Conceptos básicos sobre los termómetros: Tomarle la temperatura a tu hijo

¿Te desconciertan las opciones de termómetros? Aprende cuáles son las diferentes opciones de termómetros y cuándo buscar ayuda médica para la fiebre.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si tu hijo siente calor o se siente enfermo, es probable que sea el momento para tomarle la temperatura. Suena bastante simple, pero si eres nuevo en esto, es posible que tengas preguntas. ¿Qué tipo de termómetro es el mejor? ¿Las pautas para usar un termómetro para bebés y niños mayores son diferentes? Esto es lo que tienes que saber para tomarle la temperatura a tu hijo.

Opciones de termómetros

El termómetro de vidrio con mercurio solía ser un elemento básico en la mayoría de los botiquines. Actualmente, ya no se recomiendan los termómetros con mercurio porque se pueden romper, lo que hace que el mercurio se evapore y las personas lo inhalen. Al elegir un termómetro, considera estas opciones:

  • Termómetros digitales. Estos termómetros utilizan sensores de calor electrónicos para registrar la temperatura corporal. Pueden colocarse en el recto (rectales), en la boca (bucales) o en las axilas (axilares). Por lo general, la temperatura axilar es la menos precisa de las tres.
  • Termómetros digitales de oído (membrana timpánica). Estos termómetros utilizan un rayo infrarrojo para medir la temperatura dentro del conducto auditivo. Ten en cuenta que el cerumen o un conducto auditivo curvo y pequeño pueden interferir en la precisión de la temperatura del termómetro de oído.
  • Termómetros de arteria temporal. Estos termómetros utilizan un escáner infrarrojo para medir la temperatura de la arteria temporal en la frente. Este tipo de termómetro se puede usar incluso mientras el niño duerme.

No se recomiendan los termómetros digitales en forma de chupete ni las tiras para medir la fiebre.

Consejos de seguridad

Lee detenidamente las instrucciones que vienen en el termómetro. Antes y después de cada uso, limpia la punta del termómetro con alcohol para fricciones, o jabón y agua tibia; luego, enjuaga con agua fría. Si planeas usar un termómetro digital para tomar la temperatura rectal, ten otro termómetro digital para usar por vía oral. Etiqueta cada termómetro y no uses el mismo en ambos lugares.

Por razones de seguridad, y para verificar que el termómetro se mantenga en su lugar, nunca dejes a tu hijo solo mientras le tomas la temperatura.

Pautas según la edad

El mejor tipo de termómetro, o, en algunos casos, el mejor lugar para colocarlo, depende de la edad de tu hijo.

  • Desde el nacimiento hasta los 3 meses. Usa un termómetro digital normal para tomar la temperatura rectal. Investigaciones recientes indican que los termómetros de la arteria temporal también podrían brindar lecturas exactas en recién nacidos.
  • Desde los 3 meses hasta los 4 años. En este período, puedes usar un termómetro digital para tomar la temperatura rectal o axilar, o un termómetro de la arteria temporal. Espera hasta que tu bebé tenga, por lo menos, 6 meses para usar un termómetro digital de oído. Si usas otro tipo de termómetro para tomarle la temperatura a un niño pequeño y dudas de los resultados, toma la temperatura rectal.
  • A partir de los 4 años. Para los 4 años, la mayoría de los niños pueden sostener un termómetro digital debajo de la lengua durante el tiempo breve que demora la lectura de la temperatura oral. También puedes usar un termómetro digital para tomar la temperatura axilar, un termómetro de la arteria temporal o un termómetro digital de oído.

