¿Qué es el enterovirus D68 y cómo puedo proteger a mi hijo?

Respuesta de Pritish K. Tosh, M.D.

El enterovirus D68 (EV-D68) es un virus que puede causar una infección similar al resfriado común. En algunos casos, puede causar problemas respiratorios graves.

El enterovirus D68 se transmite cuando una persona infectada por el virus tose, estornuda o toca una superficie que otras personas tocan. Aunque los adultos pueden infectarse con enterovirus, el enterovirus D68 afecta con mayor frecuencia a los niños. Estos son algunos de los signos y síntomas leves:

  • Fiebre
  • Catarro
  • Estornudos
  • Tos
  • Dolores musculares y de cuerpo

Estos son algunos de los signos graves:

  • Sibilancia
  • Dificultad para respirar

Los niños con asma que se infectan pueden tener más probabilidades de tener problemas respiratorios graves.

En casos excepcionales, los niños infectados con enterovirus D68 pueden tener problemas musculares. Los músculos pueden debilitarse o dejar de funcionar temporalmente, lo que es causado por una afección llamada mielitis flácida aguda. Los investigadores están estudiando el posible vínculo entre el enterovirus D68 y la mielitis flácida aguda. Si tu hijo tiene dificultad para caminar o presenta debilidad repentina en un brazo o una pierna, comunícate con su médico.

Si sospechas que tu hijo puede tener enterovirus D68, comunícate con su médico. Aunque no existe un tratamiento específico, el médico de tu hijo puede darte consejos sobre cómo aliviar los síntomas de tu hijo. Llama al médico de inmediato si tu hijo tiene problemas para respirar o si sus síntomas no se alivian o empeoran.

No existe una vacuna contra el enterovirus D68. Sin embargo, los siguientes pasos pueden ayudarte a proteger a tu hijo y prevenir que la infección se difunda:

  • Lávate las manos con frecuencia con agua y jabón durante al menos 20 segundos.
  • Evita tocarte los ojos, la boca y la nariz.
  • Evita el contacto estrecho con personas que estén enfermas.
  • Cúbrete la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar.
  • Limpia y desinfecta las superficies que se tocan con frecuencia, como las perillas de las puertas, el pasamanos de la escalera y los juguetes.
  • Quédate en casa y no vayas a la escuela, al trabajo o a la guardería si estás enfermo.

Si tu hijo tiene asma, asegúrate de que el plan de acción para el asma esté actualizado y de que tome los medicamentos recetados según las indicaciones. Busca atención médica si tu hijo presenta sibilancias o dificultad para respirar que no mejora con los medicamentos recetados. Vacúnate contra la gripe cuando sea posible.

With

Pritish K. Tosh, M.D.

Oct. 22, 2020 See more Expert Answers