Descripción general

La coenzima Q10 (CoQ10) es un antioxidante que el cuerpo produce de forma natural. Tus células usan la CoQ10 para el crecimiento y mantenimiento.

Los niveles de CoQ10 del cuerpo disminuyen a medida que envejeces. También se ha descubierto que los niveles de CoQ10 son más bajos en personas con ciertas afecciones, como enfermedades cardíacas, y en quienes toman medicamentos para reducir el colesterol llamados estatinas.

La CoQ10 se encuentra en las carnes, los pescados y los frutos secos. Sin embargo, la cantidad de CoQ10 que se encuentra en estas fuentes de la dieta no es suficiente para aumentar significativamente los niveles de CoQ10 del cuerpo.

Los suplementos alimenticios de CoQ10 están disponibles en forma de cápsulas, tabletas masticables, jarabes líquidos, obleas y por vía intravenosa. La CoQ10 podría ayudar a prevenir o tratar determinadas afecciones cardíacas y las migrañas.

Evidencia

En investigaciones sobre el uso de la CoQ10 para actividades y afecciones específicas, se observa lo siguiente:

  • Afecciones cardíacas. Se ha demostrado que la CoQ10 mejora los síntomas de insuficiencia cardíaca congestiva. Aunque los hallazgos son desiguales, la CoQ10 podría ayudar a reducir la presión arterial. Algunas investigaciones también parecen indicar que, cuando se combina con otros nutrientes, la CoQ10 podría favorecer la recuperación en personas que han tenido cirugías de baipás y válvulas cardíacas.
  • Diabetes. Aunque se necesitan más estudios, algunas investigaciones parecen indicar que la CoQ10 puede ayudar a reducir el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL, por sus siglas en inglés) y los niveles de colesterol total en personas con diabetes, lo que reduce el riesgo de enfermedad cardíaca.
  • Enfermedad de Parkinson. Investigaciones recientes sugieren que incluso altas dosis de CoQ10 no parecen mejorar los síntomas en personas con enfermedad de Parkinson.
  • Miopatía inducida por estatinas. Algunas investigaciones parecen indicar que la CoQ10 podría ayudar a aliviar la debilidad muscular y el dolor que a veces se asocian con la ingesta de estatinas.
  • Migrañas. Algunas investigaciones sugieren que la CoQ10 podría disminuir la frecuencia de estos dolores de cabeza.
  • Rendimiento físico. Dado que la CoQ10 participa en la producción de energía, se cree que este suplemento podría mejorar el rendimiento físico. Sin embargo, la investigación en esta área ha tenido resultados desiguales.

Nuestra recomendación

Green light: Generally safe

Generalmente seguros

Los suplementos de CoQ10 (coenzima Q10) pueden ser beneficiosos para tratar afecciones como la insuficiencia cardíaca congestiva y prevenir las migrañas. La CoQ10 se considera segura, con pocos efectos secundarios. Sin embargo, asegúrate de tomar este suplemento bajo la supervisión de tu médico.

Seguridad y efectos secundarios

Los suplementos de coenzima Q10, en apariencia, son seguros y provocan pocos efectos secundarios cuando se los toma siguiendo las indicaciones.

Algunos efectos secundarios leves podrían ser problemas digestivos, como por ejemplo:

  • Dolor en la parte alta del abdomen
  • Pérdida del apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea

Entre los demás efectos secundarios posibles, pueden mencionarse los siguientes:

  • Dolores de cabeza y mareos
  • Insomnio
  • Cansancio
  • Picazón o erupciones cutáneas
  • Irritabilidad o agitación

No se ha establecido la inocuidad del uso de la CoQ10 durante el embarazo y el amamantamiento. Si estás embarazada o amamantando, no utilices CoQ10 sin la autorización de tu médico.

Interacciones

Entre las posibles interacciones se pueden mencionar:

  • Anticoagulantes. Algunos medicamentos anticoagulantes, como la warfarina (Jantoven), podrían ser menos eficaces gracias a la coenzima CoQ10. Como resultado, podría aumentar el riesgo de que se forme un coágulo sanguíneo.
Nov. 10, 2020