Enfermedades del corazón en las mujeres: Comprende los síntomas y factores de riesgo

Conocer los síntomas y riesgos exclusivos para las mujeres, así como llevar una dieta saludable para el corazón y hacer ejercicio, pueden protegerte.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Se piensa que las enfermedades cardíacas son un problema mayor para los hombres. Sin embargo, es la causa más común de muerte tanto para mujeres como para hombres en los Estados Unidos. Debido a que algunos síntomas de las enfermedades cardíacas en las mujeres pueden diferir de los de los hombres, es posible que las mujeres no sepan a qué prestar atención.

Síntomas de ataque al corazón en las mujeres

El síntoma más común de ataque cardíaco en las mujeres es el mismo que en los hombres: algún tipo de dolor en el pecho, presión o incomodidad que dura más de unos pocos minutos o aparece y desaparece.

Pero el dolor en el pecho no siempre es intenso y puede incluso no ser el síntoma más perceptible, particularmente en las mujeres. Las mujeres suelen describir el dolor del ataque cardíaco como una presión u opresión. Además, es posible tener un ataque cardíaco sin dolor en el pecho.

Las mujeres son más propensas que los hombres a tener síntomas de ataque cardíaco que no están relacionados con el dolor en el pecho, tales como:

  • Molestias en el cuello, la mandíbula, los hombros o la parte superior del vientre (abdomen)
  • Falta de aire
  • Dolor en uno o ambos brazos
  • Náuseas o vómitos
  • Sudoración
  • Aturdimiento o mareos
  • Cansancio inusual
  • Acidez estomacal (indigestión)

Es posible que estos síntomas sean poco claros y no tan perceptibles como el dolor de pecho opresivo que a menudo se asocia con los ataques cardíacos. Esto puede deberse a que las mujeres tienden a tener obstrucciones no solo en las arterias principales, sino también en las más pequeñas que suministran sangre al corazón, una afección llamada enfermedad cardíaca de vasos sanguíneos pequeños o enfermedad coronaria microvascular.

En comparación con los hombres, las mujeres tienden a tener síntomas más a menudo al estar en reposo, o incluso cuando duermen. El estrés emocional puede desempeñar un papel importante en el desencadenamiento de los síntomas del ataque cardíaco en las mujeres.

Dado que los síntomas del ataque cardíaco en las mujeres pueden ser diferentes a los de los hombres, es posible que a las mujeres se les diagnostique una enfermedad cardíaca con menos frecuencia que a los hombres. Las mujeres son más propensas que los hombres a sufrir un ataque cardíaco sin una obstrucción grave en una arteria (enfermedad coronaria no obstructiva).

Cuándo debes consultar a un médico

Si tienes síntomas de un ataque cardíaco o crees que estás teniendo uno, solicita atención médica de emergencia inmediatamente. No conduzcas tú mismo a la sala de emergencias a menos que no tengas otras opciones.

Factores de riesgo de enfermedades del corazón para las mujeres

Varios factores de riesgo tradicionales para la enfermedad de las arterias coronarias, como el colesterol alto, la presión arterial alta y la obesidad, afectan tanto a las mujeres como a los hombres. Sin embargo, otros factores pueden desempeñar un papel más importante en la aparición de las enfermedades cardíacas en las mujeres.

Los factores de riesgo de la enfermedad cardíaca en las mujeres incluyen los siguientes:

  • Diabetes. Las mujeres con diabetes son más propensas a presentar enfermedades cardíacas que los hombres con diabetes. Además, como la diabetes puede cambiar la forma en que las mujeres sienten el dolor, existe un mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco silencioso, sin síntomas.
  • Estrés emocional y depresión. El estrés y la depresión afectan al corazón de las mujeres más que al de los hombres. La depresión puede hacer que sea difícil mantener un estilo de vida saludable y seguir el tratamiento recomendado para otras afecciones médicas.
  • Fumar. Fumar es un factor de riesgo mayor para las enfermedades cardíacas en las mujeres que en los hombres.
  • Inactividad. La falta de actividad física es un factor de riesgo importante para las enfermedades cardíacas.
  • Menopausia. Los niveles bajos de estrógeno después de la menopausia aumentan el riesgo de presentar enfermedades en los vasos sanguíneos más pequeños.
  • Complicaciones en el embarazo. La presión arterial alta o la diabetes durante el embarazo pueden aumentar el riesgo a largo plazo de la madre de tener presión arterial alta y diabetes. Estas afecciones también hacen que las mujeres sean más propensas a padecer enfermedades cardíacas.
  • Antecedentes familiares de enfermedades cardíacas tempranas. Este parece ser un factor de riesgo mayor en las mujeres que en los hombres.
  • Enfermedades inflamatorias. La artritis reumatoide, el lupus y otras enfermedades inflamatorias pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas tanto en hombres como en mujeres.