Cómo se hace

  • Temperatura rectal. Enciende el termómetro digital y lubrica la punta con vaselina. Recuesta a tu hijo boca arriba, levántale los muslos e inserta el termómetro lubricado entre 1/2 y 1 pulgada (entre 1,3 y 2,5 centímetros) dentro del recto. No intentes forzar el termómetro si se presenta alguna resistencia. Mantén el termómetro en su lugar hasta que escuches el pitido que indica que ha finalizado. Quita el termómetro y lee el número que aparece en el visor.
  • Temperatura bucal. Enciende el termómetro digital. Coloca la punta del termómetro debajo de la lengua de tu hijo, hacia la parte posterior de la boca y pídele que mantenga los labios cerrados. Quita el termómetro cuando indique que ha finalizado y lee el número que aparece en el visor. Si tu hijo comió o bebió recientemente, espera 15 minutos antes de tomarle la temperatura por boca.
  • Temperatura axilar. Enciende el termómetro digital. Cuando coloques el termómetro debajo de la axila, asegúrate de este toque la piel, y no la ropa. Mantén el termómetro firme en su lugar hasta que escuches el pitido que indica que ha finalizado. Quita el termómetro y lee el número que aparece en el visor.
  • Temperatura del oído. Enciende el termómetro. Coloca con cuidado el termómetro en el oído de tu hijo. Sigue las instrucciones que vienen con el termómetro para asegurarte de insertar el termómetro a la profundidad adecuada en el conducto auditivo. Mantén el termómetro firme en su lugar hasta que escuches el pitido que indica que ha finalizado. Quita el termómetro y lee el número que aparece en el visor.
  • Temperatura de la arteria temporal. Enciende el termómetro. Desliza suavemente el termómetro por la frente de tu hijo. Quita el termómetro y lee el número que aparece en el visor.

Cuando le informes la temperatura al médico de tu hijo, menciona el valor y el método de medición de la temperatura.

Cuándo consultar al médico

La fiebre es un signo frecuente de una enfermedad, pero no necesariamente es algo malo. De hecho, la fiebre parece cumplir un papel importante a la hora de combatir infecciones. Si tu hijo tiene más de 6 meses y bebe una buena cantidad de líquido, duerme bien y sigue jugando, en general, la fiebre no requiere tratamiento.

Si quieres darle a tu hijo un medicamento para tratar la fiebre, usa solo paracetamol/acetaminofeno (Tylenol, otros) hasta los 6 meses. Sin embargo, no les des paracetamol (acetaminofeno) a niños menores de 3 meses sin antes consultar con un médico. Nunca uses más paracetamol (acetaminofeno) que lo que se recomienda en la etiqueta para tu hijo. Ten en cuenta que algunos medicamentos combinados de venta libre podrían contener paracetamol (acetaminofeno) como componente.

Si tu hijo tiene 6 meses o más, también puede tomar ibuprofeno (Advil, Motrin pediátrico, otros). Lee el prospecto con atención para darle la dosis adecuada. No uses aspirina para tratar la fiebre en niños menores de 18 años.

Tu hijo tiene fiebre cuando presenta lo siguiente:

  • Temperatura de la arteria temporal, del oído o del recto de 100,4 °F (38 °C) o superior
  • Temperatura bucal de 100 °F (37,8 °C) o superior
  • Temperatura axilar de 99 °F (37,2 °C) o superior

Ten en cuenta que la temperatura axilar podría no ser precisa. Si tienes dudas sobre la lectura de la temperatura axilar, usa otro método para confirmar los resultados.

En general, debes contactar al médico de tu hijo en los siguientes casos:

  • Si tu hijo tiene menos de 3 meses y tiene una temperatura rectal de 100,4 °F (38 °C) o superior.
  • Si tu hijo tiene entre 3 y 6 meses, tiene una temperatura de hasta 102 °F (38,9 °C) y lo observas inusualmente irritable, aletargado o molesto, o si tiene una temperatura mayor que 102 °F (38,9 °C).
  • Si tu hijo tiene entre 6 y 24 meses y una temperatura mayor que 102 °F (38,9 °C) que dura más de un día, pero no presenta otros síntomas. Si tu hijo tiene otros signos, como resfriado, tos o diarrea, podrías tener que llamar a su médico antes en función de la gravedad.
June 13, 2018 See more In-depth