Con frecuencia, los hijos adultos se vuelven cuidadores de los padres que envejecen. ¿Estás preparado para asumir este papel?

Los cuidadores deben vigilar la salud y la independencia de sus pares que envejecen. Comienza por evaluar la situación desde la perspectiva de un cuidador. ¿Tus padres están seguros en su hogar? ¿Se están cuidando bien a sí mismos? ¿Cómo están de ánimo? ¿Están teniendo dificultad para trasladarse de un lugar a otro? Habla con tus padres si tienes cualquier preocupación sobre su salud o su seguridad.

Los cuidadores también deben estar preparados para una emergencia. Haz una lista de los doctores, alergias, medicamentos, cirugías, información sobre seguro y otros detalles de importancia de tus padres. Habla sobre cuidados a largo plazo, testamentos vitales, y directivas anticipadas.

Los cuidadores se enfrentan a múltiples desafíos. Si fuera necesario, pide ayuda de otros miembros de la familia o de las agencias locales para servicios sociales.

Feb. 14, 2019