Análisis de sangre para enfermedades cardíacas

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Introducción

Tu sangre ofrece varias pistas sobre la salud de tu corazón. Por ejemplo, los niveles altos de colesterol "malo" en tu sangre pueden ser una señal de que te encuentras a mayor riesgo de tener un ataque al corazón. Además, otras sustancias en tu sangre pueden ayudarle al doctor a determinar si tienes una insuficiencia cardíaca o si estás a riesgo de desarrollar placas en las arterias (aterosclerosis).

Es importante recordar que un solo análisis de sangre no determina tu riesgo de una enfermedad cardíaca. Los factores de riesgo más importantes para este tipo de enfermedad son fumar, tener presión arterial alta, niveles altos de colesterol y diabetes.

A continuación damos un vistazo a algunos análisis de sangre que puedes hacerte para diagnosticar y controlar las enfermedades cardíacas.

Prueba de colesterol

Un análisis de colesterol completo, también llamado «panel de lípidos» o «perfil lipídico», mide la cantidad de grasas (lípidos) en la sangre. Estos valores pueden indicar si estás en riesgo de padecer un ataque cardíaco u otra enfermedad cardíaca. La prueba generalmente incluye mediciones de lo siguiente:

  • Colesterol total. Corresponde a la suma del contenido de colesterol en la sangre. Un nivel alto puede indicar un mayor riesgo de enfermedad cardíaca. Idealmente, el colesterol total debe estar por debajo de los 200 miligramos por decilitro (mg/dL) o 5,2 milimoles por litro (mmol/L).
  • Colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL). A veces se lo denomina «colesterol malo». Una cantidad excesiva de este colesterol en la sangre produce la acumulación de depósitos de grasa (placas) en las arterias (aterosclerosis), que reduce el flujo sanguíneo. En ocasiones, estos depósitos de placas se rompen y causan problemas cardíacos y vasculares graves.

    El nivel de colesterol LDL debe ser inferior a 130 mg/dL (3,4 mmol/L). Los niveles deseables se encuentran por debajo de 100 mg/dL (2,6 mmol/L), especialmente si tienes diabetes o antecedentes de ataques cardíacos, colocación de estent, cirugía de baipás u otra afección cardíaca o vascular.

  • Colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL). A veces se lo denomina «colesterol bueno», porque ayuda a eliminar el colesterol LDL, y mantiene las arterias abiertas y la sangre fluyendo con más libertad. Idealmente, el nivel de colesterol HDL debe ser superior a 40 mg/dL (1,0 mmol/L) en hombres, y superior a 50 mg/dL (1,3 mg/dL) en mujeres.
  • Triglicéridos. Los triglicéridos son otro tipo de grasas que se transportan en la sangre. Por lo general, los niveles altos de triglicéridos indican que, a menudo, comes más calorías de las que quemas. Los niveles altos pueden aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. Idealmente, el nivel de triglicéridos debe ser inferior a 150 mg/dL (1,7 mmol/L). La American Heart Association (Asociación Americana del Corazón, AHA) establece que un nivel de triglicéridos de 100 mg/dL (1,1 mmol/L) o menos se considera óptimo.
  • Colesterol no HDL. El colesterol no HDL es la diferencia entre el colesterol total y el colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL). El colesterol no HDL incluye el colesterol en las partículas de lipoproteínas que participan en el endurecimiento de las arterias (aterosclerosis). Esto incluye lipoproteínas de baja densidad (LDL), lipoproteínas (a), lipoproteínas de densidad intermedia y lipoproteínas de muy baja densidad.

    La fracción de colesterol no HDL puede ser un mejor marcador de riesgo que el colesterol LDL.

Proteína C reactiva de alta sensibilidad

La proteína C reactiva es una proteína producida por el hígado como parte de la respuesta del cuerpo para combatir lesiones o infecciones (respuesta inflamatoria).

La proteína C reactiva es signo de que hay una inflamación en alguna parte del cuerpo. Sin embargo, las pruebas de proteína C reactiva de alta sensibilidad no pueden precisar en qué parte del cuerpo se puede estar produciendo esto o por qué se está produciendo. La inflamación desempeña un papel fundamental en el proceso de la aterosclerosis, en la que los depósitos de grasa bloquean las arterias.