Las mujeres de todas las edades deben tomarse en serio las enfermedades cardíacas. Las mujeres menores de 65 años, especialmente aquellas con antecedentes familiares de enfermedades cardíacas, también necesitan prestar mucha atención a los factores de riesgo de las enfermedades cardíacas.

Estilo de vida y remedios caseros

Llevar un estilo de vida saludable puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. Prueba estas estrategias saludables para el corazón:

  • Deja de fumar. Si no fumas, no empieces a hacerlo ahora. Trata de evitar la exposición al humo de segunda mano, que también puede dañar los vasos sanguíneos.
  • Sigue una alimentación saludable. Opta por cereales integrales, frutas y verduras, productos lácteos bajos en grasa o descremados, y carnes magras. Evita las grasas saturadas o trans, los azúcares agregados y cantidades elevadas de sal.
  • Haz ejercicio con regularidad y mantén un peso saludable. Si tienes sobrepeso, incluso bajar algunas libras puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. Pregúntale a tu proveedor de atención médica cuál sería el peso ideal en tu caso.
  • Controla el estrés. El estrés puede causar que tus arterias se tensen, lo cual puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas, especialmente la enfermedad microvascular coronaria. Hacer más ejercicio, practicar la atención plena y conectarte con otras personas en grupos de apoyo son algunas maneras de controlar el estrés.
  • Evita o limita el consumo de alcohol. Si eliges beber alcohol, hazlo con moderación. Para los adultos saludables, beber con moderación significa una bebida al día para las mujeres y hasta dos bebidas al día para los hombres.
  • Sigue tu plan de tratamiento. Toma los medicamentos, como los de la presión arterial, los anticoagulantes y la aspirina, según las indicaciones.
  • Controla otras afecciones médicas. La hipertensión arterial, el colesterol alto y la diabetes aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas.

Ejercicio y salud del corazón

Hacer actividad física regular ayuda a que el corazón se mantenga sano. En general, intenta hacer al menos 30 minutos de ejercicio moderado, como caminar a un ritmo rápido, la mayoría de los días de la semana. Si eso es más de lo que puedes hacer, comienza lentamente y ve aumentando. Incluso cinco minutos al día de ejercicio tienen beneficios para la salud.

Para un mayor estímulo para la salud, trata de hacer unos 60 minutos de ejercicio de moderado a intenso al día, cinco días a la semana. Asimismo, haz ejercicios de fortalecimiento muscular dos o más días a la semana.

Está bien dividir tus entrenamientos en varias sesiones de 10 minutos durante el día. Seguirás recibiendo los mismos beneficios para la salud cardíaca.

El entrenamiento a intervalos, en el que se alternan períodos breves de actividad intensa con intervalos de actividad más ligera, es otra forma de mantener un peso saludable, mejorar la presión arterial y mantener el corazón saludable. Por ejemplo, incluye períodos cortos de trote o caminata rápida en tus caminatas regulares.

Asimismo, puedes agregar ejercicio a tus actividades diarias con estos consejos:

  • Usa las escaleras en lugar de un ascensor.
  • Camina o monta en bicicleta para ir al trabajo o hacer recados.
  • Marcha en el lugar mientras ves la televisión.

Tratamiento de enfermedades cardíacas en las mujeres

En general, el tratamiento de las enfermedades cardíacas en mujeres y hombres es similar. Puede incluir medicamentos, angioplastia y colocación de estents o cirugía de baipás coronario.

Algunas diferencias que se observan en el tratamiento de las enfermedades cardíacas entre hombres y mujeres son las siguientes:

  • Es menos probable que las mujeres reciban tratamiento con aspirina y estatinas para prevenir futuros ataques cardíacos que los hombres. Sin embargo, los estudios muestran que los beneficios son similares en ambos grupos.
  • Es menos probable que las mujeres se sometan a una cirugía de baipás coronario que los hombres, quizás porque padecen menos enfermedades obstructivas o tienen arterias más pequeñas con más enfermedad de vasos pequeños.
  • La rehabilitación cardíaca puede mejorar la salud y contribuir a la recuperación de las enfermedades cardíacas. Sin embargo, las mujeres son menos propensas que los hombres a ser remitidas para rehabilitación cardíaca.
Jan. 20, 2022 See more In-depth

