El paracetamol y los niños: Por qué la dosis es importante

Una sobredosis de paracetamol (acetaminofeno) es grave y puede ocurrir más fácil de lo que crees. Consejos para proteger a tu hijo.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

El paracetamol/acetaminofeno (Tylenol y otros) ha sido, durante mucho tiempo, el remedio estándar para la fiebre y el dolor en los niños. Es eficaz y se puede adquirir sin receta. Sin embargo, en exceso, puede ser perjudicial. Esto es lo que tienes que saber acerca de las sobredosis de paracetamol (acetaminofeno) en los niños.

¿Qué puede causar una sobredosis de paracetamol?

Una sobredosis de acetaminofén puede ocurrir en un abrir y cerrar de ojos. Considera estas situaciones:

  • Tienes prisa. Es posible que, sin saberlo, le des demasiado acetaminofén a tu hijo si lees mal las instrucciones o si no mides con cuidado la dosis del medicamento. Asimismo, es posible que le administres dos dosis demasiado juntas o que no te des cuenta de que otro cuidador ya le había dado una dosis a tu hijo.
  • Combinas medicamentos. Si tu hijo tiene varios síntomas de resfriado, podría ocurrir que, por instinto, combines acetaminofén con un medicamento de venta libre. Si el medicamento también contiene acetaminofén, esto puede dar como resultado una dosis peligrosamente alta. Además, se deben evitar los medicamentos para la tos y el resfriado en niños menores de 6 años debido a posibles efectos secundarios graves.
  • Usas la formulación incorrecta. Podrías provocarle una sobredosis a tu hijo si le das acetaminofén para adultos en lugar de una formulación para niños.
  • Decides que más es mejor. Si no estás satisfecho con el rendimiento de la dosis recomendada de acetaminofén, podrías aumentar la dosis o su frecuencia y provocar una sobredosis accidental.
  • Tu hijo confunde el medicamento con un dulce o con un jugo. Las sobredosis a menudo ocurren cuando un niño confunde el acetaminofén con algo seguro para comer o beber. Esto puede suceder cuando un adulto deja el frasco abierto o al alcance del niño después de usar el medicamento.

¿Cuáles son las dosis de paracetamol recomendadas?

Si le das a tu hijo acetaminofén, lee la etiqueta del producto cuidadosamente para determinar la dosis correcta en función del peso actual de tu hijo. Por lo general, las dosis pueden repetirse cada cuatro horas, pero no deben darse más de cinco veces en 24 horas.

¿Qué pasa si la dosis de paracetamol es muy alta?

Demasiado acetaminofén puede causar irritación estomacal en cuestión de horas y daño hepático en unos pocos días.

Comunícate con la línea directa de ayuda de Poison Help (centro de toxicología) al 800-222-1222 en los Estados Unidos o solicita atención de emergencia si te preocupa una posible sobredosis de acetaminofén o si observas los primeros signos o síntomas de una sobredosis. Entre ellos, se incluyen náuseas, vómitos, letargo y dolor en la parte superior derecha del abdomen. Si es posible, anota la dosis o la concentración de acetaminofén en el producto para ayudar al personal del centro de toxicología o de respuesta a emergencias a evaluar a tu hijo. Si buscas ayuda médica, lleva contigo el envase del medicamento.

En el hospital, un niño con una sobredosis de acetaminofén se someterá a un análisis de sangre para determinar si la concentración en su sangre es tóxica. De ser necesario, se podría administrar un antídoto para revertir los efectos del acetaminofén.

¿Cómo puedo prevenir una sobredosis de paracetamol?

Antes de darle acetaminofén a tu hijo, piensa si lo necesita. Por ejemplo, el objetivo principal del tratamiento de un niño con fiebre es hacer que se sienta más cómodo, no normalizar su temperatura corporal. Además, debes hacer lo siguiente:

  • Conoce el peso actual de tu hijo. Sigue las instrucciones y las recomendaciones de dosis basadas en el peso impresas en las etiquetas de los medicamentos.
  • Utiliza el dispositivo para medir que viene con el medicamento de tu hijo. No uses cucharitas caseras (que pueden tener diferentes tamaños) para medir el acetaminofén líquido.
  • No le des a tu hijo acetaminofén cuando esté tomando otros medicamentos que contengan acetaminofén.
  • No le des a tu hijo formulaciones de acetaminofén para adultos.
  • Vuelve a colocar de forma segura las tapas a prueba de niños después de usar el medicamento.
  • Guarda todos los medicamentos en sus envases originales, fuera del alcance de tu hijo.

El uso cuidadoso del acetaminofén y el tratamiento rápido en caso de sobredosis pueden ayudar a evitar problemas graves.

June 30, 2022 See more In-depth