Con solo medir la proteína C reactiva, el médico no podrá identificar si tienes riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. Pero tomar en cuenta los resultados de la prueba de proteína C reactiva de alta sensibilidad junto con los resultados de otros análisis de sangre y los factores de riesgo de enfermedades cardíacas permite crear una visión global de la salud del corazón.

Debido a la variabilidad en los niveles de proteína C reactiva, la prueba se debe hacer dos veces, con dos semanas de diferencia. Un nivel de proteína C reactiva de alta sensibilidad por encima de 2,0 miligramos por litro indica que hay un riesgo mayor de padecer una enfermedad cardíaca.

Actualmente, no se recomienda esta prueba de detección en las personas que no tienen síntomas o un riesgo conocido de enfermedades cardíacas.

Los medicamentos con estatina para reducir el colesterol pueden disminuir los niveles de proteína C reactiva y reducir el riesgo de enfermedad cardíaca.

Lipoproteína (a)

La lipoproteína (a), o Lp(a), es un tipo de colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL). El nivel de Lp(a) está determinado por los genes y, por lo general, no se ve afectado por el estilo de vida.

Un nivel elevado de Lp(a) puede ser un signo de un mayor riesgo de sufrir enfermedad cardíaca, aunque no está claro el grado del riesgo. El médico puede solicitar una prueba de Lp(a) si ya tienes aterosclerosis o enfermedad cardíaca, pero pareces tener niveles de colesterol normales.

Por lo general, te harán una prueba de Lp(a) si tienes antecedentes familiares de enfermedades cardíacas de aparición temprana o muerte súbita.

Actualmente se desarrollan medicamentos para disminuir el nivel de Lp(a), pero aún no está claro el efecto que tendrá la disminución de la Lp(a) en el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. Por lo general, a las personas que presentan un nivel elevado de Lp(a) se les recomienda mantener un nivel bajo de colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL).

Ceramidas plasmáticas

Este nuevo análisis mide los niveles de ceramidas presentes en la sangre. Todas las células producen ceramidas que desempeñan un rol importante en el crecimiento, el funcionamiento y, por último, la muerte de muchos tipos de tejidos. Las lipoproteínas son las encargadas de transportar las ceramidas por la sangre y estas están asociadas a la aterosclerosis.

Se han asociado tres ceramidas específicas a la acumulación de placa en las arterias y a la resistencia a la insulina. Los niveles elevados de estas ceramidas en la sangre indican un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares en uno a cinco años.

Péptidos natriuréticos

El péptido natriurético cerebral, también denominado «péptido natriurético tipo B», es una proteína que producen el corazón y los vasos sanguíneos. El péptido natriurético tipo B ayuda al cuerpo a eliminar líquidos, relaja los vasos sanguíneos y dirige el sodio hacia la orina.

Cuando tienes algún tipo de daño cardíaco, el cuerpo segrega altos niveles de péptido natriurético tipo B en el torrente sanguíneo para intentar aliviar la tensión en el corazón. Los niveles de péptido natriurético tipo B también pueden elevarse si tienes un dolor nuevo o intensificado en el pecho (angina de pecho inestable) o después de un ataque cardíaco.

El nivel de péptido natriurético tipo B puede ayudar a diagnosticar y evaluar la insuficiencia cardíaca y otras afecciones del corazón. Los niveles normales varían de acuerdo con la edad y el sexo, y si tienes o no gordura. Uno de los usos más importantes del péptido natriurético tipo B es intentar determinar si la falta de aire se debe a una insuficiencia cardíaca.

Para las personas que tienen insuficiencia cardíaca, puede ser útil establecer un péptido natriurético tipo B como valor de referencia, y se pueden usar pruebas futuras para evaluar la eficacia del tratamiento. Una variación del péptido natriurético tipo B, denominada «fracción N-terminal del péptido natriurético tipo B», también es útil para diagnosticar insuficiencias cardíacas y, en algunos laboratorios, se usa en lugar del péptido natriurético tipo B. La fracción N-terminal del péptido natriurético tipo B también puede ser útil para evaluar el riesgo de ataque cardíaco y otros problemas si ya tienes una enfermedad del corazón.

Un alto nivel de péptido natriurético tipo B solo no es suficiente para diagnosticar un problema cardíaco. El médico también considerará tus factores de riesgo y otros resultados de los análisis de sangre.

April 07, 2018 See more In-depth