Cuidado del yeso: Lo que debes hacer y lo que no

¿Tienes preguntas sobre el cuidado del yeso? Obtén las respuestas a las preguntas más comunes sobre el cuidado del yeso, desde cómo mantenerlo limpio y disminuir la inflamación hasta cuándo llamar al médico.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Si tu hijo se quiebra un hueso, la colocación de un yeso puede ayudar a sostener y proteger la lesión mientras se cura. Sin embargo, sin los cuidados necesarios, el yeso no puede cumplir su función. Comprende la información básica sobre el cuidado del yeso.

¿Cuáles son los diferentes tipos de yeso?

Los yesos se hacen a medida para ajustarse a la extremidad lesionada y soportarla. Existen dos tipos principales de yeso:

  • Yesos de fibra de vidrio. La fibra de vidrio es un tipo de plástico que puede moldearse. Los yesos de fibra de vidrio suelen ser más livianos y duraderos que los yesos tradicionales. El aire circula más libremente dentro de un yeso de fibra de vidrio.

    Además, los rayos X penetran mejor los yesos de fibra de vidrio que los yesos tradicionales. Esto es útil si el médico de tu hijo desea tomar radiografías para examinar los huesos de tu hijo mientras aún tiene colocado el yeso. Los yesos de fibra de vidrio están disponibles en diferentes colores.

  • Yesos tradicionales. Los yesos tradicionales son más fáciles de moldear para algunos usos que los yesos de fibra de vidrio. Además, los yesos comunes suelen ser más económicos que los yesos de fibra de vidrio.

¿Qué se puede hacer para reducir la hinchazón?

La hinchazón puede hacer que el yeso apriete y tu hijo se sienta incómodo. Para reducir la hinchazón:

  • Eleva el área afectada. Durante las primeras 24 a 72 horas posteriores a la colocación del yeso, usa almohadas para elevar el yeso de tu hijo por encima del nivel del corazón.Si es posible, mantén el yeso elevado, incluso mientras tu hijo duerme.
  • Mantén el movimiento.Alienta a tu hijo para que mueva con frecuencia los dedos de la extremidad lesionada.
  • Aplica hielo. Durante las primeras 48 a 72 horas posteriores a la colocación del yeso, envuelve el yeso de tu hijo con una compresa de hielo, cubierta con una toalla delgada, sin apretar. Aplica hielo sobre el yeso (no sobre la piel) en el área de la lesión durante 15 a 30 minutos cada algunas horas.No es necesario aplicar hielo mientras tu hijo duerme.

¿Qué puedo hacer si mi hijo desea rascarse debajo de la escayola?

Una escayola puede hacer que al niño le pique la piel que se encuentra debajo. Para aliviar la comezón de la piel:

  • Enciende un secador de cabello en un modo que arroje aire frío y apunta debajo de la escayola.
  • Consulta al médico de tu hijo si puedes administrarle un antihistamínico de venta libre.

No permitas que tu hijo se introduzca objetos, por ejemplo, un gancho para ropa, dentro de la escayola para rascarse la piel. Esto podría causar lesiones o infección.

April 10, 2015 See more In-depth