Descripción general

La coenzima Q10 es un antioxidante que el organismo produce naturalmente. Las células la utilizan para el crecimiento y el mantenimiento.

Los niveles de la coenzima Q10 en el organismo disminuyen a medida que envejeces. Además, se ha descubierto que estos niveles son menores en las personas con ciertas afecciones, como enfermedades cardíacas.

La coenzima Q10 se encuentra en la carne, el pescado y los cereales integrales. Sin embargo, la cantidad presente en estas fuentes dietéticas no es suficiente para aumentar, de manera significativa, los niveles de coenzima Q10 en tu organismo.

Como suplemento, la coenzima Q10 está disponible en cápsulas y en tabletas, y también se administra por vía intravenosa. Esta coenzima podría ayudar a tratar ciertas enfermedades cardíacas, así como migrañas y la enfermedad de Parkinson.

Evidencia

La investigación sobre el uso de la coenzima Q10 para afecciones y actividades específicas demuestra lo siguiente:

  • Afecciones cardíacas. La coenzima Q10 ha demostrado ser eficaz para aliviar los síntomas de la insuficiencia cardíaca congestiva. Aunque los resultados son diversos, la coenzima Q10 podría ayudar a reducir la presión arterial. Algunos estudios también sugieren que cuando se combina con otros nutrientes, la coenzima Q10 podría ayudar en la recuperación de las personas que se hayan sometido a una cirugía de baipás o de válvulas cardíacas.
  • Enfermedad de Parkinson. Las primeras investigaciones sugieren que las dosis altas de la coenzima Q10 podrían ser beneficiosas para las personas en los primeros estadios de este trastorno progresivo del sistema nervioso que afecta al movimiento.
  • Miopatía inducida por estatina. Algunos estudios sugieren que la coenzima Q10 podría ayudar a aliviar la debilidad muscular asociada, en ocasiones, con el consumo de estatinas.
  • Migrañas. Algunos estudios sugieren que la coenzima Q10 podría reducir la frecuencia de estos dolores de cabeza.
  • Desempeño físico. Como la coenzima Q10 se relaciona con la producción de energía, se cree que este suplemento podría mejorar el desempeño físico. Sin embargo, se han obtenido resultados contradictorios en las investigaciones de este campo.

Nuestra recomendación

Green light: Generally safe

Generalmente seguro

Los suplementos de la coenzima Q10 podrían ser beneficiosos para tratar afecciones como la insuficiencia cardíaca congestiva y la enfermedad de Parkinson. La coenzima Q10 se considera segura, con pocos efectos secundarios. Sin embargo, asegúrate de tomar este suplemento bajo la supervisión de tu médico.

Seguridad y efectos secundarios

Los suplementos de la coenzima Q10 parecen ser seguros y producir pocos efectos secundarios cuando se toman según las indicaciones.

Algunos efectos secundarios leves podrían ser los siguientes:

  • Dolor del abdominal superior
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas
  • Diarrea
  • Dolores de cabeza
  • Insomnio
  • Erupciones
  • Fatiga
  • Mareos
  • Sensibilidad a la luz
  • Irritabilidad

No se ha comprobado que usar la coenzima Q10 durante el embarazo y la lactancia sea seguro. Si estás embarazada o amamantando, no uses la coenzima Q10.

Interacciones

Algunas de las posibles interacciones son las siguientes:

  • Anticoagulantes. La coenzima Q10 podría hacer que los anticoagulantes, como la warfarina (Coumadin, Jantoven), sean menos eficaces. Esto puede aumentar el riesgo de que se formen coágulos sanguíneos.
  • June 13, 2018