellos. Es probable que debas evitar los suplementos que eleven tu presión arterial o que interfieran con la medicación para controlarla.

Inmunosupresores

Algunos inmunosupresores pueden elevar tu presión arterial, posiblemente por las maneras en que pueden afectar tus riñones. Algunos ejemplos de inmunosupresores que pueden hacer subir tu presión arterial incluyen los siguientes:

  • Ciclosporina (Neoral®, Sandimmune®)
  • Tacrolimus (Prograf®)

Tómate la presión arterial con regularidad. En caso que tu presión arterial esté alta o no esté bien controlada, consulta a tu médico sobre las alternativas a estos medicamentos. Tu médico puede recomendarte hacer algunos cambios en tu estilo de vida o tomar medicamentos adicionales para controlar tu presión arterial alta.

Estimulantes

Los estimulantes, tales como el metilfenidato (Ritalin®), pueden provocar que el corazón lata más rápido o de forma irregular y así hacer subir tu presión arterial.

Tómate la presión arterial regularmente si tomas algún estimulante. En caso que tu presión arterial esté alta o no esté bien controlada, consulta a tu médico sobre las alternativas a estos medicamentos. Quizás te recomiende cambios en tu estilo de vida o medicamentos adicionales para controlar tu hipertensión.

Ten cuidado con las drogas

Las drogas pueden hacer subir tu presión arterial al estrechar las arterias que llevan sangre a tu corazón. Esto aumenta tu ritmo cardíaco y provoca lesiones en el miocardio.

Siguen algunos ejemplos que pueden afectar tu corazón:

  • Anfetaminas, incluyendo metanfetaminas
  • Esteroides anabólicos
  • Cocaína
  • Éxtasis
  • Penciclidina (PCP)

Si estás consumiendo drogas, es importante que las dejes. Pídele a tu doctor que te dé información sobre terapia psicológica o sobre programas de tratamiento para las drogas.

March 13, 2013 See more In-depth