Quiero mejorar la salud del corazón, pero me preocupa no tener la motivación para ir a un gimnasio o para hacer grandes cambios en la alimentación. ¿Algún consejo?

Respuesta de Francisco Lopez-Jimenez, M.D.

Es genial que quieras mejorar la salud del corazón. Sin embargo, no pienses que tienes que hacer grandes cambios para mejorar la salud cardíaca. Incluso los pasos pequeños y sencillos pueden tener efectos asombrosos.

Uno de los factores que más disminuye el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca es pasar de tener un estilo de vida sedentario a estar activo por tan solo una hora a la semana. Por supuesto, cuanta más actividad hagas, mejor te sentirás. Pero solo una hora de actividad a lo largo de la semana hace la diferencia.

Los profesionales de la salud de Mayo Clinic desarrollaron el Plan de Mayo Clinic para el Corazón Saludable. Puedes consultar el plan completo en el libro «Plan para un corazón saludable de por vida» (Mayo Clinic Healthy Heart for Life!) de Mayo Clinic. Pero uno de los mensajes claves es que incluso los pasos pequeños pueden hacer una gran diferencia.

Algunos de estos pasos para comenzar se incluyen en la sección del libro «Comer 5, Moverse 10, Dormir 8», que describe un comienzo rápido de dos semanas en el Plan de Mayo Clinic para el Corazón Saludable. A continuación, te brindamos un resumen del comienzo rápido en el Plan de Mayo Clinic para el Corazón Saludable:

  • Comer 5. Come cinco porciones de frutas y vegetales por día para reforzar la salud del corazón. Comienza con el desayuno e incluye al menos una porción de frutas o vegetales. A la hora de un tentempié, elige comer vegetales o frutas entre las comidas. Haz un esfuerzo consciente para incluir frutas y vegetales en las comidas diarias. No te preocupes mucho por los alimentos que no debes comer; solo concéntrate en comer cinco porciones o más de frutas y vegetales por día.
  • Moverse 10. Agrega al menos 10 minutos de actividad física de intensidad moderada a tu rutina diaria. Las recomendaciones del gobierno dicen que hay que hacer actividad física durante 30 minutos o más por día, pero, en resumen, incluso 10 minutos hacen la diferencia.

    Por ejemplo, estudios comprobaron que con solo 60 a 90 minutos de actividad física por semana se puede reducir el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca hasta un 50 por ciento. Eso es un gran beneficio para un compromiso pequeño de tu parte. No tiene que ser complicado; por ejemplo, sube por las escaleras, sal a caminar, simplemente muévete. A medida que te vuelves más activo, puedes intentar incrementar la cantidad de actividad cada día.

  • Dormir 8. La calidad del sueño es importante para el corazón. Puede ser difícil hacerte tiempo para dormir bien, pero es importante. Durante dos semanas, trata de tener ocho horas de sueño de buena calidad. Sí, las necesidades de sueño de cada persona varían ligeramente, pero ocho es un buen número.

Se supone que todos estos consejos de la sección del libro «Comer 5, Moverse 10, Dormir 8» deben probarse durante dos semanas antes de avanzar hacia otro plan para la salud del corazón más estable. Pero no hay problema si continúas con este comienzo rápido durante períodos más largos. Considera probar otras dietas y planes de ejercicios confiables que ofrecen la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón) y las agencias gubernamentales. El punto es empezar a hacer algo y mantenerlo.

With

Francisco Lopez-Jimenez, M.D.

June 13, 2018 See more Expert Answers