Los hijos adultos a menudo actúan de cuidadores de sus padres mayores. ¿Estás preparado para este rol?

Los cuidadores deben supervisar la salud y la independencia de sus padres mayores. Comienza por evaluar la situación desde la perspectiva de un cuidador. ¿Están tus padres a salvo en su casa? ¿Qué tan bien se están cuidando tus padres? ¿Cómo está el ánimo de tus padres? ¿Tus padres tienen dificultades para moverse? Habla con tus padres si tienes alguna preocupación sobre su salud o seguridad.

Los cuidadores también deben estar preparados para una emergencia. Haz una lista de los médicos de tus padres, sus alergias, medicamentos, cirugías, información del seguro y otros detalles importantes. Conversa sobre el cuidado a largo plazo, los testamentos en vida y las directivas anticipadas.

Los cuidadores se enfrentan a muchos desafíos. Si es necesario, pide ayuda a otros miembros de la familia o a las agencias locales de servicios sociales.

Aug. 31, 2019