Ver también

  1. Angina de pecho
  2. Dieta Atkins
  3. Desfibriladores externos automáticos: ¿Necesitas un desfibrilador externo automático?
  4. Conceptos básicos de la sangre
  5. Análisis de sangre para diagnosticar una enfermedad cardiaca
  6. Bradicardia
  7. Exámenes para la detección de enfermedades cardíacas genéticas en recién nacidos y atletas
  8. Avances en trasplantes
  9. Mantequilla o margarina
  10. Suplementos de calcio: ¿Un factor de riesgo de ataque cardíaco?
  11. ¿Las vitaminas pueden ayudar a prevenir los ataques cardíacos?
  12. Ablación cardíaca
  13. Infographic: Cardiac Ablation
  14. Amiloidosis cardíaca: opciones de tratamiento
  15. Amiloidosis cardíaca: qué es el amiloide y cómo afecta el corazón
  16. Cateterismo cardíaco
  17. Cardioversión
  18. Terapia de quelación para las enfermedades del corazón: ¿funciona?
  19. Radiografías de tórax
  20. Hemograma completo
  21. Angiografía coronaria
  22. Angioplastia coronaria y stents
  23. Espasmo de la arteria coronaria: ¿Un motivo para preocuparse?
  24. Cirugía de bypass de la arteria coronaria
  25. Tos
  26. Exploración por tomografía computarizada
  27. Terapia con aspirina diaria
  28. Mareos
  29. No te dejes engañar por estos 3 mitos sobre la salud del corazón.
  30. Ecocardiograma
  31. Fracción de eyección: ¿Qué mide?
  32. Electrocardiogram (ECG or EKG)
  33. Trasplante de corazón para tratar la cardiomiopatía dilatada: la historia de Elmo
  34. Disfunción eréctil: ¿Un signo de enfermedad cardíaca?
  35. El ejercicio y las enfermedades crónicas
  36. Ayuno: ¿Puede mejorar la salud del corazón?
  37. Cansancio
  38. La vacuna contra la influenza previene los ataques cardíacos
  39. Vacunas contra la influenza y enfermedad cardíaca
  40. Carne de res alimentada con pastura
  41. Alimentación saludable: De a uno por vez
  42. ¡Un corazón saludable de por vida!
  43. Arritmia cardíaca
  44. Ataque cardíaco
  45. Prevención de los ataques cardíacos: ¿debo evitar el humo de cigarrillo que inhalo de otros fumadores?
  46. Síntomas de ataque cardíaco
  47. El momento del ataque cardíaco
  48. Enfermedad cardíaca
  49. Enfermedad cardíaca y salud bucal
  50. Dieta saludable para el corazón: 8 medidas para evitar enfermedades cardíacas
  51. Soplos cardíacos
  52. Trasplante de corazón
  53. Suplementos a base de hierbas y medicamentos para el corazón
  54. Monitor Holter
  55. Miel: ¿es eficaz para la tos?
  56. Desfibrilador cardioversor implantable
  57. Hinchazón de pierna
  58. Limita las grasas malas de a poco
  59. Dieta mediterránea
  60. Recetas de la dieta mediterránea
  61. Menús para una alimentación saludable para el corazón
  62. ¿Necesitas un refrigerio? ¡Opta por los frutos secos!
  63. AINE: ¿aumentan mi riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular?
  64. Prueba de esfuerzo nuclear
  65. Entumecimiento
  66. Los frutos secos y el corazón: comer frutos secos para la salud del corazón
  67. Omega-3 del pescado
  68. Ácidos grasos omega 6
  69. Infographic: Organ Donation Donate Life
  70. Trasplante de órganos en pacientes altamente sensibilizados
  71. Marcapasos
  72. Derrame pericárdico
  73. Polipíldora: ¿sirve para tratar la enfermedad cardíaca?
  74. Proteínas: fuentes saludables para el corazón
  75. Seudoaneurisma: ¿qué lo causa?
  76. Edema pulmonar
  77. Incorpora pescado a tus menús
  78. Red wine, antioxidants and resveratrol (Vino tinto, antioxidantes y resveratrol)
  79. Dificultad para respirar
  80. Ataque cardíaco asintomático
  81. Riesgos de estar sentado: ¿es perjudicial estar sentado mucho tiempo?
  82. Dieta mediterránea
  83. Recetas con vegetales
  84. Guía a la sal para gourmets
  85. Prevención de enfermedades del corazón
  86. Síntomas de estrés
  87. Prueba de esfuerzo
  88. Taquicardia
  89. El corazón del último de los hermanos
  90. Enfoques integrales para el tratamiento del dolor
  91. Nutrición y dolor
  92. Rehabilitación del dolor
  93. Enfoques de tratamiento del dolor mediante el autocuidado
  94. Grasas trans
  95. Trasplante a un triatleta
  96. Angioplastia coronaria
  97. Video: El corazón y el sistema circulatorio
  98. ¿Qué significa el término “edad del corazón”?
  99. Cereales integrales para un corazón saludable
  100. Infographic: Women and Heart Disease